un héroe cotidiano

El vuelo se retrasó, y esto es lo que hizo el piloto para consolar a los viajeros

Es una opinión generalizada: los retrasos en los aviones son infernales. Pero si el piloto tiene una buena idea y la lleva a cabo puede acabar convirtiéndose en una experiencia genial

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No hay nada que moleste más en esta vida que un vuelo que se retrasa. Quizá llevar durante todo el día una etiqueta en una camiseta que te pica y no puedes cortar, pero pocas cosas más.

En esos momentos en los que estás sentado en tu asiento, pensando en lo injusto que es el mundo, lo único que podría ayudarte a mejorar el día sería, por ejemplo, que el piloto se ofreciera a comprarte una hamburguesa. Pero, un momento, ¿tal cosa es posible?

Un buen gesto

Pues sí, por lo menos ha sucedido ya. Después de más de una demora de dos horas acaecida este lunes, un piloto en un vuelo de Mesa Airlines operado por United Express decidió hacer un poco más agradable la experiencia de los pasajeros comprando un almuerzo para cada viajero en una hamburguesería cercana. Esto sucedió en Estados Unidos y el bonito gesto se ha hecho viral. Ya sabemos por qué dicen eso de que no todos los héroes llevan capa.

El vuelo se retrasó más de cinco horas, pero el piloto compró 70 hamburguesas para hacer la espera mucho más agradable

Un pasajero en el vuelo, Sam Walker, elogió al piloto, identificado como el capitán Matthew Hoshor, en un tuit que se ha vuelto viral. Los representantes de United Airlines respondieron directamente a Walker, diciendo que estaban "contentos de escuchar" que los miembros de la tripulación satisfacían las necesidades de los clientes, informa 'New York Post'.

En total, Hoshor compró 70 hamburguesas de su propio bolsillo, algo que no pasará inadvertido según el presidente y director ejecutivo de la compañía. "Es un gran tipo, estamos muy orgullosos de él. No solo es buena persona sino que también es un piloto excelente, me siento orgulloso como CEO de la compañía y como amigo suyo".

Casi cinco horas después, el vuelo finalmente pudo ponerse en marcha. Un percance que, sin duda, los pasajeros recordarán para siempre, pero probablemente no lo hagan con enfado o resentimiento. Un estómago lleno siempre hace mucho.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios