Es noticia
Menú
Bruselas plantea prohibir más importaciones desde Moscú y propone la 'sanción Schröder'
  1. Mundo
nueva ronda de sanciones

Bruselas plantea prohibir más importaciones desde Moscú y propone la 'sanción Schröder'

La Comisión Europea propone un nuevo paquete de sanciones como respuesta a la escalada de Rusia y a la celebración de los referéndums ilegales en zonas ocupadas

Foto: La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. (EFE/EPA/Stephanie Lecocq)
La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. (EFE/EPA/Stephanie Lecocq)

La convocatoria de una serie de referéndums ilegales en los territorios ucranianos ocupados por el ejército ruso para justificar su anexión a Rusia, que se han celebrado en los últimos días, ya fueron el detonante para que la Unión Europea empezara a mascar y a trabajar en nuevas sanciones contra el Kremlin. Pero el discurso de Vladímir Putin anunciando la movilización parcial y amenazando con el uso de armas nucleares el miércoles pasado fue la gota que colmó el vaso y lo que ha acelerado todo el trabajo.

Ahora, una semana después, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, junto a Josep Borrell, alto representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad, han anunciado el nuevo paquete que se ha estado perfilando en los últimos días. “Estamos determinados a hacer pagar al Kremlin por esta nueva escalada”, ha subrayado la presidenta del Ejecutivo comunitario. Sobre los referéndums ilegales, el jefe de la diplomacia europea ha señalado que Moscú “está siguiendo el guion que ya se vio en Georgia en 2008 y en Crimea en 2014”.

Foto: El presidente ruso, Vladímir Putin, en un momento del discurso. (Kremlin)

Una de las principales medidas consiste en implementar un límite sobre el precio del petróleo ruso, reflejando así el acuerdo alcanzado ya en el G7. A ello hay que sumar que la Unión Europea ya aprobó un embargo a la importación de petróleo ruso por vía marítima a partir de principios de diciembre, por lo que este tope no se aplica a las importaciones de los Veintisiete, sino a la que puedan hacer países terceros que “todavía necesitan suministros de petróleo ruso”, pero que con esa medida coordinada con el G7 podrán obtenerlo “a precios bajos”, lo que “ayudará a reducir los ingresos de Rusia y mantendrá estables los mercados mundiales de energía”, ha señalado la alemana.

Por otro lado, la Comisión propone que los ciudadanos de la Unión no puedan formar parte de las directivas de las empresas estatales rusas, una medida que podría tener nombre y apellido, Gerhard Schröder, el antiguo canciller alemán que acabó a sueldo de Gazprom. Además, el Ejecutivo comunitario ha propuesto ampliar la lista de bienes que no se pueden exportar a Rusia por considerar que pueden ayudar al esfuerzo de guerra de Putin, especialmente materiales de aviación, electrónica y sustancias químicas, así como aumentar la lista de productos vetados a la importación desde Moscú, lo que, según los cálculos de la Comisión Europea, impedirá que empresas rusas ingresen 7.000 millones de euros.

Foto: El excanciller de Alemania Gerhard Schröder. (Getty/Sean Gallup)

El Ejecutivo comunitario también ha anunciado una propuesta para poder sancionar a las personas que ayudan a eludir las sanciones a Rusia, como, por ejemplo, un tercero que compra un bien a la Unión que esta ha prohibido exportar al mercado ruso, y este tercer actor acto seguido se lo vende a Moscú. Von der Leyen espera que esta medida tenga “un gran efecto disuasorio”.

Además, la propuesta de Bruselas incluye aumentar la lista de personas sancionadas con la congelación de sus activos en la Unión y una prohibición de viajes al territorio europeo. Según ha explicado Borrell, se incluirá a personas que han participado en la organización de los falsos referéndums en los territorios ocupados, así como a los representantes del Kremlin en Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. La lista también incluirá a altos cargos del Ejército ruso y del Ministerio de Defensa.

La Comisión Europea, finalmente, no ha incluido la idea de imponer sanciones sobre la energía nuclear rusa, algo que había estado circulando en los últimos días por la capital comunitaria. Hungría se oponía frontalmente a esta medida. De hecho, Budapest tiene un acuerdo con la compañía estatal rusa Rosatom para la construcción de nuevos reactores nucleares en la central de Paks, al sur de la capital.

Aprobar las sanciones

Las sanciones requieren de unanimidad, por lo que cualquier Estado miembro puede vetar su aprobación y el temor a una resistencia por parte de algunos Estados miembros está ahí. Este martes, pocas horas antes del anuncio del nuevo paquete, Zoltan Kovacs, portavoz del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, culpaba a las sanciones europeas del aumento de los precios de la energía. “Está claro que las sanciones han contribuido al aumento de los precios. Si se levantaran las sanciones, los precios caerían drásticamente y la inflación se reduciría a la mitad”, escribió en redes sociales, añadiendo que “ha quedado claro que las sanciones que se han introducido están haciendo más daño a Europa que a Rusia”.

En Bruselas tienen claro que las medidas contra el Kremlin no están detrás de la escalada de los precios de la energía, más allá del hecho de que Putin esté utilizando lo que denominan chantaje energético” como respuesta a las sanciones, pero son conscientes de que ese argumento está echando raíces y que, detrás de ciertas manifestaciones que se han visto en las últimas semanas en República Checa o Eslovaquia, se encuentra ese mismo argumento.

*Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí

La convocatoria de una serie de referéndums ilegales en los territorios ucranianos ocupados por el ejército ruso para justificar su anexión a Rusia, que se han celebrado en los últimos días, ya fueron el detonante para que la Unión Europea empezara a mascar y a trabajar en nuevas sanciones contra el Kremlin. Pero el discurso de Vladímir Putin anunciando la movilización parcial y amenazando con el uso de armas nucleares el miércoles pasado fue la gota que colmó el vaso y lo que ha acelerado todo el trabajo.

Petróleo Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda