G7, G20, G77... ¿Qué son las cumbres 'G' y qué papel juegan en la geopolítica?
  1. Mundo
Foros de deliberación internacional

G7, G20, G77... ¿Qué son las cumbres 'G' y qué papel juegan en la geopolítica?

Los grupos 'G' no son instituciones donde se tomen decisiones vinculantes, sino espacios para fijar objetivos comunes y aunar posiciones entre países con intereses compartidos

placeholder Foto: Reunión del G20 en 2017. (Reuters)
Reunión del G20 en 2017. (Reuters)

Las cumbres 'G' son los principales foros internacionales de cooperación política y económica. La 'G' es una abreviatura de la palabra grupo, por lo que existen tantos ejemplos como intereses conjuntos hay en el mundo: desde el G7, que reúne a siete de los principales países con más peso en el tablero geopolítico, hasta el G77, conferencia formada por las naciones en vías de desarrollo para que no solo las grandes potencias determinen el devenir de la humanidad.

En cualquier caso, estos grupos no son instituciones donde se tomen decisiones vinculantes, sino que su papel es el de fijar objetivos comunes y aunar posiciones entre diferentes países que, aunque puedan contar con gobiernos de distinto signo político, comparten una serie de valores, como pueden ser el respeto al derecho internacional, la promoción de la democracia o la protección de los derechos humanos. Bajo este marco común se busca hacer frente a los retos que presenta la globalización.

¿Cuáles son las principales cumbres 'G' y qué países forman parte de ellas?

G7, el club de Occidente... sin Rusia

El G7 o Grupo de los Siete es un encuentro informal que se celebra cada año entre jefes de Estado y de Gobierno de las principales economías capitalistas: Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá. Sus miembros suman el 58% de la riqueza neta mundial y más del 46% del producto interior bruto (PIB), pese a que entre todos acogen a apenas el 10% de la población. La Unión Europea, como bloque, también participa en el G7, representada por el presidente del Consejo Europeo y el presidente de la Comisión Europea.

La cumbre nació tras la crisis del petróleo de 1973 y reunió, a petición del secretario del Tesoro estadounidense, George Shultz, a los ministros de Finanzas de Estados Unidos, Alemania Occidental, Francia, Japón y Reino Unido. En 1975, se unió Italia; y en 1977, Canadá. Pasó a denominarse G8 a partir de 1997, cuando Rusia asistió por primera vez en calidad de socio, aunque no como miembro de pleno derecho. De ahí que en algunos titulares se optara por la fórmula G7+Rusia. El gigante euroasiático jugó un papel secundario por no pertenecer a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y fue expulsado de la cumbre en marzo de 2014 como represalia por la adhesión de Crimea.

Foto: La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. (EFE)

La presidencia del G7 se ejerce por turnos anuales en el siguiente orden: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Japón, Italia, Canadá y Francia. El país que asume la presidencia se encarga de organizar y acoger la cumbre, así como de convocar reuniones previas de ministros, altos funcionarios y expertos. La presidencia también se encarga de la comunicación en nombre del G7 y de las relaciones con los países no miembros, las organizaciones internacionales, las ONG y la sociedad civil.

G20, el foro de las potencias industriales

El G20 es el mayor espacio de deliberación política y económica mundial en la actualidad. Reúne, como mínimo una vez al año, a gobernantes y líderes de bancos centrales de los principales países industrializados y emergentes: los siete miembros del G7 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) más la Unión Europea en su conjunto, Rusia, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía. España no es miembro, pero se considera invitado permanente. Estos países suman el 90% del PIB mundial, el 80% del comercio y dos tercios de la población.

Surgió en 1999 para dar respuesta a la crisis financiera de finales de los 90; motivado, además, por la idea de incluir en los espacios de debate a las economías pujantes que quedaban fuera del G8. Desde su primera reunión, celebrada en Berlín, el G20 se ha encaminado a mejorar las políticas de crecimiento, la gestión de crisis financieras y la reducción de los abusos y actividades ilícitas en el sistema financiero. También ha abordado las mejoras en la transparencia y el intercambio de datos entre países para combatir la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

placeholder Las manifestaciones antiglobalización son habituales durante las cumbres del G20. (EFE)
Las manifestaciones antiglobalización son habituales durante las cumbres del G20. (EFE)

La presidencia rota anualmente y la conferencia se celebra en el país que la ostenta en ese momento. Desde 2010, para elegir quién presidirá la cumbre se sigue un sistema que consiste en agrupar a los países en cinco bloques, de tal manera que cada año deberá presidirla un país de cada bloque. La 'troika', formada por el país que presidió el G20 el año anterior, el que ejerce la presidencia durante el año en curso y el que lo hará el año que viene, se encarga de garantizar la continuidad del debate.

G77, la respuesta de los más débiles

El G77 es una cumbre anual que busca la cooperación entre los países en vías de desarrollo y subdesarrollados. Como su propio nombre indica, en un principio aglutinaba a 77 países de África, Asia y América Latina que formaban parte del movimiento de países no alineados durante la Guerra Fría, pero el número se ha ampliado hasta los 134 miembros. Su papel de contrapeso a las decisiones de las grandes potencias se ha visto reducido en las últimas décadas, sobre todo teniendo en cuenta que sus dos principales componentes, China e India, también forman parte del G20.

La iniciativa se creó en 1964 como mecanismo de apoyo mutuo entre los países del sur global en las deliberaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Su primera cumbre se celebró en Argelia, en 1967, y desde entonces ha servido para promover intereses compartidos sobre el comercio, la industria o la agricultura, entre otros campos. En 1988, el grupo adoptó un acuerdo que contempla ventajas comerciales entre los países en vías de desarrollo.

El G77 elige cada año a un presidente, encargado de velar por los intereses de todos los integrantes y coordinar las reuniones. La idea es que cada año pertenezca a una región distinta. Por lo demás, las principales decisiones se toman en una reunión de ministros que se celebra anualmente en Nueva York y estas se transmiten a las delegaciones regionales. Además, se organizan otras reuniones sobre temas más específicos para las que no se requiere la participación de los 134 miembros.

G10, el grupo de los prestamistas

El G10 es el grupo formado por los países que pueden aportar dinero para los préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI), en caso de que sus recursos no se consideren suficientes para satisfacer las necesidades globales. Está formado por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Bélgica, Países Bajos, Suecia, Suiza y Japón, cuyos ministros de Finanzas se reúnen una vez al año con los gobernadores de los bancos centrales y representantes del FMI y el Banco Mundial.

Los miembros del Grupo de los Diez son los países que firmaron en 1962 el Acuerdo General de Préstamos (GAB, por sus siglas en inglés), por el cual se comprometían a aumentar la financiación de los préstamos del FMI. A estos se sumó, en 1964, Suiza. Su papel pasa por suministrar préstamos adicionales al FMI y participar en la toma de decisiones en materia crediticia. Por ejemplo, en 1971 se firmó el Acuerdo de Smithsonian, que reemplazó el tipo de cambio fijo mundial (el valor de una moneda se ajusta a una divisa de referencia o a un patrón como el oro) por el tipo de cambio flotante (el valor de la moneda lo fija el mercado, sin la intervención de las autoridades monetarias).

Foto:  Harry D. White, en un montaje. (E. Villarino)

Desde 1963, los gobernadores de los bancos centrales del G10 se reúnen coincidiendo con las reuniones del Banco de Pagos Internacionales (BPI). Además, cuenta con comisiones permanentes que mantienen en contacto a los principales prestamistas del mundo. Aparte del FMI y el BPI, la Comisión Europea (CE) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ejercen de observadores oficiales de las actividades del G10.

G20
El redactor recomienda