Abre "puertas de oro" a privilegiados

Residencia a cambio de inversión: Bruselas alerta a España y otros por las ‘visas de oro’

La Comisión Europea publica el primer informe sobre la compra de ciudadanía vía inversión. Para Bruselas supone “abrir puertas de oro a Europa a privilegiados”

Foto: Control automático de pasaportes para los ciudadanos de la UE en el aeropuerto de Düsseldorf. (EFE)
Control automático de pasaportes para los ciudadanos de la UE en el aeropuerto de Düsseldorf. (EFE)

El trato es sencillo: a cambio de una inversión con muchos ceros en el país, el Estado miembro otorga un “pasaportes de oro” o una “visa de oro” a la persona que amablemente se haya rascado el bolsillo. Esta práctica ha sido más que común en la Unión Europea durante los últimos años, y este miércoles Bruselas ha querido empezar a poner freno a los abusos.

La Comisión Europea ha hecho público un informe sobre el llamado “esquema de inversión”, una forma de poner nombre a la compra de ciudadanía a través de inversiones. Para Vera Jourová, comisaria de Justicia, esto supone “abrir puertas de oro a Europa a privilegiados”. Y mucho más que eso: allanar el camino al crimen.

En su informe el Ejecutivo comunitario divide esta práctica en dos niveles. Por un lado los “pasaportes de oro”, que permiten la naturalización de un inversor como un ciudadano más de un Estado miembro a cambio de una inversión que suele ser de entre 800.000 y dos millones de euros. Solo tres Estados miembros llevan tan lejos el “esquema de inversión”: Malta, Chipre y Bulgaria, que no establecen ninguna obligación de que el beneficiario resida de ninguna forma en el país. “Intentamos reforzar nuestra lucha contra el crimen, no podemos tener puntos débiles, y aquí vemos uno”, señala Jourová.

Para Bruselas este sistema supone “abrir puertas de oro a Europa a privilegiados”

“Una vez un país vende su ciudadanía está vendiendo la ciudadanía de la UE, así que en la práctica está vendiendo algo que no tiene”, ha señalado Jourová durante una rueda de prensa en la que ha insistido que aunque la Comisión Europea no tiene “la posibilidad de prohibir este esquema” no pueden “no hacer nada”.

La comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, en una rueda de prensa el pasado 10 de diciembre de 2018. (EFE)
La comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, en una rueda de prensa el pasado 10 de diciembre de 2018. (EFE)

Responsabilidad compartida

El siguiente nivel son las llamadas “visas de oro”, que también son comunes en Malta, Chipre y Bulgaria, pero que también se encuentran en España, Croacia, Chequia, Estonia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Eslovaquia y el Reino Unido.

Estas visas son más limitadas que los “pasaportes de oro”. Lo que permiten a quien la recibe es residir en el Estado miembro que lo ofrece, pero no en ningún otro país de la UE, aunque sí permite moverse libremente por la zona Schengen durante 90 días.

Pero aunque la UE no pueda hacer nada, sí que hay una responsabilidad compartida, porque una vez una persona obtiene la ciudadanía o la residencia en un Estado miembro gana una serie de derechos que se aplican a todo el bloque comunitario. Por eso Bruselas propone establecer un grupo de expertos que antes de diciembre ofrezca un resultado en forma de guías que ayuden a establecer un sistema de que cumpla totalmente con las normas europeas.

Dimitris Avramopoulos, comisario europeo de Migración, Asuntos Internos y Ciudadanía, ha señalado que “hay una clara falta de transparencia”, además de crear un problema de seguridad. El griego ha pedido a los Estados miembros que “asuman sus responsabilidades y que aseguren que cumplen el derecho europeo ye viten cualquier abuso”.

El comisario asegura que ya que los que reciben la visa de oro pueden moverse libremente por la zona Schengen es necesario utilizar “unos chequeos de seguridad acordados comúnmente” que, de hecho, ya existen, como el sistema de información Schengen o el Sistema de Información de Vida. “Los Estados miembros deben asegurar que sus sistemas de inversión no minan y ponen en riesgo estos esfuerzos de seguridad”, ha asegurado el Ejecutivo comunitario.

Bruselas también pide a las capitales que se aseguren de que los fondos utilizados por el inversor para obtener tanto la “visa de oro” como el “pasaporte de oro” cumplen con los requisitos de las normas europeas anti-blanqueo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios