caso khashoggi

"Tal vez lo sabía, tal vez no": Trump protege al heredero de Arabia Saudí frente a la CIA

El presidente estadounidense da a entender que no castigará al Reino ni a Mohamed Bin Salman por el asesinato de Jamal Khashoggi, pese a las conclusiones de los servicios de inteligencia

Foto: Donald Trump con el príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salmán, en marzo de 2018. (Reuters)
Donald Trump con el príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salmán, en marzo de 2018. (Reuters)

El rey Salman y el príncipe heredero, Mohamed Bin Salman, son una "línea roja" para Arabia Saudí. Es la advertencia lanzada por el Reino poco antes de la publicación del informe estadounidense sobre el asesinato de Khashoggi. Riad rechazó de esta forma cualquier implicación del heredero de la corona en el asesinato, a pesar de que la CIA haya concluido que Bin Salman ordenó el asesinato del periodista en el consulado saudí en Estambul.

A pesar de ello, el presidente Donald Trump parece más preocupado en proteger al heredero saudí -y salvar así las relaciones con el Reino- que en llegar al fondo de la cuestión. "Nuestras agencias de inteligencia siguen analizando toda la información, pero perfectamente podría ser que el Príncipe Heredero tuviese conocimiento de este trágico evento. ¡Tal vez sí, tal vez no!", ha afirmado hoy en un comunicado. "Dicho esto, podríamos no llegar a conocer nunca todos los hechos que rodean el asesinato de Jamal Khashoggi. En cualquier caso, nuestra relación es con el Reino de Arabia Saudí. Han sido un gran aliado en nuestra lucha tan importante contra Irán", ha declarado.

El comunicado parece indicar que la Casa Blanca no tomará acciones de represalia importantes contra Bin Salman, su familia o su país. Trump, de hecho, se reunirá con el heredero saudí la semana que viene durante la cumbre del G20 en Argentina.

La posición del presidente ha molestado incluso a miembros de su propio partido. "Nunca creí que vería el día en el que la Casa Blanca se convertiría en una firma de relaciones públicas para el príncipe heredero de Arabia Saudí", ha tuiteado el senador republicano Bob Corker, líder del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. "Me preocupa nuestra posición en el mundo y lo que esto dice sobre Estados Unidos. Desde el principio hemos sido un país fundado sobre los importantes principios de la libertad y el estado de derecho. La Declaración de Independencia marca el camino. Y no creo que queramos revertir o romper con eso porque Arabia Saudí haya asesinado a alguien", ha declarado el congresista por Florida Francis Rooney.

Según el diario 'The Washington Post', la agencia estadounidense analizó una llamada que Khalid bin Salmán, hermano del príncipe heredero y embajador saudí en EEUU, hizo a Khashogghi diciéndole que debía viajar a la ciudad turca para llevar a cabo unos trámites para casarse con su prometida turca y garantizándole su seguridad. Dicha llamada, interceptada por los servicios de Inteligencia, no demuestra que Khalid conociera el plan criminal, pero la CIA apunta a que la realizó por orden de Bin Salman.

La revelación supone el mayor golpe hasta la fecha para el heredero de Arabia, aunque Donald Trump se haya negado a escuchar la grabación del asesinato del periodista crítico -"No hay motivo", dijo- y otorgue más credibilidad a Mohamed Bin Salman que a sus propios servicios de inteligencia. El presidente aseguró el sábado, tras conversar con la directora de la CIA, Gina Haspel, que la agencia aún no había realizado ninguna evaluación de las pruebas.

Protestas por el asesinato de Jamal Khashoggi frente a la Embajada saudí en Londres. (Reuters)
Protestas por el asesinato de Jamal Khashoggi frente a la Embajada saudí en Londres. (Reuters)

"Ahora pagarás, traidor"

Pese a ello, el Departamento del Tesoro cree tener pruebas suficientes de la culpabilidad de los 17 ciudadanos saudíes presuntamente envueltos en el crimen, contra quienes impuso sanciones el pasado jueves. "Estos individuos, que atacaron y asesinaron brutalmente a un periodista que residía y trabajaba en Estados Unidos, deben enfrentarse a consecuencias por sus acciones", declaró entonces el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

Los registros de audio en poder del Gobierno turco que Trump se ha negado a escuchar demuestran que los agentes saudíes implicados en el asesinato apalearon y torturaron durante cuatro minutos a Khashoggi antes de matarlo. Según el diario 'Habertürk', las autoridades turcas han podido identificar las voces de siete saudíes, aparte del propio Khashoggi, entre ellos el cónsul, Mohamed Otaibi, y Maher Abdelaziz Mutreb, uno de los acompañantes habituales del heredero saudí en sus viajes al extranjero. Diversas imágenes muestran que viajó con Bin Salman al menos en tres ocasiones desde marzo de 2018, lo que sugiere que ocuparía una posición relevante en el equipo de seguridad del príncipe.

Según el citado diario, que cita fuentes anónimas del Gobierno turco, Mutreb dirige a Khashoggi las palabras: "Ahora pagarás, traidor". Las grabaciones recogen también 19 llamadas telefónicas a Arabia Saudí, de las que cuatro son con Saud al Qahtani, uno de los asesores más próximos a Bin Salmán.

La Fiscalía saudí acusó la semana pasada al subdirector de los servicios secretos, Ahmad Asiry, de organizar la operación, que tenía como objetivo "devolver" a Khashoggi a su país, y aseguró que la orden del asesinato partió del jefe de la delegación enviada a Turquía, cuyo nombre no citó. El fiscal general, Saud al Moyeb, presentó cargos contra once sospechosos de participar en la operación y pidió la pena capital para cinco de ellos, que confesaron haber participado en el asesinato.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios