recomendaciones del comité asesor a may

El comité de inmigración elimina las preferencias a los comunitarios tras el Brexit

Un informe que marcará la nueva ley de migración apuesta por no dar un trato preferencial a los comunitarios. Podría tensar aún más las ya de por sí complicadas negociaciones con la UE

Foto: Manifestantes contrarios al Brexit protestan ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)
Manifestantes contrarios al Brexit protestan ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)

Los trabajadores de la UE no deberían tener preferencia ante los no comunitarios para entrar al mercado laboral británico tras el Brexit. Ésta es la recomendación que el Comité Asesor de Migración ha realizado al Ejecutivo de Theresa May en un informe que se tendrá en gran consideración a la hora de redactar la nueva ley de migración que se deberá aprobar de cara al histórico divorcio con el bloque, fijado para el 29 de marzo de 2019.

El Comité propone eliminar el límite de los permisos para los trabajadores altamente cualificados –actualmente es de 20.700 cada año para los no pertenecientes a la UE-. Sin embargo, apuesta por un sistema de estilo canadiense con “un enfoque abierto y acogedor, pero sin acuerdo de libre circulación o preferencial con ningún otro país”.

El comité fue creado en julio de 2017 por la entonces ministra del Interior Amber Rudd para que investigara el impacto de la migración del Espacio Económico Europeo y tras más de un año entrevistando a más de 400 empresas, organismos industriales y departamentos gubernamentales, el grupo de expertos ha publicado un documento con 14 propuestas, entre las que se incluyen favorecer a los trabajadores más cualificados y abandonar esquemas de migración específicos para cada sector, excepto posiblemente uno para proporcionar mano de obra estacional en la agricultura.

El informe también afecta al mundo académico. El comité sostiene que no debería haber un tope para el número de estudiantes internacionales ya que “aportan claros beneficios a todo el Reino Unido”. En cualquier caso, puntualiza que si el Ejecutivo está decidido a reducir la migración neta por debajo de los 100.000, los estudiantes no deberían estar excluidos, tal y como piden las universidades.

Según las últimas cifras oficiales, la migración neta referente a la UE (diferencia entre los que se van y llegan al Reino Unido en un año) se encuentra en su nivel más bajo desde 2012. El número de comunitarios que vienen a suelo británico “en busca de trabajo” ha disminuido en un tercio (33%) -de 55.000 a 37.000- en el último año. En general, la migración neta fue de 282.000. El Partido Conservador lleva años prometiendo reducirla a decenas de miles, pero el objetivo, según los expertos, se antoja complejo.

La oposición laborista de Jeremy Corbyn ha respaldado el informe asegurando que se debe “poner fin a la discriminación” contra los inmigrantes no pertenecientes a la UE. Por su parte, el Ejecutivo de May ha dicho que “considerará cuidadosamente” las propuestas del Comité. Aunque el hecho de no dar un trato preferencial a los comunitarios podría tensar aún más las ya de por sí complicadas negociaciones con la UE, que a finales de este año deberían alcanzar un acuerdo de salida.

El informe del Comité sale a la luz tan sólo un día después de que actual titular de Interior, Sajid Javid, sugiriera que quiere introducir límites y visados para los ciudadanos de la UE después del Brexit.

El ministro mostró su intención de copiar el actual sistema de migración existente para los no comunitarios y aplicarlo a los europeos que tengan intención de trasladarse al Reino Unido después de diciembre de 2020, cuando termina el periodo transitorio que se aplicará -sólo si Londres y Bruselas lleguen a un acuerdo de salida- para facilitar, sobre todo a los negocios, acomodarse a la nueva situación.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios