mediante un PROGRAMA PILOTO

Londres registra a miles de europeos para probar el sistema de inmigración pos-Brexit

Cerca de 4.000 europeos ya pueden comenzar a tramitar sus peticiones para recibir el estatus de asentados permanentes en el Reino Unido

Foto: Una protesta anti-Brexit frente al Palacio de Westminster, en Londres. (EFE)
Una protesta anti-Brexit frente al Palacio de Westminster, en Londres. (EFE)

Programa piloto para poner a prueba el sistema de inmigración que el Gobierno de Theresa May espera tener listo a finales de año. El Reino Unido comenzó este martes a registrar a miles de ciudadanos comunitarios que quieren permanecer en territorio británico tras el Brexit. Cerca de 4.000 europeos ya pueden comenzar a tramitar sus peticiones para recibir el estatus de asentados permanentes en el Reino Unido, un proceso que en los próximos meses se espera que esté abierto para los más de tres millones de comunitarios que residen actualmente en el país.

En esta fase de pruebas pueden participar los trabajadores europeos vinculados a 12 centros de salud públicos del noroeste de Inglaterra, así como los estudiantes y los trabajadores de tres universidades de Liverpool (norte de Inglaterra).

Aquellas personas que pidan permiso para seguir en el país después de la salida británica de la Unión Europea (UE) deben concertar cita con un representante de Interior que las guiará en el proceso. Cuando el sistema se abra al público en general, el Gobierno prevé que todo el proceso se llevará a cabo a través de internet, sin necesidad de pedir cita. El Ejecutivo británico ha indicado que otorgará permiso indefinido de residencia y trabajo a los ciudadanos comunitarios y sus familiares que hayan vivido en el Reino Unido durante cinco años al término de 2020.

Pueden participar trabajadores europeos vinculados a 12 centros de salud públicos y los estudiantes y trabajadores de tres universidades de Liverpool

Los comunitarios que inicien los trámites para recibir el estatus de asentado permanente en el Reino Unido deben mostrar un documento de identidad, declarar sus antecedentes penales y entregar una fotografía, así como abonar 65 libras (72 euros) los adultos y 32,5 libras (36 euros) los menores de 16 años. "Hemos hecho grandes progresos en la implementación del sistema de asentamiento de los europeos, que facilitará a los ciudadanos comunitarios obtener el estatus que necesitan", afirmó en un comunicado la secretaria de Estado de Inmigración, Caroline Nokes.

Hasta un millón de comunitarios se han planteado abandonar el Reino Unido debido a las consecuencias directas e indirectas del Brexit, cifra que representa más de un 3% de toda la fuerza laboral del país, según una encuesta de KPMG difundida a finales del pasado año. Cuanto mayor es el nivel de formación de los encuestados, más profunda es la convicción de dejar el Reino Unido.

El número de ciudadanos provenientes de la UE que abandonaron el país en los 12 meses previos a septiembre de 2017 fue de 130.000, la cifra más alta desde 2008, según la Oficina Nacional de Estadística (ONS). La migración neta —aquellos que entran al país por más de un año y los que salen— cayó en 29.000 personas, para situarse en 244.000. Una cifra que aún está muy lejos del objetivo que se ha marcado el Gobierno de reducirla a menos de 100.000, una meta presente en los manifiestos de los 'tories' para las elecciones de 2010, 2015 y 2017.

Francia se prepara para una ruptura sin acuerdo

Mientras, siguen las dudas sobre una salida de la UE pactada. Después de que el Partido Laborista haya advertido del riesgo de que se produzca un “vacío legal insostenible” si Reino Unido abandona la UE sin un acuerdo, llega el turno del Gobierno francés. El primer ministro, Edouard Philippe, ha instado a los miembros de su Ejecutivo a que se preparen para el peor de los escenarios. Según un comunicado, Philippe demandó "medidas de contingencia necesarias en cada área para atenuar las dificultades asociadas a ese inédito desafío" que supondría una ruptura sin acuerdo de salida.

Para estar listo ante cualquier desenlace, el Ejecutivo presentará las próximas semanas un proyecto de ley que busca, entre otros aspectos, facilitar la estancia de británicos ya instalados en Francia y promover la mayor fluidez posible entre las fronteras de ambos países, separados por el Canal de la Mancha.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios