EL FUTURO DE LOS 200.000 ESPAÑOLES

Ya es oficial: así podrás tener la residencia permanente en Reino Unido tras el Brexit

Desde que triunfó el Brexit se ha especulado mucho sobre el futuro de los tres millones de comunitarios que residen en suelo británico, entre ellos alrededor de 200.000 españoles

Foto: Manifestantes contrarios al Brexit durante una protesta ante el Parlamento británico, en Londres, el 16 de abril de 2018. (Reuters)
Manifestantes contrarios al Brexit durante una protesta ante el Parlamento británico, en Londres, el 16 de abril de 2018. (Reuters)

Moneda de cambio, “niños” atrapados en un divorcio nada amistoso… Desde que se conoció el triunfo del Brexit en junio de 2016, se ha especulado mucho sobre el futuro que depara ahora a los más de tres millones de comunitarios que residen actualmente en suelo británico, entre ellos alrededor de 200.000 españoles. Aquellos que han querido regular su situación se habían topado hasta ahora con un tortuoso documento de 85 páginas. Y en muchas ocasiones, los solicitantes recibían, por error, cartas ordenándoles abandonar el territorio británico, lo que generaba aún más confusión.

“Sé que nuestro país sería más pobre si os marcharais y quiero que os quedéis”, comentaba la premier Theresa May el año pasado. Sin embargo, no ha sido hasta este jueves cuando el Ejecutivo ha publicado una “Declaración de Intenciones” (SOI, por sus siglas en inglés), donde se detalla cuál será la situación de los europeos una vez se materialice el divorcio con el bloque el 29 de marzo de 2019. En cualquier caso, sigue habiendo una pregunta para la que nadie tiene aún respuesta: ¿Qué pasa si al final no hay acuerdo de salida con Bruselas?

De momento, esta es la hoja de ruta:

¿Cómo es el proceso para conseguir la residencia y quién puede solicitarlo?

Todo el proceso será online. Los comunitarios que lleven cinco años residiendo en el Reino Unido deberán facilitar tan sólo tres datos: nombre, dirección y demostrar que no tienen antecedentes penales graves. “No vamos a rechazar solicitudes por una multa de tráfico”, explicaba este lunes el ministro del Interior Sajid Javid ante un comité de los Lores. Las solicitudes costarán 65 libras para para adultos (alrededor de 74 euros) y 32.50 libras para niños (alrededor de 37 euros).

Aquellos que ya solicitaron la residencia con el antiguo proceso, tendrán que volver a hacerlo con el nuevo, pero no deberán pagar nada. Si todo está en orden, en dos o tres semanas llegará el “estatus de asentado” para poder permanecer de manera ilimitada en el país tras el Brexit. La mayoría de los demandantes no tendrá que agregar ninguna documentación extra porque las respuestas que aporten serán contrastadas con la información almacenada en las bases de datos del Gobierno. “No buscamos excusas para no conceder estos estatus. Deberá haber una muy buena razón por la que no lo obtengas”, señala el titular de Interior.

¿Cómo puedo demostrar la residencia?

Para obtener el estatus no será necesario estar trabajando o estudiando, simplemente residir en el Reino Unido. Se considerará que alguien ha vivido de forma permanente durante ese tiempo si no ha viajado al extranjero durante más de seis meses en un periodo de un año. Las pruebas de residencia que se podrán aportar van desde contratos de alquiler, facturas de teléfonos móviles, cuentas bancarias…

¿Qué ocurre para aquellos que no llevan aún cinco años?

Tras el Brexit -29 de marzo de 2019- existirá un periodo transitorio en el que todo seguirá exactamente igual (es decir, habrá libertad de movimiento). Este tiempo de transición durará hasta el 31 de diciembre de 2020. El periodo para contabilizar los cincos años de residencia -tanto para los comunitarios como para los miembros de la familia que sean de la UE- terminará ese mismo día, el 31 de diciembre de 2020. Aquellos que hayan llegado antes de esa fecha, pero que no tengan cinco años de residencia, podrán quedarse en el país y cuando lleguen a los cinco años, podrán solicitar el permiso de residencia.

¿Quién está obligado a solicitar el permiso de residencia?

El permiso de residencia lo deben solicitar los 3.3 millones de comunitarios que residen ahora en Reino Unido (aunque se estima que sean más porque no todos están registrados en sus respectivos cónsul) así como los ciudadanos de Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega. Por su parte, los irlandeses no están obligados a solicitar un estado de residencia, pero pueden hacerlo si lo desean.

La 'premier' Theresa May durante una ceremonia en Loughborough. (Reuters)
La 'premier' Theresa May durante una ceremonia en Loughborough. (Reuters)

¿Cuándo estará el sistema disponible?

El Gobierno espera comenzar las pruebas a finales de agosto, para que pueda comenzarse a utilizar en otoño. Es muy posible que se establezca un orden por países para que sea manera escalonada y evitar que el sistema colapse. El Ejecutivo quiere que el sistema esté en pleno rendimiento para comienzos de 2019.

¿Se podrá hacer desde el teléfono?

La aplicación será online a través de la página del Ejecutivo (GOV.UK) o de una aplicación para el teléfono móvil. Se ofrecerá ayudas a aquellos que no tengan acceso a plataformas digitales. Interior destaca que se trata de un procedimiento “rápido y sencillo” que estará disponible en los 23 idiomas que se hablan en la Unión Europea.

¿Qué derechos tendrán los comunitarios con permiso de residencia?

En junio de 2017, Theresa May anunció que serán tratados “como si fueran ciudadanos británicos” en cuanto a asistencia sanitaria, educación, prestaciones sociales y pensiones. Aunque no podrán votar en elecciones generales.

¿Qué pasa si finalmente no hay acuerdo de divorcio con Bruselas?

Nadie tiene respuesta para esta pregunta. Cuando se plantea, el Gobierno asegura que “espera llegar a un acuerdo de salida”. Pero si finalmente las negociaciones descarrilan, no hay de momento plan B.

¿Qué pasará con los ciudadanos británicos que viven repartidos por la UE?

El ministro del Interior, Sajid Javid, ha acusado este jueves a los estados miembros de no igualar los progresos que se están haciendo en el Reino Unido para dar respuestas sobre su futuro a los 900.000 británicos que viven en la UE. De momento, Londres y Bruselas han acordado garantizar el estado de los expatriados para cuando el Reino Unido deje la UE en marzo de 2019. Pero cualquier acuerdo que alcancen deberá ser ratificado por el Parlamento Europeo y aceptado por los Estados miembros.

El Reino Unido quiere que los estados miembros concedan a los británicos los mismos derechos que Londres planea otorgar a los comunitarios en el Reino Unido, pero será responsabilidad de cada país decidir qué hacer. Si el Reino Unido deja el bloque sin un acuerdo, entonces la situación de los británicos que viven en los estados miembros queda también en el aire.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios