130.000 COMUNITARIOS ABANDONAN EL PAÍS

El Reino Unido del Brexit ya no es atractivo para inmigrantes: llegan menos, se van más

La migración neta cayó en 29.000 personas, para situarse en 244.000. La cifra aún está muy lejos al objetivo que se ha marcado el Gobierno de May: reducirla a menos de 100.000

Foto: Trabajadores inmigrantes, en una granja de Kent, Reino Unido. (Reuters)
Trabajadores inmigrantes, en una granja de Kent, Reino Unido. (Reuters)

Con el Brexit, el Reino Unido está dejando de ser un país atractivo para los comunitarios: el número de ciudadanos provenientes de la Unión Europea (UE) que ha abandonado el país en los 12 meses previos a septiembre de 2017 ha sido de 130.000, la cifra más alta desde 2008. Los datos proceden del último informe publicado este jueves por la Oficina Nacional de Estadística (ONS). Se trata del segundo estudio sobre migración neta desde que los británicos votaran en junio de 2016 a favor de abandonar el bloque, en un histórico referéndum, donde precisamente el control de las fronteras fue la cuestión protagonista.

La migración neta —diferencia entre aquellos que entran al país por más de un año y los que salen— cayó en 29.000 personas, para situarse en 244.000. La cifra aún está muy lejos del objetivo que se ha marcado el Gobierno de reducirla a menos de 100.000. Esta es una promesa que ha estado presente en los manifiestos del Partido Conservador en las elecciones de 2010, 2015 y 2017. Pero pocos consideran que sea creíble.

Los datos salen justo a la luz el día en que la 'premier', Theresa May, está reunida en Chequers con su Gabinete. Se trata del último intento por acercar posturas con sus ministros pro-UE y euroescépticos respecto a la estrategia negociadora de cara a la cumbre europea de marzo, en que Londres y Bruselas deben pactar el periodo de transición que existirá tras el divorcio.

220.000 comunitarios llegaron al país, 47.000 menos que en 2016; 130.000 ciudadanos de la UE abandonaron UK, el número más alto desde 2008

La líder 'tory' no quiere que los comunitarios que lleguen en esta etapa de implementación —que Downing Street quiere ahora alargar sine díe hasta que los empresarios se acomoden a la nueva situación— tengan el mismo trato que los que ya están residiendo en el país. Pero Bruselas se niega.

Los 'tories' euroescépticos temen que este tiempo se convierta en un 'coladero”' y los comunitarios vengan en manada aprovechando que el Reino Unido seguirá estando dentro del mercado único (con la libertad de movimiento que eso conlleva).

Pero nada más lejos de la realidad. Los europeos ya se están marchando. Según el informe de la ONS, en los 12 meses previos a septiembre del año pasado, 578.000 personas llegaron al Reino Unido de todas partes del mundo y 334.000 salieron.

Por su parte, la migración neta solo desde la UE fue de 90.000. Durante este periodo, 220.000 ciudadanos comunitarios llegaron al país, lo que supone 47.000 menos que el año anterior. Mientras tanto, 130.000 ciudadanos de la UE abandonaron el país, el número más alto desde 2008.

Es la primera vez que la migración neta de la UE ha caído por debajo de 100.000 desde los 12 meses que finalizaron en marzo de 2013. Hasta noviembre no se podrá saber datos por nacionalidades por lo que, de momento, no se puede conocer cómo está afectando esta situación específicamente a los españoles.

Nicola White, jefe de estadísticas de migración internacional de la ONS, asegura que “la decisión de migrar puede deberse a muchas cuestiones”, pero es cierto que el “Brexit podría ser un factor importante”. “La migración neta de la UE ha disminuido a medida que menos ciudadanos del bloque están llegando, especialmente los que vienen a buscar trabajo en el Reino Unido”, matiza.

Uno de los sectores que se podrían ver más perjudicados por la salida de inmigrantes es el del Sistema Nacional de Salud, donde actualmente el 5% de la plantilla está compuesto por comunitarios. El porcentaje en Londres es el 11%. A día de hoy, hay 6.781 españoles trabajando en el conocido con NHS.

El número de enfermeras y comadronas españolas que se registraron para trabajar en el Reino Unido disminuyó en un 95% en el último año, reveló en noviembre un estudio del Consejo de Enfermería y de Comadronas. Según este estudio, España es el país que más redujo la exportación de mano de obra en este sector al país británico en los últimos 12 meses, pasando de 1.966 registros a 104, seguido de Portugal, Polonia, Rumanía e Italia.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios