La tensión de la ciudadanía es palpable

El debate sobre la seguridad marcará el final de la campaña de las ‘elecciones del Brexit’

Tras el atentado de este sábado, el foco se centrará en determinar cuál es la mejor forma de detener la amenaza del terrorismo, aunque no le será fácil a Theresa May defenderse en este campo

Foto: Theresa May comparece ante los medios tras el atentado de Londres. (Reuters)
Theresa May comparece ante los medios tras el atentado de Londres. (Reuters)

La última acción terrorista en Londres ha alterado definitivamente el guion de las elecciones del Reino Unido. Refrendar y ratificar el Gobierno antes de las duras negociaciones del Brexit, ese era el objetivo de Theresa May cuando convocó elecciones el pasado 18 de abril. Sin embargo, el tercer ataque terrorista en el país en tres meses y el reconocimiento de que “el terrorismo alimenta el terrorismo” han modificado dramáticamente la línea argumental de los contendientes a Downing Street.

La tensión de la ciudadanía es palpable. La preocupación se percibe en las calles de todo el país, una preocupación perfectamente glosada por un taxista de la ciudad: “Imagino que los londinenses nos estamos acostumbrando a reconocer que esta ciudad ya no es la ciudad segura que siempre ha sido”. Parece que este cambio de estatus psicológico en la percepción de la seguridad va a ser el espacio a conquistar por los partidos políticos antes de las elecciones del 8 de junio.

En este sentido, teñida por la misma tensión que se refleja en la calle y sabedora de que era momento de alzar la beligerancia de su discurso, Theresa May alojó en todos los titulares de prensa la expresión ‘enough is enough’, una suerte de 'hasta aquí hemos llegado', que ha sido interpretado por la opinión pública más como un giro político que como un mero giro argumental.

Corbyn promete más agentes

La primera ministra ha reconocido que el Reino Unido ha mantenido una posición errática frente a las posiciones radicales del islam en ese difícil equilibrio entre el discurso de la integración social y la lucha contra la amenaza del extremismo. Su discurso institucional se ha basado en cuatro puntos: la derrota ideológica del extremismo islamista, el control de internet, la lucha contra ISIS en Siria e Irak y la redefinición de la estrategia de seguridad. El discurso institucional, en este caso, se mezcló con la redefinición del programa político.

Pero no le será fácil a Theresa May defenderse en este campo, como recordaba en un tuit el antiguo líder del UKIP Nigel Farage, que la ha acusado de inacción: “May ahora habla sobre terrorismo. Estuvo seis años al frente del Ministerio de Interior”.

Igualmente, el ataque de Corbyn a la ‘premier’ británica no se ha hecho esperar. El líder de los laboristas ha asegurado que “el terrorismo no se combate con un recorte de 20.000 agentes”. En un discurso en respuesta a la intervención de May, Corbyn ha prometido la formación de 10.000 nuevos agentes y ha justificado la “fuerza necesaria” para velar por la seguridad de la ciudadanía. “Nuestra prioridad tiene que ser la seguridad de la ciudadanía británica”, ha dicho un Corbyn al alza en las encuestas, “no podemos proteger a la sociedad usando la opción barata”.

La propuesta de Corbyn enlazaba con el núcleo de su campaña electoral, centrada en la crítica a los recortes sociales de los conservadores, pero los acontecimientos le han hecho trasladar el argumento de la partida de gastos al tema candente de la seguridad.

La seguridad, en el centro del debate

El alcalde de Londres, Shariq Khan, ha informado a los ciudadanos de la capital de que habrá mucha más presencia policial en la calle, pero que no deben alarmarse. No parece que la mayoría de los londinenses acojan con desagrado dicha propuesta. Más bien todo lo contrario. Son una minoría los habitantes de Londres que cuestionan el aumento del dispositivo policial y la brusquedad de algunos controles de seguridad. “Es bueno protegerse, pero no es bueno organizar una sociedad paranoica”, aseguraba Steward, un viajero que llegaba a Londres procedente de Cardiff.

La megafonía en la extensa red de transportes de la ciudad ha intensificado los llamamientos de alerta y las peticiones para denunciar cualquier comportamiento sospechoso. “Me parece bien todo lo que se haga para velar por nuestra seguridad”, decía Myriam, una mujer de mediana edad que esperaba el tren en la estación de Clapham Junction, “creo que todos entendemos que vivimos un momento delicado y que tenemos que aprender a defendernos mejor”.

Es bueno protegerse, pero no es bueno organizar una sociedad paranoica

Esta reflexión entronca con el ‘enough is enough’ de Theresa May y con la propuesta de formar 10.000 nuevos agentes de Jeremy Corbyn. Parece que en un momento en que se discutía qué posición política debía tener el Reino Unido en la negociación del Brexit, el discurso de la seguridad se ha presentado como la preocupación más impulsiva de la sociedad británica.

Recomponer el escenario

En la jornada del domingo, todos los partidos, a excepción del UKIP, acordaron cancelar sus actos de campaña en la jornada posterior al atentando en London Bridge. Paul Nuttal, líder del UKIP, se negó a detener su campaña, “ya que era eso precisamente lo que los terroristas buscaban”. En Mánchester, Ariana Grande volvía a actuar, esta vez en compañía de otras estrellas internacionales, en un concierto que fue emitido en directo por la BBC y que se ha convertido en una respuesta simbólica frente a los últimos ataques.

Zona de Barking en la que está teniendo lugar alguna de las detenciones.
Zona de Barking en la que está teniendo lugar alguna de las detenciones.

En Mánchester música, y en Barking (un barrio al este de Londres donde supuestamente vivía uno de los atacantes), detenciones: 12 hasta el momento. Parece una metáfora del intento global de la sociedad británica: no permitir que los actos terroristas cambien el estilo de vida, pero aumentar la presión policial.

Este lunes, a tres días de “las elecciones más trascendentes de la historia reciente del Reino Unido”, como coinciden todos los medios, se reanuda la campaña, una campaña que tenía la gestación de la línea argumental de las negociaciones del Brexit como eje principal, pero que tiene pinta de que terminará hablando de cuántos agentes de seguridad son necesarios para detener la amenaza del terrorismo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios