el autor del ataque ha sido identificado

Estado Islámico reivindica la autoría de la masacre: 22 muertos y 119 heridos

A través de un comunicado, advierten que habrá "ataques más severos". Entre los fallecidos hay niños y adolescentes. "Es un ataque cobarde contra los más jóvenes", ha dicho Theresa May

A pesar de la negativa del Gobierno de Theresa May a desvelar la identidad del terrorista de Mánchester "por seguridad", la Policía ha señalado que se trata del joven de 22 años Salman Abedi. Además, un joven de 23 años y otras dos personas han sido detenidas en relación con el atentado.

El grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado el atentado terrorista en Mánchester según ha confirmado la agencia de noticias Amaq. En un comunicado ha informado que "un soldado del califato" colocó "varias bombas" contra los "cruzados" de la ciudad. Además, amenazan con ataques "más severos" con el "permiso de Alá".

[Todo lo que se sabe hasta ahora del atentado]

El ataque suicida terminó este lunes con la vida de a 22 personas e hirió otras 119 -12 ellas menores de 16 años- durante el concierto que la cantante Ariana Grande ofrecía en el Manchester Arena, un estadio con capacidad para más de 21.000 espectadores.

Tras el ataque, el Gobierno británico ha decidido elevar el nivel de alerta de "grave" a "crítico" y desplegará soldados para apoyar a agentes armados en "eventos públicos". El cambio de nivel significa, según las palabras de May, que podría haber más ataques de forma "inminente".

Entre las víctimas, una niña de 8 años

En su comparecencia ha asegurado que entre los fallecidos hay varios niños y adolescentes. De hecho ya han trascendido las identidades de las primeras víctimas. Una de ellas es Saffie Rose Roussos, de 8 años. También Georgina Callander, una estudiante de 18 años.

May ha señalado que lo ocurrido es "sin duda alguna un atentado terrorista" y que el autor "eligió la hora y el lugar para causar el máximo daño posible". "Se han matado a niños y familias. Es un ataque cobarde calculado con sangre fría contra los más jóvenes de nuestra sociedad", ha continuado.

Estado Islámico reivindica la autoría de la masacre: 22 muertos y 119 heridos

May, que viajará a Mánchester durante el día de hoy, ha advertido que "los terroristas no nos van a ganar". El nivel de alerta terrorista en Reino Unido se mantiene en "severa", el segundo en una escala de cinco.

Utilizó una bomba 'casera'

Fuentes policiales aseguran que el autor del atentado, un hombre de mediana edad, utilizó un artefacto casero y murió en el ataque. Por ahora se cree que actuó en solitario aunque están investigando si forma parte de una red más amplia. La policía ha habilitado el Ethiad Stadium, donde juega el Manchester City, como centro de atención a las víctimas.

Aunque la primera ministra británica no se ha referido a la autoría del atentado, poco después de su comparecencia se ha difundido por las redes sociales un vídeo en el que un hombre encapuchado reivindica el ataque en nombre del Estado Islámico. "Esto es solo el principio", dice. Junto a una bandera del ISIS, afirma que "los leones del Estado Islámico están empezando a atacar a los cruzados". El mensaje, que dura apenas 16 segundos, finaliza con un "Alá es grande". Sin embargo su autenticidad no se ha podido confirmar.

En la cuenta oficial de Twitter del Manchester Arena han confirmado que el incidente tuvo lugar en el vestíbulo del recinto, donde se encontraban cientos de personas. De hecho, además de los fallecidos y heridos, varios jóvenes están desaparecidos desde hace horas. Sus familiares y amigos no saben nada de ellos desde el atentado y utilizan las redes sociales para encontrarles.

Por el momento los alrededores del Manchester Arena están acordonados y las fuerzas de seguridad están las estaciones de tren y autobús más cercanas. Los hospitales de la ciudad se está solicitando a los ciudadanos que no acudan a los servicios de urgencias si no tienen nada grave, dejando espacio a los heridos que lleguen desde el Manchester Arena. A esto se suma una campaña en las redes sociales para que la gente done sangre a primera hora de esta mañana.

La embajada de España en Reino Unido ha puesto un telefóno de información para los familiares de los españoles que viven en Mánchester.

Por otro lado, en Londres se han incrementado las medidas de seguridad y varias dotaciones de policía se han desplegado por la capital británica.

"No sabemos dónde está Olivia"

Varias personas están utilizando las redes sociales para buscar a sus familiares. Entre ellos a Olivia Campbell, una adolescente que acudió al concierto como parte del regalo de cumpleaños de su amigo Adam. Ambos están desaparecidos.

"Es la sensación más horrible del mundo no saber nada de mi hija. No la encuentro. No sé si está viva o muerta. No sé cómo la gente puede hacer esto a niños incocentes", ha relatado la madre en conversación con la CNN.

Donald Trump: "Hay que aplastarlos"

Una vez más el mundo está conmocionado por un nuevo atentado en Europa. El más contundente ha sido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que asegura que "nuestra sociedad no puede tolerar más derramamiento de sangre. Hay que aplastarles". Desde Israel, donde se encuentra de viaje oficial, considera que "todas las naciones deben unirse para proteger la vida humana y el derecho sagrado de nuestros ciudadanos a vivir en paz y seguridad". "Muchos jóvenes, personas inocentes que disfrutan de la vida, han sido asesinadas. No les llamaré monstruos, porque les gusta ese términe. Les voy a llamar de ahora en adelante perdedores, porque eso es lo que son", ha dicho.

Angela Merkel, Emmanuel Macron, Mariano Rajoy y Vladimir Putin han sido algunos de los dirigentes políticos que han mostrado sus condolencias con el pueblo británico.

El segundo peor atentado en Reino Unido

Este atentado es el peor del Reino Unido desde el 7 de julio de 2005, cuando varias explosiones en el transporte público de Londres se saldaron con 56 muertos y más de 700 heridos.

Desde entonces, Reino Unido ha sido escenario de varios ataques. El 28 de junio de 2007 dos terroristas colocan dos coches bomba cargados con bombonas de gas, gasolina y clavos en el centro de Londres, que no llegaron a estallar por un fallo. Al día siguiente, estos terroristas estrellaron un vehículo en llamas contra la terminal del aeropuerto de Glasgow (Escocia), pero el vehículo quedó atascado en las puertas automáticas. Uno de ellos, Kafeel Ahmed, de origen indio, murió el 2 de agosto por las heridas sufridas en Glasgow. El otro, el doctor iraquí Bilal Abdulla, fue condenado a cadena perpetua.

El 12 de mayo de 2013 dos hombres mataron con un machete al soldado británico Lee Rigby en Londres al grito de 'Alá es grande'. El 22 de marzo de 2017, un hombre mató a cinco personas -cuatro ciudadanos y un policía- y causó decenas de heridos al arrollarlos con un todoterreno, antes de ser abatido por la policía. Este ataque terrorista islamista frente al Parlamento británico, en Londres, fue considerado una acción solitaria y coincidió con el primer aniversario de los atentados en Bruselas.

Scotland Yard reconocía recientemente un aumento de actividades terroristas. En abril, se llevaron a cabo dos importantes operaciones que frustraron intentos de atentados. Entre ellas, la detención de un joven de 27 años en posesión de varios cuchillos cerca del Palacio de Westminster, sede del Parlamento, y Downing Street.

“Tras el horror de hace unas semanas en Londres (...), quiero tranquilizar a la población respecto al hecho de que la policía y los servicios de seguridad en todo el país toman en cuenta el aumento del nivel de actividad terrorista y proceden a arrestos casi cotidianos”, explicó en abril en rueda de prensa Neil Basu, coordinador nacional de antiterrorismo de Scotland Yard. “Son las comunidades las que acabarán con el terrorismo y dependemos de su vigilancia”, añadió llamando a la población a señalar cualquier comportamiento sospechoso.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios