Dejar de ofenderse, por I. Vera

Dejar de ofenderse, por I. Vera

Dos tuiteros participan en un duelo sin tregua. Uno lanza su opinión. El otro se da por aludido y contraataca. Solo un espectador llega a la conclusión adecuada entre falacias, medias verdades e insultos