Un país donde hay escasez de energía, agua y petróleo. Donde hay bandas con armas de fuego. Donde se pelea por los recursos. Donde no parece haber Estado. Un país desordenado. Distópico. Un país donde comunicarse con otro punto es una misión imposible. Donde la sociedad se desintegra en pos de la individualidad, en la lucha por la supervivencia. Es la trama que se describe en Wikipedia sobre el filme 'Mad Max' (1979). Pero es, casi al dedillo, la trama que hoy viven los venezolanos, inmersos en una película sin guion que arrancó, al menos en su episodio actual, el pasado jueves, con un apagón nacional que ya cumple más de 72 horas.

Con la ida de la electricidad en gran parte de Venezuela, todo se ha paralizado. Desde las cocinas, muchas eléctricas, hasta el suministro de agua. Al haber racionamiento en el país desde hace al menos cinco años, muchos optaron por poner tanques en sus casas o en los edificios para poder tener suministro en los días en los que no llega de la calle. Y, claro, los tanques funcionan con electricidad.

Alicia Hernández, colaboradora de El Confidencial en Caracas, explica cómo es vivir estos días en Venezuela, sumido en un apagón que ya alcanza el cuarto día.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios