En el suelo de la crisis, España vivió una verdadera invasión de inversores chinos atraídos por los bajos precios de los activos. Inmuebles, empresas, equipos de fútbol… parecía que los asiáticos se iban a quedar con todo. Pues no. Esta semana El Confidencial ha revelado que Wanda desiste de su inversión más conocida, el Atlético de Madrid. Y antes había vendido el Edificio España a Trinitario Casanova y abandonado otros dos proyectos en la capital. Y otro grupo chino que está de retirada es HNA, que tras desistir de hacer una OPA sobre NH Hoteles, busca comprador para su 29% del capital.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios