Es noticia
Menú
Conducimos el Subaru Forester tras los cambios estrenados en imagen y tecnología
  1. Motor
  2. Pruebas
Conserva su motor híbrido eco de 150 CV

Conducimos el Subaru Forester tras los cambios estrenados en imagen y tecnología

Justo cuando la saga Forester cumple 25 años, su quinta generación introduce una imagen renovada y mejoras de equipamiento. Sus precios, descuento incluido, arrancan en 35.400 euros

Foto: Los cambios de diseño en el frontal mejoran el ángulo de ataque para uso 'off road'. (Subaru)
Los cambios de diseño en el frontal mejoran el ángulo de ataque para uso 'off road'. (Subaru)

Hace ahora 25 años asistí a un evento del importador de Subaru en nuestro país donde se nos presentaba un curioso vehículo que al parecer triunfaba en Norteamérica. Se llamaba Forester y era un SUV. El término ya era conocido entre la prensa especializada del momento por las referencias que llegaban del mercado al otro lado del Atlántico, donde los 'Sport Utility Vehicle' seguían ganando terreno, pero más de uno miraba con cierta desconfianza aquella silueta algo cuadrangular que, para muchos, no era ni un turismo ni un todoterreno. Desde Madrid marchamos por carretera hasta la localidad segoviana de Ayllón, y desde ahí, ya por caminos, hasta algún punto en la provincia de Soria que un cuarto de siglo después ya no recuerdo bien; pero el caso es que cuando regresamos a la capital, aquella primera generación del Forester había causado muy buena impresión, pues no era ni un turismo ni un todoterreno... pero cumplía a la perfección en ambas facetas.

placeholder Apenas hay novedades en la zaga, salvo el protector inferior. Y también cambian las llantas.
Apenas hay novedades en la zaga, salvo el protector inferior. Y también cambian las llantas.

Hoy no hace falta explicar a nadie lo que es un SUV, ese tipo de vehículo que en los primeros meses del 2022 ha copado un 58% de las ventas en nuestro país. Y el Forester sigue en la brecha, ya con su quinta generación, que ahora Subaru acaba de actualizar con cambios que afectan sobre todo a la imagen exterior, al refinamiento interior y al equipamiento tecnológico. Desde 1997 se han vendido más de 357.000 unidades del Forester en Europa, y de su gran aceptación mundial hablan bien los 4,5 millones de unidades matriculadas en todo el planeta, que hacen de él, además, el producto más popular de la marca japonesa.

La evolución más evidente de este quinto Subaru tiene que ver con su aspecto, modernizado sobre todo en el frontal: faros más estilizados y con una forma más personal, parrilla hexagonal oscurecida o cubiertas de los faros antiniebla rediseñadas. Y el protector inferior estrena una nueva forma que permite mejorar el ángulo de ataque 'off road' de los 20,1 grados anteriores a los 21,4 actuales, lo que optimiza la movilidad fuera de carretera de un vehículo que ya iba realmente bien en ese escenario. Además, también son nuevas las llantas de 17 pulgadas y las opcionales de 18, y en la parte posterior también es distinto el protector inferior. Es decir, más que nueva imagen, refrescada. Y de los siete colores de carrocería disponibles, tres son nuevos: dos pinturas verdes y un tono bronce.

placeholder En el interior del Forester, más detalles metálicos. La consola central tiene dos pantallas.
En el interior del Forester, más detalles metálicos. La consola central tiene dos pantallas.

En cuanto al habitáculo, no son cambios radicales pero los hay, como una mayor cantidad de apliques decorativos metálicos, nuevas alternativas de tapicería para que el clienta elija (una de tela negra y dos de cuero nappa, una negra y otra marrón), luz ambiental mediante diodos LED, retrovisor interior antideslumbrante y, ya en el maletero, dos nuevos ganchos superiores para colgar cosas o sujetar el equipaje. Pero el volumen destinado a la impedimenta no varía: 509 litros con las cinco plazas en uso y 1.779 si abatimos el respaldo posterior, con lo que se crea un espacio de 198 centímetros de longitud.

Muchas novedades tecnológicas

Sin embargo, la evolución es mucho mayor en lo que no se ve tan fácilmente, pues el capítulo tecnológico introduce múltiples novedades. Por ejemplo, estrena la cuarta generación de su conjunto de sistemas de seguridad EyeSigh, cuyos 'ojos' duplican prácticamente su campo de visión de la carretera y que ahora tiene 11 funciones, de las que tres son nuevas: la dirección automática de emergencia, el control de crucero adaptativo con centrado de carril y la prevención de salida de carril con percepción mejorada de la línea divisoria de la calzada (césped o borde de la carretera, por ejemplo). Y el sistema de frenada precolisión cuenta ahora con más supuestos de asistencia, pues también evita choques en las intersecciones.

placeholder En las tapicerías hay novedades, y ahora se puede elegir cuero nappa en negro o marrón.
En las tapicerías hay novedades, y ahora se puede elegir cuero nappa en negro o marrón.

Además, la tecnología de reconocimiento facial Driver Monitoring System de Subaru, que alerta al conductor de posible fatiga o distracciones y se reajusta automáticamente en función de la posición del asiento, los ángulos de los retrovisores exteriores y las preferencias del aire acondicionado, se ha optimizado en este Forester 2022 con una nueva función que permite al conductor aumentar o reducir la temperatura seleccionada mediante gestos con la mano.

Más aplomo, menos balanceo

Siguiendo con el apartado técnico, los muelles de la suspensión también son nuevos, y aunque ha pasado ya mucho tiempo desde la última vez que probamos el Forester, durante nuestra toma de contacto por los alrededores de Madrid, con tramos de autovía, carreteras de todo tipo e incluso alguna pista de tierra, sí tuvimos la impresión de que el SUV de Subaru va más aplomado en curva, con menor balanceo y una trayectoria más 'por raíles' que antes. Hay que decir, no obstante, que los 150 CV de potencia alojados bajo el capó no ponen en excesivos apuros a un conjunto más cómodo, funcional y familiar que dinámico o prestacional. Potencia que se obtiene de un motor 2.0 Bóxer de gasolina (cuatro cilindros horizontales y opuestos, dos a dos), complementado por un motor eléctrico de 16,7 CV, aunque los responsables de Subaru aclaran que sus potencias no se suman realmente, y que el máximo obtenido, aunque operen los dos a la vez, son esos 150 CV citados.

placeholder Los faros son completamente diferentes, y también la parrilla frontal o las luces antiniebla.
Los faros son completamente diferentes, y también la parrilla frontal o las luces antiniebla.

Y aunque la marca afirma que se pueden recorrer hasta 1,6 kilómetros con el motor eléctrico y la diminuta batería de 0,56 kWh, eso será solo a bajísima velocidad (hasta 40 km/h, según Subaru) y en vías totalmente llanas o en descenso. De hecho, el consumo medio WLTP homologado, de 8,1 l/100 km, es muy alto para un híbrido de etiqueta eco, incluso si comparamos con otros SUV. Además, en nuestro test mixto comprobamos que esa es la media real cuando conducimos a ritmo turístico, y bajar de los 8 litros reales de media se nos antoja como una tarea ardua.

Tampoco hay novedades en el cambio, que es el Lineartronic automático con marchas 'prefijadas' para simular saltos entre una y otra, una transmisión que convence mucho más a ritmos suaves o en conducción fuera de carretera que si imprimimos cierta 'prisa' a nuestros desplazamientos, pues no se trata de una caja de personalidad deportiva, incluso si elegimos el modo de conducción S (deportivo), uno de los tres existentes junto con el modo normal y el I (inteligente). Y eso a pesar de que una de las novedades en el Forester 2022 es que en el programa S ahora se activa automáticamente la función e-Active Shift Control, ideada para carreteras sinuosas.

placeholder Ahora podemos cambiar la temperatura de climatización con gestos de la mano.
Ahora podemos cambiar la temperatura de climatización con gestos de la mano.

Lejos del asfalto, el Forester brilla más. Primero por sus 22 centímetros de altura libre al suelo, que permiten pasar por sitios increíbles ayudado por su tracción total simétrica S-AWD. Y en segundo lugar por su sistema X-Mode, que nos da a elegir entre dos programas: Snow/Dirt (nieve/grava) y Deep Snow (nieve o barro profundos). Además, el X-Mode ha visto mejorado su funcionamiento: si antes se desactivaba por completo al alcanzar los 40 km/h, ahora simplemente se desactiva para mantenerse en modo de espera, volviendo a activarse de forma automática al bajar de 35 km/h. Y su función Hill Descent Control, que mantiene automáticamente una velocidad constante cuando bajamos una pendiente muy pronunciada sin poner el pie en el pedal, se ha mejorado para que el freno se suelte cuando pisemos con más intensidad el acelerador, y vuelva a aplicarse después de soltar el acelerador, permitiendo que nos concentremos mejor en el manejo de la dirección en maniobras 'off road' complejas.

En cuanto a la gama, tres serán las versiones disponibles del renovado Subaru Forester: Sport Plus, con un precio de 35.400 euros; Executive, por 37.900 euros, y Executive Plus, por 39.900 euros; facturas que en todos los casos incluyen ya los 2.000 euros de descuento que aplica en España el importador oficial Astara.

Hace ahora 25 años asistí a un evento del importador de Subaru en nuestro país donde se nos presentaba un curioso vehículo que al parecer triunfaba en Norteamérica. Se llamaba Forester y era un SUV. El término ya era conocido entre la prensa especializada del momento por las referencias que llegaban del mercado al otro lado del Atlántico, donde los 'Sport Utility Vehicle' seguían ganando terreno, pero más de uno miraba con cierta desconfianza aquella silueta algo cuadrangular que, para muchos, no era ni un turismo ni un todoterreno. Desde Madrid marchamos por carretera hasta la localidad segoviana de Ayllón, y desde ahí, ya por caminos, hasta algún punto en la provincia de Soria que un cuarto de siglo después ya no recuerdo bien; pero el caso es que cuando regresamos a la capital, aquella primera generación del Forester había causado muy buena impresión, pues no era ni un turismo ni un todoterreno... pero cumplía a la perfección en ambas facetas.

Tecnología Todocamino Gasolina Energía Japón Industria automóvil Desarrollo sostenible
El redactor recomienda