Tracción 4Xe para los nuevos Jeep híbridos enchufables
  1. Motor
DISPONIBLE DE MOMENTO EN RENEGADE Y COMPASS

Tracción 4Xe para los nuevos Jeep híbridos enchufables

Con una potencia combinada de 190 o 240 caballos, estos vehículos ofrecen la máxima agilidad y libertad de movimientos

placeholder Foto: La introducción de la tecnología híbrida enchufable comienza en Jeep con los Renegade y Compass.
La introducción de la tecnología híbrida enchufable comienza en Jeep con los Renegade y Compass.

Llega a la marca norteamericana Jeep la electrificación de su gama y lo hace con los dos modelos más pequeños, el Renegade y el Compass. Ambos modelos, fabricados en la planta italiana de Melfi, combinan un motor de gasolina con otro eléctrico para ofrecer una tracción 4x4 innovadora. Y todo ello con la etiqueta "0 emisiones" de la DGT porque permiten una autonomía de 50 km en modo solo eléctrico. Ya están a la venta y las primeras entregas para el mercado español serán en septiembre.

Todo está cambiando en el mundo del automóvil y por supuesto la electrificación ha llegado para quedarse. Una marca legendaria como Jeep, especialista en la producción de vehículos todoterreno, da un gran salto adelante con el lanzamiento de las primeras versiones electrificadas en su gama. Lo hace con dos modelos de enfoque todocamino, el Renegade y el Compass, pero esta misma opción electrificada llegará más adelante también al Wrangler y al resto de modelos de Jeep más camperos.

Los nuevos modelos de Jeep ya están a la venta en el mercado español y europeo y representan el futuro de la marca norteamericana, un futuro electrificado, con una conectividad máxima, pero sin renunciar al mismo tiempo a la filosofía de la marca norteamericana de hacer vehículos con posibilidades reales de utilización en el campo.

placeholder Los Jeep híbridos enchufables, como el Renegade de la foto, mantiene inalteradas sus capacidades todoterreno.
Los Jeep híbridos enchufables, como el Renegade de la foto, mantiene inalteradas sus capacidades todoterreno.

Estos nuevos modelos se ofrecen con dos opciones de motorización de gasolina, en ambos casos con el propulsor 1.3 litros con turbo que se ofrece con dos opciones de potencia, 130 o 180 caballos. Al motor de gasolina se suma un motor eléctrico de 60 caballos, lo que permite ofrecer una potencia combinada de 190 o 240 caballos, dependiendo de la variante elegida. Estas cifras son más que suficientes para mover con mucha soltura estos dos modelos más pequeños de la gama Jeep.

Con estos nuevos modelos hemos podido hacer una primera toma de contacto por los alrededores de Madrid pero también en una pista todoterreno situada en el circuito del Jarama En ella pudimos comprobar que de verdad son coches con unas opciones camperas reales. Su altura libre al suelo de 20 centímetros en el caso del Compass (18,5 en el caso del Renegade) permite salir del asfalto con garantías.

Además, al llevar el nuevo sistema de tracción 4Xe que combina el motor de gasolina con el eléctrico, lo que se consigue es tener siempre un esquema de tracción 4x4. Para ello, la tracción delantera se asegura con su motor de gasolina, mientras que la propulsión trasera siempre está disponible con el motor eléctrico. Y es que cuando la batería se agota se utiliza de forma automática el motor de gasolina para producir electricidad que pueda mover el eje trasero. Además, y gracias a este sistema de tracción 4Xe son coches divertidos de conducir en todo tipo de trazados, con un comportamiento muy ágil.

El sistema híbrido de los nuevos Jeep 4Xe tiene tres modos de funcionamiento: Hybrid, Electric y E-save. Se puede activar el modo deseado usando el selector ubicado en frente de la palanca de cambios. Los nuevos modelos Jeep 4Xe se mueven en modo híbrido cuando la batería alcanza el nivel de carga mínimo, independientemente del modo seleccionado por el conductor. El modo E-Save tiene dos opciones, el pasivo que guarda la carga de la batería disponible o el activo con el que se usa el motor de gasolina no solo para mover el vehículo sino también para recargar la batería.

placeholder En el sistema 4Xe el motor de gasolina aporta la tracción delantera y el eléctrico la trasera.
En el sistema 4Xe el motor de gasolina aporta la tracción delantera y el eléctrico la trasera.

En el caso de la versión campera más radical, el Trailhawk 4xe, este sistema híbrido enchufable y sus dos motores proporciona un aumento en el par de salida de hasta un 50 % en comparación con el modelo diésel Trailhawk de 170 CV. Además, la tracción en el eje trasero no la proporciona un eje de transmisión, por lo que es más fácil controlar el par de manera efectiva.

Ambos vehículos, Renegade y Compass, incluyen el sistema de control de tracción Jeep Selec-Terrain que ofrece un selector de modos de uso en función del tipo de terreno por el que se vaya a circular. El sistema ofrece cuatro posibilidades, Auto, Sport, Mud/Sand y Snow, a los que se añade una quinta opción en el caso de la variante Trailhawk, el modo "rock".

También se puede gestionar el sistema AWD en el Renegade y Compass 4xe, combinando los cuatro modos dinámicos con dos diferentes modos de tracción 4x4, dependiendo de la situación que el conductor tenga que abordar.

Foto: prueba-jeep-wrangler-rubicon-2-2-crd

En el modo 4WD Lock se activa permanentemente la tracción en las cuatro ruedas con velocidades de hasta 15 km/h, manteniendo el motor eléctrico trasero (P4) funcionando constantemente para proporcionar tracción 4x4. se mantiene una distribución constante de par entre los dos ejes. A velocidades superiores a 15 km/h, el AWD se activa solo cuando se hace necesario. El modo 4WD Low está pensado para sacar el máximo partido a la tracción 4x4, para conseguir mejorar el rendimiento y la potencia del vehículo para abordar superficies particularmente difíciles, como arena o rocas.

Las primeras entregas en los concesionarios españoles y europeos serán en el mes de septiembre. Tanto el Renegade como el Compass con la tecnología híbrida enchufable se ofrecerán con tres niveles de equipamiento, Limited de acceso, "S" y Trailhawk que representa la opción más radical en cuanto a utilización en el campo. Las variantes Limited de acceso son las que emplean el motor de 130 CV asociado con el eléctrico (potencia combinada de 190 CV), mientras que tanto el "S" como el Trailhawk solo se ofrecen con el motor de 180 CV, que proporciona 240 caballos de potencia combinada.

placeholder Tanto el Renegade, en la foto, como el Compass emplean una batería de iones de litio de 11,4 kWh
Tanto el Renegade, en la foto, como el Compass emplean una batería de iones de litio de 11,4 kWh

Sin duda un gran paso adelante de la marca norteamericana que sigue apostando por el mercado europeo cuando otros fabricantes lo están abandonando como consecuencia de las normativas anticontaminación. En este caso, la integración del sistema híbrido enchufable, que pronto llegará a otros modelos de Jeep, hace que puedan cumplir con esa estricta normativa.

Los nuevos modelos llegan con una interesante oferta de compra mediante suscripción. En el caso del Renegade la oferta es una entrada de 5.900 euros y 36 cuotas mensuales de 220 euros. Si hablamos del Compass 4Xe, la entrada es de 6.600 euros y 36 cuotas mensuales de 275 euros.

Las diferencias básicas entre estas versiones electrificadas y sus alternativas de gasolina o diesel se centran en su equipo mecánico. Las versiones 4Xe incorporan dos motores eléctricos, uno que mueve las ruedas traseras del vehículo y el otro es el encargado de producir electricidad en las retenciones y frenadas o a partir del motor de gasolina. Estos modelos tienen un botón junto a la palanca de cambios automática que al presionarlo aumenta el grado de regeneración de electricidad en las retenciones. Pero el motor de gasolina, ya sea de 130 o de 180 caballos, es el mismo que emplean las variantes de gasolina.

En cuanto a su batería, incorpora una de iones de litio de 11,4 kWh. se puede recargar hasta a 7,4 kW, por lo que en un punto de máxima capacidad se pueda cargar en algo más de una hora y media.

Coches Jeep Todocamino
El redactor recomienda