Los 100 años de Mazda: de una fábrica de corcho a la pura innovación en sus coches
  1. Motor
COMENZÓ COMO UN FABRICANTE DE CORCHO

Los 100 años de Mazda: de una fábrica de corcho a la pura innovación en sus coches

Una de sus referencias es el MX5, el roadster más vendido de la historia y uno de los más divertidos del mercado

placeholder Foto: El MX5, el roadster más vendido de la historia, es un icono para la marca de Hiroshima.
El MX5, el roadster más vendido de la historia, es un icono para la marca de Hiroshima.

Mazda comienza el año de celebración de su centenario, con la misma filosofía de innovación que fijó el rumbo en su creación en 1920 y que ha marcado desde entonces los pasos de la compañía fundada en Hiroshima. Una historia que arrancó como un fabricante de corcho en la localidad de Hiroshima, pero que con el paso de los años llegó a convertirse en un reconocido fabricante de automóviles.

El primer modelo de la recién transformada compañía fue un vehículo de tres ruedas, el Go, que salió a la venta en 1931. Durante la posguerra, Mazda se decidió por los vehículos comerciales y el primer turismo tendría que esperar para ver la luz hasta el año 1960. Fue el R360 y supuso un éxito rotundo entre los coches pequeños, tan populares en Japón.

Uno de los pasos fundamentales para entender su gran interés por la diferenciación y la innovación tecnológica lo dio en el año 1961. Ese año, la empresa japonesa firmó un acuerdo de licencia con el fabricante alemán de automóviles NSU (más tarde integrado en Audi), para desarrollar y producir el nuevo motor rotativo Wankel, más compacto y ligero. Esta tecnología única permitió a Mazda diferenciarse durante los años posteriores y mantener esa independencia tecnológica que desde entonces siempre ha caracterizado a la marca.

placeholder El R360 de los años sesenta fue uno de los coches importantes en la historia de la marca japonesa.
El R360 de los años sesenta fue uno de los coches importantes en la historia de la marca japonesa.

Y así en 1967, el futurista Mazda Cosmo Sport/110S se convirtió en el primer modelo de producción en serie de Mazda equipado con un motor de dos rotores. Aquel fue el principio de una gama de deportivos con motor rotativo, entre ellos el RX-7, de los que se llegaron a vender cerca de 2 millones de vehículos.

En 1984, cuando el nombre de la empresa cambió oficialmente por el de Mazda Motor Corporation, ya estaban sembradas las semillas de un nuevo coche de leyenda, el Mazda MX-5. Un modelo que nació en 1989, en un momento en el que los biplazas descapotables prácticamente habían desaparecido del mercado. A día de hoy, cuatro generaciones después, el Mazda MX-5 continúa siendo el roadster más vendido de todos los tiempos. En 2016 superó la barrera del millón de unidades vendidas.

En las pistas de competición, Mazda también cosechó grandes éxitos a lo largo de su historia. Pero sin duda el éxito más conocido en su historia llegaría en el año 1991, cuando Mazda se convirtió en la primera marca asiática en ganar las 24 Horas de Le Mans, con el Mazda 787B de cuatro rotores. Una victoria muy especial porque nadie consideraba que el modelo con motor rotativo tuviera opciones de victoria, pero acabó logrando una victoria sin precedentes.

placeholder La primera generación del deportivo RX7 con motor rotativo se lanzó en 1980.
La primera generación del deportivo RX7 con motor rotativo se lanzó en 1980.

El motor rotativo de Mazda sentó las bases de la revolucionaria tecnología Skyactiv de Mazda, un conjunto de motores, transmisiones, plataformas y carrocerías optimizados en busca siempre de la máxima eficiencia, pero sin complicaciones técnicas. La tecnología Skyactiv, que se lanzó en 2012, ha presentado recientemente una última evolución con el motor Skyactiv-X, un motor de gasolina único en el mundo que combina las ventajas de las tecnologías de combustión interna más avanzadas.

Próximamente, Mazda lanzará el MX-30, el primer vehículo 100% eléctrico con sistema de propulsión e-Skyactiv. Un modelo con un habitáculo que incluye elementos como el corcho, un material respetuoso con el medio ambiente, pero sobre todo un tema vital para Mazda que representa el origen de la compañía.

Para conmemorar este centenario, Mazda tenía previsto hacer en el salón de Ginebra una retrospectiva de más de medio siglo de presencia en Europa. Una historia que se inició con el Mazda Luce, una berlina media diseñada por el carrocero italiano Bertone. El modelo puso el marchamo de europea a una de las principales marcas de Japón.

placeholder La victoria de un Mazda con motor rotativo en las 24 Horas de Le Mans fue un hecho histórico, el primer coche asiático en vencer la prueba.
La victoria de un Mazda con motor rotativo en las 24 Horas de Le Mans fue un hecho histórico, el primer coche asiático en vencer la prueba.

Para mantener esta línea, en 1990, el fabricante nipón abrió un centro de I+D cerca de Francfort, que también funciona como uno de los tres estudios de diseño avanzados de los que dispone en todo el mundo. De él han salido muchos de los diseños de los modelos Mazda, presentes en su actual gama.

En España

Al mismo tiempo que Mazda celebra su centenario, la filial española cumple 20 años y lo hace con muy buenos resultados. En 2019, cerró el mejor año de su historia y fue la marca que más creció entre las veinte más vendidas del mercado español. También fue un año de récord de cuota de mercado para la marca de Hiroshima, que alcanzó un 1,8%.


Llevo muchos años trabajando en el mundo del motor, probando coches, y gracias a ello he tenido la oportunidad de disfrutar con algunos de los modelos más emblemáticos de la marca Mazda. Aunque antes ya había probado algún modelo de Mazda, mi primera referencia seria con la marca llegó cuando fui a la presentación internacional del primer MX-5, el Miata, que supuso el estreno de la marca en el desarrollo de un vehículo de tipo roadster.

Aquel coche me marcó de por vida, un vehículo muy sencillo en su mecánica, de precio bastante accesible, pero al mismo tiempo un modelo que ofrecía todo lo necesario para poder disfrutar al volante. Tracción trasera, motor delantero de gasolina y una posición de conducción perfecta. Volante muy vertical, una palanca de cambios de cortos desplazamientos y una posición al volante más parecida a la de un coche de carreras. Su tracción trasera y un motor pequeño de reacciones muy rápidas fueron las claves de aquel primer MX-5 que se mantienen inalteradas casi 30 años después.

Coches Coche eléctrico Tecnología Venta
El redactor recomienda