Sí, se pueden usar remolques de más de 750kg

¿Qué remolque se puede llevar con el coche? Evita multas de la DGT con estos consejos

En función de la documentación de cada vehículo, donde se especifican sus criterios constructivos, los conductores podrán acoplar diferentes remolques, cuyo peso variará entre los modelos

Foto: Vehículo equipado con un remolque en las proximidades de un lago. (iStock)
Vehículo equipado con un remolque en las proximidades de un lago. (iStock)

Incorporar un remolque a un vehículo es una buena opción para todos aquellos conductores que necesitan ampliar el espacio de carga de un coche así como para quienes tengan que transportar una caravana o algún otro elemento voluminoso. Pero hay que tener en cuenta que estos acoplamientos, concebidos para transportar bultos que no caben en el interior del vehículo, cuentan con una normativa específica que en muchos casos se desconoce.

La complejidad de la norma, en la que intervienen diferentes tipos de masas que actúan como variables, así como la diferenciación entre tres tipos de permisos de conducir para cada uno de los supuestos, deriva en que algunos conductores puedan acabar cometiendo una infracción por desconocimiento. En este sentido, para evitar ser sancionado a la hora de utilizar un remolque, cabe destacar diferentes aspectos clave.

Ligero o no ligero

Para aclarar la normativa sobre el uso de remolques, lo primero que se ha de tener claro es el tipo de carga que se está transportando, puesto que se ha de diferenciar entre ligero y no ligero. En este caso, más allá de la principal diferencia, el límite de kilos transportados, existen otras cuestiones que tienen que ver con la obligatoriedad de un seguro o con tener matrícula propia.

  • Remolque ligero: es aquel cuya masa máxima autorizada es igual o inferior a 750 kg y para circular no necesita un permiso de circulación, un seguro ni una matrícula propia, aunque sí ha de llevar la del vehículo tractor.
  • Remolque no ligero: este tipo de remolques responde a aquellos cuya masa máxima autorizada supera los 750 kilos y cuentan con sistema de frenado. En este caso, para usarlos es necesario poseer un permiso de circulación propio para el remolque, así como una matrícula específica (además de la del vehículo) y un seguro obligatorio que irá independiente al del vehículo tractor.

¿Qué permiso se necesita?

Para llevar un remolque se han de tener en cuenta diferentes cuestiones que, sobre todo, tienen que ver con la masa máxima autorizada que se pretenda remolcar, puesto que, en función de eso, se ha de optar por uno u otro permiso de conducción.

  • Permiso B: habilita al conductor a llevar un remolque ligero.
  • Permiso B y autorización B-96: permite al conductor llevar un remolque de MMA superior a 750 kilos con un coche de hasta 3.500kg, siempre y cuando el conjunto no supere los 4.250 kilos.
  • Permiso B+E: habilita a remolcar una MMA de hasta 3.500 kilos siempre que el vehículo tractor no exceda esa misma MMA.

Sanciones más habituales

El desconocimiento de la normativa sobre remolques, o la falta de claridad en el texto que los regula, provocan que los ciudadanos incurran en sanciones. En este sentido, entre las infracciones más habituales se sitúan las relativas a circulan sin ITV, sin regularizar las reformas llevadas a cabo o las emitidas por superar el límite de velocidad.

  • Circular con un remolque no ligero sin ITV: se sanciona como una infracción grave y 200 euros.
  • No regularizar las reformas de importancia: añadir un sistema de acoplamiento para el remolque es una de las reformas de importancia más habituales, la cual ha de ser regularizada en la ITV. EN caso de no hacerlo, la sanción será de 200 euros, dado que se trata de una infracción grave.

Vehículo equipado con un remolque destinado a transportar embarcaciones. (iStock)
Vehículo equipado con un remolque destinado a transportar embarcaciones. (iStock)

  • Superar el límite de velocidad: el exceso de velocidad se sanciona con hasta seis puntos en el permiso de conducir y con multas que van desde los 100 a los 600 euros, en función de que se trate de una infracción grave o muy grave. Cabe recordar que para estos casos, el límite en autovías es de 90 km/h, en carreteras convencionales es de 80 km/h y en vías urbanas, con carácter general, es de 50 km/h.
  • Exceso de peso: para la Dirección General de Tráfico, un remolque es un vehículo más, aunque este no cuente con un motor que lo mueva, pero las sanciones aplicables son las mismas que para un coche y, por tanto, se dividen en leves, graves y muy graves.
Infracciones levesInfracciones graves*Infracciones muy graves*
VehículoExceso de pesoPor ejeTotalPor ejeTotalPor ejeTotal
De hasta 10 toneladas+40% al 45%+6% al 15%+45% al 50%+15% al 25%+50%+25%
De 10 a 20 toneladas+30% al 35%+5% al 10%+35% al 40%+10% al 20%+40%+20%
De más de 20 toneladas+20% al 25%+2,5% al 6%+25% al 30%+6% al 15%+30%+15%
SancionesDe 301 a 400 eurosDe 1.501 a 2.000 eurosDe 3.301 a 4.600 euros

* Cuando esta infracción sea detectada durante su comisión en carretera deberá ordenarse la inmediata inmovilización del vehículo hasta que se supriman los motivos determinantes de la infracción.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios