DESTINADOS A UNA PESCADERÍA DE VITORIA

Decomisan 120 kilos de bonito transportados en un remolque para perros para su venta

No es la primera vez que el denunciado, un hombre de 64 años de edad, había entregado en el establecimiento pescado destinado al público sin las condiciones adecuadas de conservación

Foto: Varios bonitos transportados en el remolque para perros. (Ayuntamiento de Vitoria)
Varios bonitos transportados en el remolque para perros. (Ayuntamiento de Vitoria)

Agentes de la Policía Local de Vitoria han decomisado esta mañana 120 kilos de bonito destinados para su venta al público en una pescadería que se habían transportado en un remolque para perros sin que el vehículo reuniera las características de refrigerado y las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas.

No es la primera vez que el ahora denunciado, un hombre de 64 años de edad, había entregado en el establecimiento kilos de pescado destinados para su venta al público tras ser transportado en el remolque para perros. Agentes se habían percatado de que el varón venía aparcando de forma habitual su turismo con un remolque para perros en una zona reservada para vehículos de carga y descarga, lo que había ‘alimentado’ las sospechas de que podía tratarse de una actividad de posible transporte irregular de alimentos perecederos.

De hecho, la Policía Local había denunciado recientemente al vehículo por una infracción de estacionamiento en este espacio. Sin embargo, pese a la sanción impuesta, el coche seguía aparcando en esta zona reservada a carga y descarga en los días posteriores. Por ello, la Guardia Municipal estableció un operativo de vigilancia al tener indicios de que podría tratarse de una posible actividad irregular de transporte de alimentos perecederos.

Los agentes han detectado "un fuerte olor a pescado" al inspeccionar el vehículo: varios bonitos habían sido ya descargados en la pescadería

Como resultado del operativo de vigilancia establecido, agentes han intervenido pasadas las 8.30 horas de hoy el vehículo y han procedido a la inspección del contenido del interior del remolque tras detectar "un fuerte olor a pescado", según ha informado el Ayuntamiento de Vitoria. La inspección ha confirmado la presencia de “varios bonitos dentro del remolque y otros más que acababan de ser descargados en el interior de la pescadería”. En total, se han decomisado 120 kilos de bonito “por haber roto la cadena de frío necesaria para su conservación”. En concreto, se han incautado nueve bonitos tanto del interior del establecimiento como del remolque que se han enviado a las instalaciones correspondientes para su destrucción.

Los agentes han solicitado la presencia de un veterinario municipal, que ha confirmado “la rotura de la cadena de frío” con “una temperatura en el interior del pescado igual o superior a los 16 grados”, cuando ésta debería ser “mucho menor”. Además, el transporte de pescado se llevaba a cabo en un vehículo que “no reúne las características de isotermo-refrigerado y sin las debidas condiciones higiénico-sanitarias”. El bonito, según ha precisado el ayuntamiento, es junto al atún, la anchoa o la sardina, una variedad de pescado “especialmente sensible a la rotura de la cadena de frío”.

La Guardia Municipal ha realizado el correspondiente informe policial para proceder a la denuncia y la apertura del expediente sancionador contra el varón de 64 años por las infracciones cometidas.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios