INFORME DE LA OCU POR LA ETIQUETA ECO

La 'mentira' de los microhíbridos: los limpios que contaminan el doble que un coche diésel

La Organización de Consumidores y Usuarios elaboró un informe en el que se demuestra que el vehículo de combustión tradicional contamina menos que algunos con sistema híbrido

Foto: La 'mentira' de los microhíbridos: los limpios que contaminan el doble que un diésel. (EC)
La 'mentira' de los microhíbridos: los limpios que contaminan el doble que un diésel. (EC)

La contaminación que emiten los vehículos se ha convertido en uno de los grandes temas del momento: ¿interesa comprarse un eléctrico, un híbrido o un vehículo tradicional con motor de combustión? Las dudas radican en los costes y en las facilidades para poder desenvolverse por las ciudades sin problemas, pues es evidente que los coches con tecnología limpia emiten menos CO2. Pero cuidado, porque no es oro todo lo que reluce: los microhíbridos han encontrado una 'trampa' legal.

A lo largo del último año, la Dirección General de Tráfico ha dado a conocer su clasificación por etiquetas, donde los coches calificados como emisiones cero o ECO son aquellos que tienen mejores ventajas, especialmente económicas. Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha criticado duramente lo que ocurre con los vehículos de alta gama pero con un pequeño motor híbrido, al gozar de todas las ventajas a pesar de contaminar más del doble que un motor medio.

Según desvela la OCU, muchas marcas han encontrado una escapatoria legal para los coches de alta gama. Consiste en contar con tecnología microhíbrida, es decir, añadir al motor un sistema eléctrico de 48 V con el que dotar de energía algunos elementos del vehículo, como el arranque, la dirección asistida, los elevalunas, el ABS o el sistema de navegación. E, incluso, permite desactivar el motor de combustión en algunos momentos. En total, genera un ahorro de un 10% de combustible.

Convertido a emisiones, en realidad lo que se está consiguiendo es que ese mismo vehículo emita un 10% menos de material contaminante a la atmósfera, un importante avance, sin duda. Pero existe una trampa: los vehículos que cuentan con estos sistemas microhíbridos suelen ser los más potentes del mercado, aquellos de las marcas más exclusivas. Y, comparativamente, a pesar de contar con estos sistemas limpios, siguen siendo muy contaminantes.

El estudio de la OCU ha hecho una comparativa entre los SUV más vendidos con motores diésel (Nissan Qashqai 116 CV) y gasolina (Dacia Sandero 1.0 75 CV) y los tres microhíbridos más vendidos del mercado (Audi Q8 5.0 TDI diésel, Mercedes CLS 350 Coupé gasolina y Range Rover Evoque P300 gasolina), y los resultados no engañan: los que cuentan con etiqueta ECO llegan a contaminar hasta el doble que los vehículos con motor de combustión tradicional.

Comparativa de consumo realizada por la OCU.
Comparativa de consumo realizada por la OCU.

Casi el doble de contaminación

El Qashqai consume cuatro litros a los 100 kilómetros, mientras que el Sandero sube a los seis, pero en ambos casos muy por debajo de los tres microhíbridos. Mientras el Q8 alcanza los siete litros por cada 100 km, el Mercedes sube a nueve y el Evoque a 10. O, dicho de otra manera, el Range Rover consume más del doble que el Nissan, el diésel más vendido de su segmento. Sin embargo, es el vehículo del fabricante inglés el que cuenta con la etiqueta ECO y todas sus ventajas, a pesar de que también es el que contamina más.

Recordemos que contar con etiqueta ECO en el vehículo ofrece grandes ventajas al conductor: están exentos del pago del impuesto de matriculación y tienen una bonificación de hasta el 75% en el impuesto de circulación en ciudades como Madrid y Barcelona, pueden circular por el carril BUS VAO, acceder al centro de la ciudad en días con restricción de tráfico por contaminación y ahorros del 50% en zona SER y del 30% en peajes. Casi nada para coches tan contaminantes.

La OCU pide que se revise el criterio por el que se otorgan las pegatinas de la DGT y que, en lugar de clasificar los vehículos por la tecnología con la que cuenta su motor, se haga por las emisiones reales que cada vehículo tiene. La OCU insiste en no entender por qué se busca la jubilación anticipada de vehículos de combustión eficientes en beneficio de coches que contaminan aún más. Al final, lo que está en juego es nuestra salud (y, también, nuestro bolsillo).

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios