DESDE 20.760 EUROS CON EL MOTOR DE 95 CV

Por qué el llamativo Audi A1 es un coche urbano sin rival

El nuevo Audi A1 ofrece de serie desde la variante de acceso el cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas

Con la llegada al mercado del nuevo Audi A1, la marca alemana ofrece un vehículo que casi no tiene rival en el mercado, ya que ofrece en una medida de 4,03 m un modelo urbano pero con la calidad, el equipamiento y el estilo de los mejores modelos de la marca de los cuatro aros. La única alternativa premium entre los coches urbanos a este nuevo modelo es el Mini.

Tras el lanzamiento en el año 2011 de la primera generación del A1, ahora llega una nueva generación que es más larga y que ofrece un habitáculo bastante más amplio. Incluso su maletero es más grande, ha ganado 65 litros hasta los 335 litros. Ahora ofrece un estilo muy llamativo y unas posibilidades de personalización que se han visto muy ampliadas. Y eso es algo clave para este tipo de vehículos pensados para los clientes más jóvenes.

[La falacia del coche eléctrico o por qué no salvará nuestras vidas]

Otro detalle importante, mientras que la primera generación del A1 contaba con versiones de carrocería de 3 o 5 puertas, en el caso del nuevo solo habrá la de cinco puertas. Además, su estilo es más deportivo. Exteriormente, es un coche muy llamativo que destaca por su gran anchura de vías lo que proporciona aspecto de ir muy bien asentado sobre el asfalto. Y eso le confiere un estilo mucho más deportivo que la anterior generación, de aspecto más urbano. El nuevo emplea algunos detalles de diseño del legendario Audi Sport Quattro. Su pilar C es ancho y está inclinado y la parrilla frontal es ancha y baja, lo que le da aspecto de deportividad.

Como un buen vehículo del segmento premium, aunque sea el modelo más pequeño de la gama de Audi, incorpora un cuidado interior y un completo equipamiento tanto de confort como de seguridad. Por ejemplo, es de serie el cuadro de instrumentos digital con una pantalla de 10,25 pulgadas con la que el conductor puede adaptar a sus gustos la información que recibe del vehículo. Opcionalmente se ofrece en toda la gama del A1 el Audi Virtual Cockpit que está en el resto de modelos de Audi, con una pantalla de 12,3". Este sistema ofrece más posibilidades de personalización, pero el de 10,25" es ya muy completo y es de serie.

Urbano con un interior muy cuidado.
Urbano con un interior muy cuidado.

También incluye una segunda pantalla en la consola central con la que se manejan todos los sistemas, el navegador, el equipo de sonido y los diferentes sistemas, además de la conectividad y las aplicaciones. De serie esta pantalla es de 8,8 pulgadas y como opción está disponible una de 10,1". También permite la máxima conectividad mediante nuestro teléfono móvil y ofrece el control por voz para algunos sistemas.

La tecnología del Audi A1

El Audi A1 está cargado de tecnología y sobre todo en sistemas de ayuda a la conducción. En este sentido destacar que son de serie desde la versión de acceso elementos como el asistente de cambio de carril, el limitador de velocidad, el lector de señales o el sistema de frenado de emergencia con detección de peatones y de ciclistas. Este sistema funciona incluso en condiciones de baja visibilidad.

El A1 es un heredero de la tecnología estrenada en los nuevos A6, A7 y A8, por lo que incluye la última generación del sistema pre-sense front. Este sistema detecta los posibles riesgos, avisa a su conductor, prepara el vehículo para el posible choque y, en caso de que el conductor no intervenga, el propio vehículo frena y llega a realizar una maniobra de esquiva para evitar el choque. Opcionalmente cuenta con control de crucero adaptativo que permite ajustar la velocidad entre cero y 200 km/h en las versiones con el cambio S-Tronic.

El Audi A1 ofrece lo que otros los modelos de la gama Audi más grandes pero a una escala más pequeña y también con un precio algo más accesible, aunque sigue siendo caro, con un precio de partida de 20.760 euros. Y por supuesto lo que ofrece es también un comportamiento dinámico en línea con el resto de los modelos de la marca de los cuatro años, seguro y con un innegable toque deportivo.

Un Audi más a escala pequeña.
Un Audi más a escala pequeña.

En una primera toma de contacto con el nuevo A1 hemos podido conducir las variantes 35 y 40 TFSi, respectivamente con 150 y 200 caballos, y en ambos casos con el cambio S-Tronic. El coche sorprende porque proporciona, sobre todo la variante más potente, un comportamiento muy dinámico. Su motor es un brillante cuatro cilindros de sólo 1,5 litros pero que gracias al turbocompresor proporciona una elevada cifra de potencia y de par desde pocas vueltas. Los 200 caballos para un modelo urbano de 4 metros le hacen un coche muy ágil y divertido en todo tipo de trazados.

En realidad, aunque se mueve muy bien en la ciudad, por sus dimensiones contenidas y sus alegres motores, es un vehículo bastante más completo que un clásico urbano y proporciona un magnífico comportamiento en carretera. Su esquema de suspensiones y el tarado firme de su amortiguación hace que transmita al conductor una sensación de gran precisión y de aplomo característicos de un segmento superior. Para los que buscan un comportamiento más radical se ofrecen tres suspensiones, la básica, una más deportiva y una con gestión electrónica de la dureza.

El tacto que ofrece con el volante y con las levas del cambio, en las versiones equipadas con S-Tronic, es perfecto para poder disfrutar de una carretera virada. Es por ello un perfecto rival también en este sentido frente al Mini, un coche que destaca por encima de todo por su comportamiento muy deportivo, por esa sensación de conducir un kart.

En el mercado español la gama del Audi A1 ya la venta está formada por cuatro versiones, todas ellas de gasolina y equipadas con filtro de partículas para reducir las emisiones de partículas no quemadas. El punto de partida son las variantes 25 TFSi y 30 TFSi, ambas equipadas con un pequeño motor de tres cilindros que proporciona respectivamente 95 y 116 caballos. Estas versiones de acceso, de serie, incorporan el cambio manual, de seis marchas en el caso del 30 y de cinco con el motor de acceso.

Por encima en la gama encontramos el 35 TFSi que ya emplea un propulsor de cuatro cilindros de 1,5 litros cuya potencia sube hasta los 150 caballos y el tope de gama, al menos por el momento, es el 40 TFSi que llega hasta los 200 caballos sobre la base del mismo motor de cuatro cilindros con 1,5 litros de cilindrada.

Al menos por el momento no se van a ofrecer versiones de gasóleo. El mercado está cambiando mucho en los últimos meses con la mala imagen que están creando los políticos en torno al diésel. Esto hace que las ventas de coches equipados con motores diesel estén bajando mes tras mes. Pese a ello, los fabricantes siguen apostando por los diésel en los coches más grandes, por la obligación de reducir las emisiones de CO2. Sin embargo, en los modelos más urbanos poco a poco se están eliminando estas versiones.

Estos son los precios para las versiones de acceso del nuevo A1. Además del modelo básico, muy completo, se ofrecen un acabado Advance que supone un sobreprecio de 1.400 euros sobre los que figuran en esta lista. En el caso de la terminación S-Line, con un estilo más deportivo hay que añadir 2.700 euros a estos precios. Y si buscamos la terminación Black-Line más completa, entonces hay que pagar 3.900 euros más. Las variantes 40 TFSi con el motor de 200 caballos solo se ofrecen con los acabados S-Line y Blanck line y siempre con el cambio S-Tronic.

Precios del Audi A1

Audi A1 25 TFSi, 95 CV manual, 20.760 euros

Audi A1 30 TFSi, 116 CV manual, 21.940 euros

Audi A1 30 TFSi, 116 CV S-Tronic, 23.810 euros

Audi A1 35 TFSi, 150 CV manual, 23.540 euros

Audi A1 35 TFSi, 150 CV S-Tronic, 25.410 euros

Audi A1 40 TFSi, 200 CV S-Tronic, S-Line, 33.350 euros

Audi A1 40 TFSi, 200 CV S-Tronic, Black Line, 34.590 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios