PRUEBA AUDI A7 SPORTBACK 50TDI

Audi A7 Sportback: cómo un coche deja de ser tan tradicional y no pierde la elegancia

La variante 50 TDi del nuevo Audi A7 Sportback emplea un magnífico motor diésel muy elástico y poco consumidor, una de las grandes novedades además del punto estético

Audi tiene una amplia gama de versiones con carrocería de tipo berlina que va desde el A3 compacto hasta su berlina de lujo en el A8. Lanzó hace unos años un nuevo modelo, el A7 Sportback, como una alternativa a la berlina grande pero con una carrocería de aspecto más dinámico y juvenil, menos tradicional, con un gran portón trasero. Y todo ello sin renunciar a la elegancia del emblemático A8.

La nueva generación del A7 es un modelo completamente nuevo que emplea buena parte de los componentes del A8. Este modelo destaca, sin duda, por su estética llamativa. La zaga y su techo en caída le proporcionan una estética más deportiva, pero sin estridencias. Su gran anchura, de 1,90 m, y su poca altura hacen que se muestre dinámico y muy bien asentado sobre el asfalto. Algo que se demuestra en el momento en que nos sentamos al volante y empezamos a hacer kilómetros.

Gracias a sus cinco metros de longitud, ofrece un habitáculo muy amplio, con unas plazas traseras realmente generosas. En este sentido, hay que destacar que Audi ofrece dos configuraciones diferentes para el habitáculo de este modelo y para sus plazas traseras. Se puede elegir entre la opción de dos plazas independientes que proporcionan el máximo confort a sus ocupantes o bien una variante más tradicional con tres plazas. En realidad, en este último caso, son dos plazas generosas en los laterales del asiento y una central más limitada por su anchura y también por el túnel de la transmisión.

En cuanto a su maletero, ofrece 535 litros según los valores homologados. Destaca por tener una gran longitud del vano de carga, pero no tiene demasiada altura, lo que limita en algunos casos el poder llevar objetos grandes. Y todo ello pese a tener un gran portón que facilita las operaciones de carga.

La versión que hemos probado es la equipada con el motor diésel de 286 caballos (versión 50TDI), una buena alternativa para los que buscan un coche rápido, de movimientos ágiles, pero que al mismo tiempo no quieren un coche con un consumo exagerado. De hecho, su valor homologado es de 5,6 litros, que para un coche de este tamaño y peso es una cifra muy razonable. Haciendo una conducción suave, se pueden lograr cifras de consumo muy ajustadas, en torno a los siete litros e incluso por debajo.

Además, como ocurre con el A8, este A7 Sportback cuenta con la etiqueta ECO de la DGT, lo que le proporciona muchas facilidades de cara a las limitaciones al tráfico en las grandes ciudades. Para ello, cuenta con un motor eléctrico de 16 CV para arranque y apoyo al motor diésel, que permite una mayor optimización del consumo. Este equipamiento permite que el coche pueda rodar en modo a vela, es decir, con el motor apagado, cuando no se hace necesario y también permite apagar el motor cuando se está parando el vehículo. Es un sistema de los denominados Mild Hybrid.

Un aspecto destacado es su sistema de ayudas a la conducción. Dependiendo de la versión y del equipamiento elegido, puede tener de todo. Conducción autónoma de nivel 2, el más alto legalmente utilizable por el momento, sistema de ayuda en atascos o un completo asistente de aparcamiento. Este permite no solo que el coche aparque solo en una plaza sin hacer nada, sino también que se pueda aparcar el coche desde fuera. Esta operación se hace mediante la ayuda del móvil y de una aplicación específica.

En cuanto a su precio, es alto, lo que resulta bastante lógico para un coche como este. Pero teniendo en cuenta que tiene una estética más moderna y que ofrece casi lo mismo que un A8, es un buen precio. En concreto, son 76.500 euros según los precios recomendados por el fabricante. Un A8 con la misma motorización y equipamiento mecánico cuesta 20.000 euros más.

Ficha técnica

Motor: seis cilindros en V.

Potencia máxima: 286 CV a 3.500 rpm.

Par máximo: 620 Nm desde 2.250 rpm.

Cilindrada: 2.967 cc.

Combustible: gasóleo.

Motor eléctrico: 16 CV.

Velocidad máxima: autolimitada en 250 km/h.

Aceleración de cero a 100 km/h, 5,7 segundos.

Caja de cambios: automática de ocho marchas.

Tracción: Quattro.

Consumos homologados (urbano/extraurbano/mixto): 6,2/ 5,2/ 5,6 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,97 x 1,90 x 1,42.

Capacidad maletero: 535 litros.

Peso en vacío: 1.945 kg.

Precio: 76.850 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios