AL VOLANTE DEL NUEVO SUV CON HASTA 550 Caballos

Nuevo Porsche Cayenne: el milagro de hacer deportivo un todocamino de 2 toneladas

El 4 de diciembre comienzan las entregas de esta tercera generación del modelo alemán con unos precios que parten de los 87.000 euros de la versión de acceso en el mercado español

Porsche lanza la tercera generación del Cayenne, su modelo todocamino, que destaca por ofrecer la prestaciones propias de un modelo deportivo, pero con un amplio habitáculo para cinco personas y un gran maletero. Un coche que destaca por su gran utilidad, con el que se puede rodar muy deprisa, pero que también ofrece unas buenas posibilidades de uso fuera del asfalto. Sus precios oscilan entre 87.000 y 160.000 euros en las versiones que ahora se ponen a la venta.

El equipo de ingenieros de Porsche demuestra cada día, con cada nuevo modelo que lanza al mercado, que parecen no tener límites. El Porsche 911 es uno de los deportivos legendarios de la automoción, y eso pese a que su esquema mecánico con el motor situado por detrás del eje trasero no es el mejor para hacer un buen deportivo.

Con el Porsche Cayenne ocurre algo bastante parecido. Cuando se lanzó la primera generación del Cayenne, era un todoterreno con marchas reductoras, bloqueos de diferencial, un modelo que aportaba deportividad, como todos los vehículos firmados por Porsche, pero con un dinamismo algo limitado por su peso y sus transmisiones. Pese a ello, se vendieron 270.000 unidades en todo el mundo. La segunda generación cambió radicalmente y pasó a ser un todocamino, eso sí, muy eficaz también en el campo, pero más ligero y mucho más dinámico del que se vendieron más de medio millón de unidades.

Interior muy lujoso
Interior muy lujoso

Este nuevo Cayenne es realmente espectacular, y es que tras una toma de contacto con las versiones de gasolina del nuevo Cayenne por carreteras de Creta, estrechas y muy viradas, les puedo asegurar que parece un verdadero milagro rodar por estos trazados tan sinuosos como si lleváramos un 911 pero con un vehículo de dos toneladas de peso.

Para ello cuenta con un chasis realmente insuperable, capaz de absorber todo lo que llega por la carretera, curvas, baches, cambios de apoyo. A este Cayenne todo le da igual, por complicado que sea el terreno por el que se circula, ya sean buenas carreteras para poder ir deprisa, zonas viradas, curvas muy cerradas, o incluso una pista forestal en mal estado.

Empecemos por su estilo exterior, que ha sido completamente renovado. De hecho, cuenta con una carrocería 6 cm. más larga, mientras que la altura se reduce en un centímetro con respecto a su antecesor. También aumenta su anchura en 2,3 cm, con lo que se consigue un aspecto exterior más dinámico. Y sus llantas de 19” en las versiones básicas que llegan hasta las 21” le proporcionan un aspecto muy llamativo.

Este crecimiento de las dimensiones supone una mejora en su habitabilidad interior. Un generoso habitáculo en el que los ingenieros han trabajado su versatilidad de uso, y para ello cuenta con unos asientos traseros que permiten deslizar longitudinalmente e inclinar los respaldos. El confort también es un aspecto muy importante en este modelo, como lo demuestra el equipo de climatización en dichas plazas traseras que cuenta con una gran pantalla para su gestión. Y por si todo esto fuera poca mejora, además su maletero ofrece 100 litros más de capacidad. Es un vehículo todo uso, un coche con el que se puede llevar a cinco personas de viaje, recorriendo muchos kilómetros deprisa, con el máximo confort y seguridad.

Menos botones en el nuevo Cayenne
Menos botones en el nuevo Cayenne

El interior también ha sido completamente rediseñado, se ha reducido notablemente el número de botones y ahora casi todo se gestiona mediante la pantalla. El Cayenne lleva, como el nuevo Panamera, un gran reloj central en el cuadro de instrumentos, el cuentavueltas y ambos lados del mismo pantallas de 7 pulgadas completamente configurables a gusto del conductor. Y también una gran pantalla de 12,3” en la consola central que maneja la mayor parte de los sistemas del vehículo, el navegador, la climatización, la conectividad o los modos de conducción. Además, aporta más conectividad, nuevas funciones, nuevos servicios y aplicaciones gracias a Porsche Connect Plus. El sistema forma parte del equipamiento de serie del nuevo Cayenne y contiene, entre otros, un módulo de teléfono LTE con tarjeta SIM integrada, un sistema de navegación online que proporciona información del tráfico en tiempo real, y control por voz.

En el volante, en la parte inferior derecha, encontramos el selector de los modos de conducción que ya incorporan otros modelos de la marca alemana. En este caso encontramos tres modos, el normal, el Sport y el Sport+.

Pero por supuesto lo que define, lo que hace diferente a un Porsche, son sus prestaciones su gran deportividad en todo tipo de trazados. Y para ello este nuevo Cayenne incorpora todo lo necesario. Por ejemplo, las suspensiones neumáticas de tres cámaras, la última tecnología, permite combinar un confort de marcha muy elevado junto a la posibilidad de subir y bajar la carrocería en función del terreno y poder ser utilizado casi como un todoterreno.

Para proporcionar mayor seguridad, incorpora un sistema de tracción activa 4x4 capaz de repartir el par motor no solo entre los dos ejes sino de manera independiente sobre cada rueda, lo que ayuda a su mejor deportividad y a la mejor seguridad de marcha. El coche es más grande que su antecesor, pero para conseguir que tenga la mejor maniobrabilidad incorpora dirección electromecánica en el tren trasero. Con ello, es mucho más manejable en zonas viradas y se puede rodar más rápido en curvas.

Nuevas entradas de aire
Nuevas entradas de aire

Sus prestaciones también han mejorado con respecto a su antecesor y por ello incorpora un nuevo equipo de frenos más potente con dos opciones disponibles, el básico con unos frenos con revestimiento de carburo de Wolframio y para los que exigen al máximo a los frenos, también están disponibles unos carbocerámicos.

Cuando se rueda muy deprisa, se puede hacer necesario conseguir un mayor apoyo aerodinámico en el eje trasero. Para ello, las versiones Turbo llevan un alerón trasero activo. Situado en la parte superior del portón trasero, se activa cuando se supera la barrera de los 160 km/h. Y también ofrece el llamado Airbrake, que a alta velocidad cuando se realiza una frenada brusca, este alerón se levanta para conseguir mejorar la frenada. A 250 km/h reduce 2 metros la distancia de frenado, según la marca alemana.

Mecánicamente el Cayenne tendrá una amplia gama de versiones, habrá variantes híbridas, una versión deportiva GTS y variantes diesel. Pero de momento, la oferta se centra en las tres versiones de gasolina. El punto de partida es el Cayenne de 340 caballos con un motor V6 Turbo, cuyas prestaciones son más que suficientes para un usuario que busca deportividad. Por encima el Cayenne S de 440 caballos, también con un propulsor V6 con doble turbocompresor y como tope de gama el Turbo de 550 caballos, en cuyo caso se recurre a un motor de ocho cilindros con dos turbcocompresores. Para que nuestros lectores se hagan una idea, el Cayenne acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, el S en 4,9 seg. Y el Turbo en 3,9.

La versión tope de gama
La versión tope de gama

Todas estas versiones están unidas con una nueva caja de cambios Tiptronic S de ocho marchas, que sustituye a la PDK de doble embrague de su antecesor. Es un cambio igual de rápido que el PDK, pero a su favor juega el hecho de ser algo más suave en las transiciones entre marchas y en los arranques, pero también en su utilización fuera del asfalto.

El Cayenne, como el resto de modelos de Porsche, es un vehículo para disfrutar al volante, conducir, pero cuenta con los últimos sistemas de ayuda a la conducción como el Porsche InnoDrive predictivo, el control de velocidad con regulador de distancia y función Stop&Go, el asistente de mantenimiento y cambio de carril, y el asistente de visión nocturna. Todo ello con el objetivo de aumentar el confort y la seguridad en los desplazamientos.

Después de hacer bastantes kilómetros con las tres versiones, salvo que se busquen unas prestaciones muy deportivas, algo que no permiten las carreteras españolas, creo que la opción más interesante es la del Cayenne de 340 caballos. Corre mucho, tiene un consumo más razonable y un precio que parte de los 87.000 euros.

En cuanto a sus precios recomendados para el mercado español son los siguientes,

Porsche Cayenne, 340 CV, 87.000 euros

Porsche Cayenne S, 440 CV, 107.000 euros

Porsche Cayenne Turbo, 550 CV, 160.000 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios