Es noticia
Menú
Cuando el pesimismo con la bolsa puede ser realmente una buena noticia
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Sería bueno para las acciones

Cuando el pesimismo con la bolsa puede ser realmente una buena noticia

Parece que casi nadie en el mercado de valores está cómodo ahora mismo. Eso suele ser una señal de que las cosas podrían cambiar pronto

Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Para empezar, el S&P 500 ha caído un 14% desde el pico de mediados de agosto de su repunte de verano. Es más, ha bajado más de un 20% desde su máximo histórico de principios de enero, lo que sitúa al índice en territorio bajista. El motor principal ha sido la inflación obstinadamente alta, que está empujando a la Reserva Federal a subir rápidamente los tipos de interés. Esto amenaza con reducir la demanda económica, por lo que muchos están preocupados por la posibilidad de entrar en recesión.

Ahora, la confianza del mercado está en niveles históricamente bajos. Una encuesta de la Asociación Americana de Inversores Individuales mostró recientemente unos resultados por debajo del 30% negativo. Este resultado se calcula restando el número total de encuestados bajistas al número total de encuestados alcistas, lo que implica que hay más bajistas que alcistas. Según RBC, es el resultado más bajo desde la crisis financiera de 2008-2009, cuando todas las previsiones eran de una horrible recesión.

Foto: Amazon. (EC Diseño)

El sentimiento no suele bajar mucho más que eso. De hecho, hay que remontarse a 1990 para encontrar un momento en el que lo hiciera.

Durante el año posterior a la última vez que el sentimiento fue tan malo, los rendimientos del mercado de valores fueron estelares. El S&P 500 registró una ganancia de más del 30% un año después de que el sentimiento alcanzara su mínimo de la era de la crisis, según los datos de RBC. Esto demuestra que cuando el mercado ya está en números rojos, con pésimas perspectivas para los beneficios empresariales y la economía, los signos de mejora pueden ofrecer esperanza y hacer que las acciones suban.

De hecho, parece haber una cantidad importante de capital buscando una oportunidad para entrar en el mercado de valores. La encuesta realizada por Bank of America entre gestores de carteras por valor de billones de dólares revela que la media de las carteras es del 6,1%. Es el nivel más alto desde finales de 2001. Esto significa que los gestores de carteras ya han realizado muchas ventas. Ahora tienen una gran cantidad de efectivo que no está obteniendo ni de lejos los beneficios que podría generar el mercado de valores. Según Bank of America, las reservas de efectivo son tan elevadas han sido históricamente una señal de compra.

Foto: EC

Esto puede sonar demasiado optimista, y ciertamente viene con una advertencia. Se teme que, desde su posición actual, las expectativas de beneficios solo pueden disminuir, un proceso que ya ha comenzado. Los tipos más altos tienden a afectar a la economía con un ligero retraso, y con los informes de beneficios del tercer trimestre a la vuelta de la esquina, el mercado se prepara para obtener malos resultados.

Sin duda, es posible que el S&P 500 caiga hasta 3.636,87, marcando su mínimo intradía del año. Ahora mismo se mantiene justo por encima de esa cifra. Pero la economía, y los beneficios, podrían no debilitarse tanto como se teme.

Existen factores que podrían impulsar la mejora de las expectativas, como unos resultados del tercer trimestre mejores de lo previsto. Otro aspecto positivo sería un descenso continuado de la tasa de inflación, que iría de la mano de una ralentización del ritmo de subidas de tipos por parte de la Fed, aliviando la presión sobre la economía

Foto: EC.

Como dice Tom Essaye, de Sevens Report, "el sentimiento, mientras tanto, se ha vuelto extremadamente negativo. Aunque no podemos decir que se haya tocado fondo, sí creemos que estamos más cerca del final que del principio, y todo lo que el mercado necesita para estabilizarse es la esperanza de que 1) la inflación está retrocediendo, y 2) la Fed está cerca del final de su ciclo de subidas".

Una vez que el mercado confíe en que se están dando estas dos condiciones, los inversores empezarán a poner todo ese dinero en efectivo a trabajar, harán que las acciones suban.

*Contenido con licencia de 'Barron’s'

Para empezar, el S&P 500 ha caído un 14% desde el pico de mediados de agosto de su repunte de verano. Es más, ha bajado más de un 20% desde su máximo histórico de principios de enero, lo que sitúa al índice en territorio bajista. El motor principal ha sido la inflación obstinadamente alta, que está empujando a la Reserva Federal a subir rápidamente los tipos de interés. Esto amenaza con reducir la demanda económica, por lo que muchos están preocupados por la posibilidad de entrar en recesión.

Reserva Federal Inflación Recesión Tipos de interés
El redactor recomienda