Una reunión más... una reunión menos para afrontar el 'marrón' de la normalización
  1. Mercados
  2. Inversión
las claves de la reunión de junio

Una reunión más... una reunión menos para afrontar el 'marrón' de la normalización

Una reunión más. Un paso menos para retirar por completo los estímulos más extraordinarios y para que la Fed piense de verdad en la normalización

Foto:

Una reunión más. Aunque, posiblemente, para los miembros de la Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos, la sensación será de que se trata de una reunión menos. Porque, lo quieran o no, les guste o no, se acerca el momento de la verdad; el de empezar a pensar de forma seria en cómo estructurar la retirada completa de los estímulos más extraordinarios, el inicio de la subida de los tipos de interés y la cura de adelgazamiento del balance de la entidad. Dicho de otro modo: el paso del tiempo aproxima el marrón de normalizar la política monetaria más anormal y expansiva en la centenaria historia de la institución estadounidense.

De algún modo, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, lo confesó ayer. "Seguimos discutiendo los detalles de la normalización", aunque "todavía no se han alcanzado conclusiones". Y emplazó a finales de año, posiblemente a la reunión de los días 16 y 17 de diciembre, para conocer "una descripción completa" de la estrategia de salida. Por el momento, son cuatro las dudas fundamentales que envuelven al escenario actual.

1. ¿Cuándo terminará el QE3?

Por el momento, lo cierto es que la entidad recortó ayer el tercer programa de compras de deuda pública y privada (QE3) en otros 10.000 millones de dólares, con lo que ahora queda limitado a 35.000 millones de dólares al mes; es decir, ya lo ha frenado en 50.000 millones desde diciembre de 2013. Como precisó Yellen, este proceso continuará, aunque matizó que no siempre tiene que ser en tijeretazos de 10.000 millones. Por el momento, el mercado descuenta que la Fed anunciará el final delQE3, que está activo desde septiembre de 2012, en la cita de octubre o diciembre de este año. Sería así si, como previó ayer Yellen, el rebote de la actividad económica en Estados Unidos "continúa" en los próximos meses.

2. ¿Cómo adelgazará su balance?

Aunque está aminorando el QE3, la realidad es que sigue vigente. Y mientras continúe activo, el balance de la Fed seguirá creciendo, una tendencia que continúa actuando como el principal freno de la apreciación del dólar contra el euro -la divisa europea permanece más cerca de los 1,36 que de los 1,35 dólares-. El caso es que el balance de la entidad ya alcanza los 4,34 billones de dólares. Y que en sus tripas tiene 2,4 billones de dólares en bonos soberanos y más de 1,5 billones en deuda financiera. Y en estas tenencias residebuena parte del nudo gordiano que Yellen y sus colegas de la Fed deben desenmarañar ,la tupida red monetaria tejida en los seis últimos años. Tendrá que hilar muy fino para adelgazar su balance sin provocar un terremoto en los mercados vendiéndolos alegrementey sin recurrir al mero paso del tiempo para reducirlo conforme venzan, porque sería un proceso demasiado lento. Por el momento, Yellen ya ha avisado de que hay que estar preparados para tener "un balance muy grande por un tiempo".

3. ¿Cuándo subirá los tipos?

Por ahora, tanto los pronósticos del mercado como los de la propia Fed, fechan la primera subida de los tipos de interés, que llevan congelados en el 0-0,25% desde diciembre de 2008,en algún momento de 2015. Según las previsiones difundidas ayer, 12 de los 16 miembros del banco central ven ese repunte en 2015, por solo uno que lo sitúa en 2014 y otros tres que lo retrasan hasta 2016. El mercado, con todo, no olvida lo que dijo Yellen en su debut: que del final del QE3 a la primera subida de los tipos podrían transcurrir seis meses. Por este motivo, y aunque la presidenta se ha esforzado por edulcorar y matizar ese mensaje, trabaja sobre la hipótesis de un aumento a finales del segundo trimestre de 2015. Si a Yellen le entran las prisas, tendrá que ir preparando el terreno -tal como ya ha hecho Mark Carney con el Banco de Inglaterra- en alguna de las cuatro reuniones que todavía celebrará en la segunda mitad del año.

4. ¿A qué ritmo lo hará?

Esa es otra. Yellen trató de tranquilizar al mercado. Que nadie tema. Que los tipos, dijo, seguirán "por debajo de lo normal durante un largo tiempo". Vamos, que nadie mire en el pasado para buscar pistas de cuánto y hasta qué nivel elevará los tipos. Pero subirán. Por el momento, 11 de los 16 miembros de la Fed los ven en el 1% o por encima a finales de 2015. Lo que sí saben los inversoreses queesta misma política de la Fed alimentó en unpasado reciente unas lustrosas ganancias en los parqués. Yellen admitió ayer que sí, que hay síntomas de "búsqueda por la rentabilidad"-lo que otros llamanapetito por el riesgo-en los mercados, pero sin que las valoraciones se aparten de los estándares históricos. Para históricos, los niveles que se siguen viendo en Wall Street. Pero no pasa nada. Esta vez es diferente.

Reserva Federal Estados Unidos (EEUU) Janet Yellen Política monetaria Tipos de interés
El redactor recomienda