desciende al 2,44%

¿'Tapering'? ¿Qué es eso? El interés del bono de EEUU, en mínimos desde junio

Como si la Fed no hubiera reducido los estímulos o ni siquiera se hubiera planteado hacerlo. A esa época retorna el rendimiento de la deuda estadounidense

Foto: El expresidente de la Fed, Ben Bernanke, y la actual presidenta, Janet Yellen
El expresidente de la Fed, Ben Bernanke, y la actual presidenta, Janet Yellen

La rentabilidad del bono estadounidense a 10 años se sitúa este miércoles por debajo del 2,50%. Baja, en concreto, hasta el 2,44%, con lo que vuelve a los niveles en los que estaba a mediados de junio del año pasado. Y esta referencia temporal no es casual ni irrelevante. Todo lo contrario. Retroceder 11 meses atrás implica que es como si la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense, no hubiera empezado a reducir las compras de deuda (tapering); o más aún, como si prácticamente ni siquiera hubiera anticipado que iba a hacerlo. 

Pero el caso es que sí ha ocurrido. Porque fue en mayo de 2013 cuando el anterior presidente de la Fed, Ben Bernanke, sugirió por primera vez que ya estudiaban ir reduciendo los estímulos; y en junio convalidó esta impresión con un calendario tentativo, consistente en que ese tapering comenzaría a finales de 2013. Y comenzó, porque en diciembre redujo su tercer programa de compras de activos (QE3) en 10.000 millones, hasta los 75.000 millones de dólares al mes. Y luego han venido tres tijeretazos más, en enero, marzo y abril, con los que el QE3 ha quedado reducido hasta los 45.000 millones de dólares al mes. 

Aunque estos comentarios y estas actuaciones sí tensaron los rendimientos de la deuda, puesto en septiembre, diciembre y enero el bono el rendimiento del bono llegó a superar el 3%, primero en enero y luego ya en abril y mayo, la rentabilidad está volviendo sobre sus pasos. Y lo ha hecho, nada más y nada menos, que para regresar a junio de 2013. 

Tras este repliegue late el convencimiento de que la actual presidenta de la Fed, Janet Yellen, se tomará su tiempo a la hora de normalizar las condiciones monetarias en EEUU. Por el momento, las previsiones contemplan que el QE3 finalizará en octubre y que, como pronto, la primera subida de los tipos de interés -llevan en el 0-0,25% desde diciembre de 2008- llegará en el segundo trimestre de 2015. 

El problema es que la realidad contrasta con los pronósticos de los expertos, que vaticinan un notable repunte de los rendimientos hasta final de año. De hecho, 62 de los 72 consultados por la agencia financiera Bloomberg esperan que la rentabilidad acabe 2014 en el 3% o por encima. 

 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios