Es noticia
Menú
El vacile de PharmaMar y la gloria de Juan Andrés, Rovi e Hipra
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

El vacile de PharmaMar y la gloria de Juan Andrés, Rovi e Hipra

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Juan Andrés (Moderna) - EC Diseño.
Juan Andrés (Moderna) - EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

De amor nadie se muere, pero de promesas infladas está sobrado el panteón del Ibex. A las puertas de cumplirse dos años del colapso sanitario global provocado por el coronavirus SARS-CoV-2, la biofarmacéutica española PharmaMar está muy cerca de volver al punto de partida bursátil prepandemia. Ni siquiera la gloria de entrar en el índice de los 35 valores más relevantes del mercado nacional en septiembre de 2020, a lomos de la burbuja provocada por los supuestos avances para un tratamiento con Aplidin, ha impedido que su cotización se haya desplomado casi un 60% desde entonces.

Hace solo una semana, el presidente Pedro Sánchez visitó las instalaciones que la farmacéutica española Rovi, también cotizada, tiene en Granada. El motivo no era otro que celebrar, en sentido institucional, que la compañía fundada y controlada por la familia López-Belmonte elaborará el proceso completo de la vacuna, incluido el principio activo, desarrollada por la estadounidense Moderna Therapeutics, una de las dos soluciones comercializadas con base en la tecnología del ARN mensajero. Un pequeño gran hito país, aunque sea como fabricante, en la lucha contra la pandemia.

Foto: EC.

Tras ese acto, el líder socialista tuvo unas palabras para otra española, la farmacéutica gerundense Hipra, especializada en inmunología animal, cuya vacuna para humanos contra el covid-19 estaría lista antes del verano. Este protagonista inesperado ha comenzado los ensayos en fase III para comprobar la eficacia de su solución, basada en una tecnología ya probada en otras vacunas (hepatitis B), es decir, añadir un adyuvante sobre una proteína (S) del virus, y tiene ya preparado todo el proceso industrial a la espera del visto bueno de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) en mayo.

Mientras todo esto ocurre, las noticias sobre PharmaMar siguen teniendo claroscuros. Eso sí, la compañía controlada por José María Fernández de Sousa no deja pasar la mínima oportunidad que brinda la evolución de la pandemia para lanzar mensajes al mercado. Hace solo unos días, tras el anuncio gubernamental de la compra de 344.000 dosis de un antiviral de Pfizer (Remdesivir), la cotizada aprovechó para desempolvar su producto, de “una potencia nunca vista hasta ahora”, referirse a la variante ómicron y arroparse con el aval de “investigadores de primer nivel de todo el mundo”.

Su comunicado, como tantos otros durante estos dos años, informa sobre aspectos cuya relevancia termina siendo exagerada con el filtro del tiempo. En el último caso, el mercado se tragó un subidón del 20% en un solo día (11 de enero) después de que PharmaMar construyera su hecho relevante sobre los prometedores datos finales publicados en la revista científica 'Life Science Alliance'… Aunque, como bien sintetiza el encabezado de ese trabajo, se trata ‘solo’ de “estudios preclínicos y aleatorizados de fase I de plitidepsina en adultos hospitalizados con covid-19”.

Foto:

Estos parches tienen un efecto vaporoso en la tendencia bajista instalada sobre PharmaMar, un chicharro del parqué español que de manera inexplicable saltó al Ibex. Tal vez si el marcaje de la CNMV, auxiliada por la Agencia Española del Medicamento, hubiera trascendido antes de noviembre de 2020, cuando solicitó a la compañía información más detallada sobre los efectos reales del antitumoral Aplidin como terapia frente al covid-19, el globo generado en torno a la filial de la vieja Zeltia no habría subido tan alto. El anuncio de las primeras vacunas fue el principio de su declive bursátil.

A pesar de PharmaMar, que no logró autorización administrativa para iniciar la fase III para su ‘anticovid’ hasta marzo de 2021, tampoco puede decirse que haya faltado información fidedigna en el mercado. A mediados de marzo de 2020, en pleno estallido de la pandemia en nuestro país, un madrileño de 55 años contaba desde Boston los avances que tenía para una vacuna la farmacéutica donde trabaja. Era Juan Andrés, responsable de Operaciones de Moderna, la farmacéutica que desde el 7 de febrero tenía lista una potencial solución a través de su revolucionaria tecnología.

Foto: Ilustración con el logo de Zoom. (Dado Ruvic/Reuters)

Tras toda una carrera profesional en el sector farma, el jefe industrial de Moderna dejó su residencia en Basilea en verano de 2017, donde ocupaba un alto puesto en el gigante suizo Novartis, para aceptar el reto de su amigo francés Sthepane Bancel, con quien coincidió en la multinacional Eli Lilly, para incorporarse a un prometedor proyecto donde era consejero delegado. Pocos años después, la historia ha querido que la biotecnológica con base en Massachusetts esté en la punta de lanza contra el coronavirus, aunque su tecnología ya la hacía candidata para futuribles éxitos.

Esta condición de nueva compañía (investigación) ha hecho que Moderna necesite de terceros para fabricar su solución, mientras la alemana BioNTech lo hace junto al gigante Pfizer. Y para ese viaje, la sensibilidad de Juan Andrés ha hecho posible que España, a través de Rovi, sea un 'hub' para manufacturar la vacuna (hasta 1.400 millones al año), como Suiza, segunda patria del madrileño, donde la estadounidense se ha asociado con Lonza y Corden Pharma. España se ha subido al tren de la lucha contra el covid-19 de forma colateral y con retraso, pero sin fiarlo todo a los vaciles de PharmaMar.

De amor nadie se muere, pero de promesas infladas está sobrado el panteón del Ibex. A las puertas de cumplirse dos años del colapso sanitario global provocado por el coronavirus SARS-CoV-2, la biofarmacéutica española PharmaMar está muy cerca de volver al punto de partida bursátil prepandemia. Ni siquiera la gloria de entrar en el índice de los 35 valores más relevantes del mercado nacional en septiembre de 2020, a lomos de la burbuja provocada por los supuestos avances para un tratamiento con Aplidin, ha impedido que su cotización se haya desplomado casi un 60% desde entonces.

PharmaMar Pandemia Ibex 35 Pedro Sánchez Pfizer CNMV Ibex Insider
El redactor recomienda