Es noticia
Menú
Quién es Miguel Arias, el futuro guardián de los unicornios españoles
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

Quién es Miguel Arias, el futuro guardián de los unicornios españoles

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Miguel Arias. (EC Diseño)
Miguel Arias. (EC Diseño)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ahora que hasta el dinero más conservador hace cola para invertir en compañías de base tecnológica, como demuestra el interés de Criteria (Fundación la Caixa) por aliarse con el ecosistema emprendedor de Juan Roig (Lanzadera y Angels Capital), una gestora española se afana en levantar el mayor fondo local de ‘venture capital’ de la historia. Y al frente del proyecto, nada menos que 250 millones de euros, está un cuarentón curtido en el ecosistema ‘startapero’, con callo ejecutivo y éxito como inversor, que nunca antes había jugado así en la liga del gran dinero.

Miguel Arias (1978) es un perfecto desconocido incluso para el mundo Ibex, pese a trabajar en Telefónica casi cuatro años al frente del área de Innovación. Su paso por la vieja operadora, a la que ha estado vinculado como mentor de su incubadora Wayra más de una década, explica en parte por qué José María Álvarez-Pallete ha apostado por Leadwind, el fondo estrella del que hablamos, lanzado desde la firma de inversión K Fund (Carina Szpilka e Iñaki Arrola) de la que el ‘extelefónico’ es socio desde este verano, con un importe de 70 millones (el 30% del vehículo).

Foto: Logo de Telefónica. (Reuters)

Aunque no lo pretenda, este ingeniero de Caminos por la Politécnica de Madrid puede convertirse en el gran catalizador de unicornios españoles en los próximos años. Y lo más importante, ser el garante de que una gran parte del valor creado por las nuevas tecnológicas españolas quede aquí y contribuya, quién sabe, hasta a cambiar la piel del Ibex 35. Porque aunque ya hay casos de éxitos mil millonarios nacionales como Idealista, Cabify, Jobandtalent o Glovo, recién vendida con una valoración de casi 2.000 millones, todos sus compañeros de viaje han sido internacionales.

Por fin, vista la tracción existente en el sector, con volúmenes de inversión y ‘exits’ anuales crecientes (por encima de 1.000 millones), la tesis para que exista un gran fondo local de ‘venture’ puede tener sentido: convertirse en una alternativa que compita con el monopolio del dinero estadounidense en las grandes o medianas rondas de financiación en ‘startups’ con éxito, también en las españolas, como ha ocurrido este último año con Signaturit, Factorial, Endalia o con la propia Carto, donde Arias fue cofundador y pieza clave durante sus primeros años.

Por extraño que parezca, para esas jóvenes compañías, que son ya más que una promesa, el acceso al dinero no es un problema. Gigantes como Tiger Global o Accel Partners llevan demasiado tiempo copando este nuevo y emergente mercado, primero en EEUU y desde hace años en la rezagada Europa, con un historial de éxitos imbatible para un recién llegado. Aun así, el tridente formado por Arias, Sergio Álvarez Leiva (ex Carto) y Borja Santos (ex Stripe) confía en que haya hueco para un proyecto hecho desde España como Leadwind, a imagen del británico Stride.

Por extraño que parezca, para esas jóvenes compañías, que son ya más que una promesa, el acceso al dinero no es un problema

Para abordar este reto, la firma española quiere estar cerca de varias de las tendencias globales que se abren paso, como transición energética, ciudades del futuro, ciberseguridad… aprovechando algunas ventajas locales para escalar empresas de España, Portugal y Brasil. De entrada, las valoraciones de compañías en estos países son casi un 30% inferiores a otros mercados, mientras que sus expectativas de retorno (x3) no son tan agresivas como las del dinero internacional (x6) y además aceptan ejercer de líderes sin tener la mayoría del capital (porcentajes entre 10-15%).

Con esa amplitud de foco, manejar un volumen de cinco a ocho inversiones al año no será un problema, menos aún si tenemos en cuenta que los ojos de Leadwind estarán puestos en las joyas de muchos ‘venture capital’ de menor tamaño. Su principal reto estará en ser aceptados para ese viaje transformacional, identificado con la condición de unicornio, donde Arias, Arrola y compañía quieren poner en valor su capacidad de acceso a las grandes corporaciones para acelerar ingresos y su pasado como emprendedores y como ‘early investors’ para acompañar a los fundadores.

Hasta ahora, entre los casos de mayor notoriedad se ha repetido el patrón Manolo Santana, pioneros de éxito pese al raquitismo estructural del país. Sin embargo, todavía no ha llegado un Rafa Nadal, fruto de la madurez del ecosistema, capaz de dominar un mercado. Beatriz González ya ha demostrado con Seaya Ventures (ha levantado un tercer fondo de 165 millones) que parir unicornios españoles es posible, como demuestran sus apuestas por Cabify, Glovo o Wallbox. Ahora el testigo para hacer algo más grande y mejor es de Miguel Arias, el perfecto vecino del segundo.

Ahora que hasta el dinero más conservador hace cola para invertir en compañías de base tecnológica, como demuestra el interés de Criteria (Fundación la Caixa) por aliarse con el ecosistema emprendedor de Juan Roig (Lanzadera y Angels Capital), una gestora española se afana en levantar el mayor fondo local de ‘venture capital’ de la historia. Y al frente del proyecto, nada menos que 250 millones de euros, está un cuarentón curtido en el ecosistema ‘startapero’, con callo ejecutivo y éxito como inversor, que nunca antes había jugado así en la liga del gran dinero.

Ibex 35 Ibex Insider
El redactor recomienda