PharmaMar y el 'placebo' del covid: la cura en bolsa necesita fundamentos más sólidos
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Subidas superiores al 20%

PharmaMar y el 'placebo' del covid: la cura en bolsa necesita fundamentos más sólidos

El grupo vuelve a dispararse sobre el parqué entre noticias sobre sus ensayos contra el covid, a pesar de que los expertos le dan escasa relevancia para sus perspectivas de negocio

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

De nuevo PharmaMar a lomos de la lucha contra el coronavirus. Los inversores han amanecido este martes envueltos en un relato que tiene mucho de reminiscente. La biotecnológica dirigida por José María Fernández Sousa-Faro exponía ante el mercado, a través de un hecho relevante remitido a la CNMV los buenos resultados cosechados por su fármaco Aplidin en la lucha contra el covid, según un estudio publicado por la revista ‘Life Science Alliance’.

Las ganancias superiores al 20% que ha llegado a experimentar la compañía tras este anuncio (y que al cierre se redujeron a un nada desdeñable 18%) evocan a las subidas de semejante magnitud que protagonizó hace cerca de un año, también a raíz de la publicación por parte de la revista ‘Science’ de un estudio favorable sobre la posible utilización de la plitidepsina (el compuesto en el que se basa Aplidin) en el tratamiento del coronavirus.

Entonces fueron varios los expertos que se apresuraron a tachar de desmedida la reacción del mercado, subrayando que aquel no era más que un estudio en fase preclínica, del que difícilmente se podía descontar un éxito para PharmaMar a lo largo del duro camino de certificación del tratamiento. Y lo cierto es que el nuevo estudio presentado este martes adolece de debilidades similares, ya que nuevamente hace referencia estudios en fase preclínica y en fase 1.

El ensayo publicado hace referencia a una fase inicial de la investigación

“Los analistas no solemos tomar en consideración los resultados en fase 1. En una situación normal, esta noticia debería pasar prácticamente desapercibida para la acción, pero se trata de una compañía muy castigada en bolsa, que había quedado olvidada por el mercado y a la que volver a llamar la atención le puede venir bien”, considera Pedro Echeguren, analista de Bankinter.

Si la situación actual de PharmaMar no puede considerarse normal es, en gran medida, a causa de su accidentada marcha bursátil en los últimos trimestres. El grupo cerró 2021 con un descenso próximo al 20% y, al cierre de la sesión de este lunes, sus acciones se situaban más de un 60% por debajo de los máximos registrados durante la pandemia, fechados en julio de 2020. Aunque gran parte de los expertos consideraba injustificadas las valoraciones alcanzadas en su mejor momento, también es mayoritaria la visión de que las caídas posteriores habían ido demasiado lejos. En esa tesitura, la perspectiva de un éxito en la lucha contra el covid podría representar el catalizador que reactive el interés de los inversores por la compañía.

Foto: Fármaco de Aplidin contra el covid. (Reuters/Susana Vera)

A lo largo de 2021 y tras la distribución de las vacunas, las expectativas en torno a una segunda generación de tratamientos contra el coronavirus parecieron diluirse en los mercados. Pero la prolongación de la pandemia ha abierto una nueva posibilidad, que PharmaMar podría tratar de explotar si se demostrara la efectividad de su fármaco.

Sin embargo, la compañía no solo se enfrenta al reto de que los resultados de los estudios preliminares no se vean confirmados en etapas posteriores de investigación, sino que también afrontaría el duro desafío de hacerse un hueco en un mercado por el que también están pujando otras muchas compañías, entre las que se enumeran varias de las farmacéuticas más poderosas del panorama internacional.

Es por eso que entre los analistas que cubren el valor se suele atribuir un papel menor (cuando no inexistente) a los tratamientos anticovid en las perspectivas de PharmaMar y se centra el grueso de la atención en la evolución de otro de sus tratamientos —este sí, con amplio potencial—: Zepzelca. “Casi lo único que mueve la aguja de la valoración de PharmaMar es Zepzelca”, apunta Juan Ros, analista de Intermoney.

Jazz ha emitido proyecciones muy prometedoras sobre las perspectivas de Zepzelca

De hecho, Ros cree que, aunque la noticia del nuevo estudio de Aplidin puede haber ayuda a las alzas registradas este martes, la parte principal de las mismas puede achacarse a una noticia mucho menos llamativa, pero que daría un fundamento más sólido a la reacción de los inversores. En unas conferencias sobre el sector farmacéutico organizadas este lunes por JP Morgan, Jazz Pharmaceutical, la compañía con la que está asociada PharmaMar para la distribución de Zepzelca en el mercado estadounidense, habría presentado una serie de datos y proyecciones muy favorables sobre este tratamiento de segunda línea para el cáncer pulmonar microcítico, que se habría hecho ya con un 37% de cuota de mercado a lo largo de 2021.

A lo largo de los últimos trimestres, el mercado ha observado con cierta inquietud el escaso reflejo en las cuentas de PharmaMar de las esperanzas depositadas en Zepzelca, un tratamiento del que hoy en día depende casi en exclusiva el crecimiento del grupo. La presentación hecha por Jazz permite ahora renovar esas expectativas, con la confianza de que las próximas cuentas de la antigua Zeltia empiecen ya a plasmar estos buenos resultados.

Con buenas noticias en ese frente y a la espera de novedades en el ámbito regulatorio (sigue pendiente la aprobación definitiva de su comercialización en Estados Unidos y también para su entrada en Europa) y en el de la investigación (la propia Jazz comunicó sus avances para intentar que Zepzelca se convierta en un tratamiento de primera línea, lo que agrandaría su mercado potencial) PharmaMar podría exponer ante el mercado fundamentos más sólidos para remontar el vuelo sobre el parqué. Mientras tanto, todo lo relativo al coronavirus no deja de suponer una especie de placebo con el que endulzar una espera que se está haciendo muy larga y dura para sus accionistas.

De nuevo PharmaMar a lomos de la lucha contra el coronavirus. Los inversores han amanecido este martes envueltos en un relato que tiene mucho de reminiscente. La biotecnológica dirigida por José María Fernández Sousa-Faro exponía ante el mercado, a través de un hecho relevante remitido a la CNMV los buenos resultados cosechados por su fármaco Aplidin en la lucha contra el covid, según un estudio publicado por la revista ‘Life Science Alliance’.

PharmaMar Inversores CNMV Coronavirus
El redactor recomienda