La salida a bolsa de Acciona Energía: una gran operación..., pero no para todos
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Sube más de un 10% en bolsa

La salida a bolsa de Acciona Energía: una gran operación..., pero no para todos

La intensa carrera de las firmas del sector por captar fondos de los inversores encierra ciertas dudas sobre la sostenibilidad de esta tendencia y de las valoraciones asumidas

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

Acciona se permite en la mañana de este jueves un festín histórico sobre el parqué. Las acciones del grupo que preside José Manuel Entrecanales se anotan avances que alcanzaban el 11,4% a cierre —frente a la apatía que se respira en el resto del mercado— tras anunciar sus planes de sacar a bolsa su división de energía. Pocas pruebas más contundentes de la satisfacción con la que ha sido recibida la noticia por parte de inversores y expertos.

Las energías renovables son el activo de moda en las bolsas y los actores del sector no quieren dejar pasar la ocasión que esto les brinda. En los últimos 12 meses, el sector de energías alternativas es, con mucha diferencia, el que arroja las mayores ganancias en el índice global de Bloomberg —suma más de un 124%—, lo que ha llevado las valoraciones a cotas inimaginables entonces (el PER al que cotiza el sector se ha elevado casi un 50% en este periodo), sustentadas por la convicción de que la crisis del coronavirus ha supuesto una aceleración de las tendencias hacia la transición energética.

En ese contexto, que las empresas cotizadas del sector no han dejado de rentabilizar, en las últimas semanas y meses se agolpan las noticias de compañías de energías limpias que preparan su salto a la bolsa, ya sean novatos como OPDEnergy o Gransolar, o segregaciones de grupos ya cotizados, como las que preparan Repsol y, ahora, Acciona.

Con una valoración en torno a 5.000 millones sería el mayor grupo cotizado del sector

Pero el de Acciona no puede leerse como un movimiento más. Según las primeras lecturas de los analistas, con sus 10,5 GW de producción total, y unos planes de ampliar esa capacidad en 5GW adicionales hasta 2024, Acciona Energía podría convertirse de lejos en un gigante del sector, con un EV que podría incluso superar los 10.000 millones de euros —al menos el doble de las cifras que se manejan para Repsol— y una capitalización que rondaría los 5.000 millones, incluso con valoraciones relativamente poco exigentes.

Esa condición de referente del sector sobre el parqué no es un asunto menor en un momento en que cada vez son más las compañías que compiten por captar los fondos de inversión orientados hacia las energías limpias. Su mayor tamaño puede suponer un atractivo adicional frente a otras alternativas. "Acciona Energía se convertiría en la mayor y más líquida empresa de renovables de España, y la opción de inversión del sector por defecto", defienden en Alantra.

En cambio, esta situación puede poner en un brete a otras muchas compañías, que podrían ver desplazarse el interés inversor en un momento en que la competencia ya es intensa. No deja de resultar significativo que Bank of America señalara en un informe publicado ayer que grupos como Solaria podrían verse penalizados por la necesidad de los principales ETF del sector de repartir sus inversiones entre un número mayor de 'players'.

Foto: EC.

Una situación que se conjuga con la percepción de que mercados como el español están siendo objeto de una fuerte competencia también en precios, que obliga a replantearse las perspectivas de negocio del sector. Según resaltaban los expertos de Bloomberg Intelligence en una nota reciente, la última subasta de proyectos solares y eólicos en España, que contó con una "sobresuscripción masiva", con más de 84 contendientes, arrojó "un precio medio de la electricidad inferior al precio medio mayorista actual y los acuerdos de compra de energía firmados recientemente registrados por BloombergNEF. Los precios también están justo por debajo de los costes de la generación fotovoltaica y eólica en España". Como consecuencia, los mercados podrían empezar a cuestionarse la capacidad de generar negocio de forma rentable de las firmas más enfocadas en el mercado nacional.

En esas circunstancias no es de extrañar que las empresas del sector aceleren sus planes para salir a bolsa y aprovechar la ola de optimismo actual, antes de que puedan multiplicarse las dudas. No puede obviarse que, como este miércoles reflejaban las actas de la Reserva Federal de Estados Unidos, la intensa actividad de salidas a bolsa que se está produciendo en los últimos meses suele ser indicador de un pico en las valoraciones.

En cualquier caso, para Acciona, el movimiento parece a todas luces ganador y así lo refleja su reacción en bolsa. Los analistas de GVC Gaesco consideran que el precio objetivo del grupo podría elevarse incluso hasta los 150 euros —un 20% por encima de su precio de cierre del miércoles— si se tienen en consideración los desarrollos potenciales de capacidad de generación que el grupo tiene en proyecto.

Para Acciona supone una ocasión de mejorar la asignación de capital

Es evidente que el movimiento supone una posibilidad de desbloquear el valor oculto en la división de energía y obtener unos fondos cruciales para acelerar el desarrollo del negocio, algo fundamental para un grupo aquejado de unos niveles de apalancamiento muy exigentes, que podrían "estar frenando su crecimiento", según los analistas de Banco Sabadell.

A esto se añade que la separación de la división del negocio energético del de infraestructuras debería suponer mejoras en la percepción de la gobernanza y de la asignación del capital en la compañía, "eliminando la preocupación de que el efectivo generado por Acciona Energía se utilice para financiar el crecimiento en otras actividades menos 'interesantes'. Esto es importante porque ha sido el mayor inconveniente (junto con el alto apalancamiento) de la historia de las acciones de Acciona en los últimos años", comentan en Alantra, donde defienden que estas ventajas compensan con creces el riesgo de que, una vez materializada la separación, la matriz quede como una opción de inversión menos atractiva y menos líquida.

Sin embargo, para el resto de operadores de renovables en bolsa, la irrupción de un grupo de este calado puede suponer un aviso de que la lucha por el dinero en los mercados puede resultar cada vez más encarnizada, mientras que para los inversores puede leerse como una prueba más de que los precios que están dispuestos a pagar hoy en día por esos activos podrían estar rebasando ciertos límites razonables.

Acciona se permite en la mañana de este jueves un festín histórico sobre el parqué. Las acciones del grupo que preside José Manuel Entrecanales se anotan avances que alcanzaban el 11,4% a cierre —frente a la apatía que se respira en el resto del mercado— tras anunciar sus planes de sacar a bolsa su división de energía. Pocas pruebas más contundentes de la satisfacción con la que ha sido recibida la noticia por parte de inversores y expertos.

José Manuel Entrecanales Salidas a bolsa Energías renovables Noticias de Acciona
El redactor recomienda