Es noticia
Menú
Fondos de pensiones y seguros compran deuda y reducen liquidez a mínimos de 2002
  1. Mercados
ANTE LA SUBIDA DE TIPOS

Fondos de pensiones y seguros compran deuda y reducen liquidez a mínimos de 2002

El volumen de depósitos en la banca de estos inversores institucionales se desploma ante el repunte de tipos de interés, que hace más atractiva la compra de bonos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La liquidez de los fondos de pensiones y las aseguradoras cae a mínimos de dos décadas con el repunte de tipos de interés. Los gestores y directores financieros han abogado por acudir al mercado y comprar bonos ahora que ya suben los cupones, en especial tirando de deuda pública en vez de depósitos bancarios.

Los gestores de los fondos de pensiones y de las aseguradoras han tenido unos años difíciles con la gestión de la liquidez. La deuda pública a corto plazo estaba en negativo, y los bancos cobraban por los depósitos. En julio, el Banco Central Europeo (BCE) acabó con la era de tipos negativos y ahora el mercado especula con una subida adicional de entre 50 y 75 puntos básicos en septiembre, que vendría acompañada de más alzas. Los bonos se han ajustado más rápidamente al alza con sus cupones que la remuneración del pasivo por parte de la banca.

Foto: Foto: Getty/Thomas Lohnes.

Por ello, los gestores están optando por volver al mercado, tanto primario (emisiones) como secundario (compra de bonos que están cotizando), para la gestión de la liquidez. En realidad, para invertir esta parte del patrimonio. En el caso de los fondos de pensiones, la parte más conservadora del capital, y en las aseguradoras, se invierten las reservas. Tradicionalmente, supone una fuente de ingresos para los seguros que casi desapareció en los últimos años si no se asumía más riesgo o iliquidez, algo por lo que han optado muchas firmas a través de inmobiliario o capital riesgo.

Según los últimos datos del Banco de España, la cifra de depósitos de fondos de pensiones y aseguradoras cayó en julio hasta los 23.900 millones, lo que supone 1.000 millones menos que el mes anterior y un descenso de 3.800 millones respecto al año previo. El dato lleva descendiendo todo el año, desde un pico por encima de 30.000 millones en enero, pero la caída brusca ha ocurrido en los últimos tres meses, a la vez que han subido los tipos de interés en el mercado secundario.

La inflación y las expectativas de endurecimiento monetario han provocado un repunte de los cupones, de los bonos emitidos y de los tipos con los que cotizan, haciendo más atractivo invertir en deuda con bajo riesgo. Por ello, los gestores están reduciendo drásticamente la posición de liquidez en los bancos.

Así, los depósitos de estos inversores institucionales están en el nivel más bajo desde 2002. Desde ese momento, crecieron porque lo hacía el patrimonio total, en un momento en el que los bancos remuneraban el pasivo. A medida que los bancos redujeron el tipo aplicado a los depósitos hasta llevarlo a negativo y cobrar por ellos a los institucionales, hubo una senda descendente que se frenó con el covid.

Pese a que asumían penalización por la liquidez, los nubarrones sobre la economía y la actitud conservadora que suelen tener estos inversores llevaron a los gestores a mantener o incrementar los depósitos en los bancos. Este año, aunque la incertidumbre no se ha disipado, dadas las expectativas de recesión en la eurozona, con alta inflación, los bonos públicos están reflejando antes que los depósitos el ciclo de subida de tipos de interés.

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (iStock)

De hecho, aunque hay ofertas para captar pasivo a través de clientes minoristas, los bancos aún no remuneran los depósitos, si bien de forma generalizada han dejado de cobrar por ellos. Por su parte, el bono español a 10 años cotiza al 2,7%, frente al 0,6% con el que empezó 2022. Mientras que, más a corto plazo, las letras a seis meses están por encima del 0,5%, frente al -0,6% del 31 de diciembre de 2021.

El resto de agentes económicos han llevado a cabo movimientos dispares con los depósitos, y en conjunto el volumen total se redujo en julio desde 1,708 billones hasta 1,696 billones. Los hogares aumentaron su liquidez en la banca en otros 2.400 millones, hasta un nuevo récord en 997.400 millones, mientras que las empresas redujeron desde el mes anterior su posición en 5.800 millones, hasta los 312.000 millones.

La liquidez de los fondos de pensiones y las aseguradoras cae a mínimos de dos décadas con el repunte de tipos de interés. Los gestores y directores financieros han abogado por acudir al mercado y comprar bonos ahora que ya suben los cupones, en especial tirando de deuda pública en vez de depósitos bancarios.

Depósitos Tipos de interés Aseguradoras Inflación Planes de pensiones
El redactor recomienda