Es noticia
Menú
La banca dispara a récord su liquidez en el BCE al exprimir los beneficios caídos del cielo
  1. Mercados
BENEFICIOS CON EL ARBITRAJE DE TPOS

La banca dispara a récord su liquidez en el BCE al exprimir los beneficios caídos del cielo

Las entidades españolas tienen la mayor posición neta de liquidez en Fráncfort de su historia. Mantienen los LTRO y esperan beneficiarse del arbitraje de tipos

Foto: Foto: Getty/Thomas Lohnes.
Foto: Getty/Thomas Lohnes.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Banco Central Europeo (BCE) lanzó un globo sonda sobre la posibilidad de borrar los beneficios caídos del cielo de la banca que, por ahora, no ha cumplido. Y las entidades españoles siguen manteniendo a vencimiento su deuda y engordando su posición de liquidez para aprovecharse de este arbitraje con los tipos de interés.

Los beneficios caídos del cielo, aunque es un término que el Gobierno ha asociado al incremento del euríbor para justificar el nuevo impuesto, en realidad se refiere en la jerga económica al diferencial de tipos entre la deuda con el BCE a través de los programas de financiación a largo plazo (LTRO) y el tipo asociado a la liquidez en la ventanilla del banco central.

Foto: Foto: iStock.

Durante dos años, por la anomalía de los tipos negativos y la intención del BCE de que la banca tuviera liquidez y no frenara la concesión de créditos durante el covid, el banco central remuneraba hasta el 1% bajo ciertas condiciones la deuda adquirida por los bancos a través de los LTRO. Por el contrario, penalizaba hasta en un 0,5% la posición de liquidez, que son las reservas mantenidas en el BCE.

El pago por los LTRO expiró el 23 de junio, mientras que el tipo de facilidad de depósito subió en julio 50 puntos básicos hasta el 0%, pero se espera que siga al alza en los próximos meses. El coste del LTRO y la remuneración de la liquidez esperada para los próximos meses arroja un arbitraje positivo para la banca con los tipos, que redundará en mayores márgenes.

Por ahora, el BCE no ha acabado con ello, al mantener las condiciones en la última reunión. Y mientras, los bancos españoles siguen engordando su posición de liquidez en Fráncfort, que en términos netos respecto a la deuda por el LTRO, ha alcanzado máximos históricos. Según datos del Banco de España, las reservas de la banca española en el BCE alcanzaron en julio los 381.633 millones, lo que supone un incremento de 10.519 millones sobre el mes anterior y 76.344 millones más que un año antes.

La deuda con el BCE, por su parte, se mantiene constante en 289.689 millones, dado que los bancos han decidido mantener hasta vencimiento estos préstamos, que expirarán a lo largo de los dos próximos años. De esta forma, el diferencial o posición neta de liquidez de la banca con el BCE se sitúa en 91.943 millones, el nivel más alto de la historia. Antes del covid, en febrero de 2020, estaba en negativo, con una deuda neta de 16.923 millones.

Pero durante la pandemia la liquidez disponible para la banca se ha disparado por varios frentes. Uno de ellos es a través de los mencionados LTRO, pero también con los depósitos de familias y empresas, que se han ido a niveles récord pese a la falta de remuneración o penalización en el caso del sector empresarial. Asimismo, los tipos bajos o negativos han facilitado a la banca acudir a los mercados de capitales.

Foto: Foto: iStock.

El escenario cambia con la subida de tipos, y los bancos afrontan un periodo de incertidumbre en el que sube la rentabilidad del crédito, pero también se enfrentan al riesgo de menor demanda de préstamos o productos bancarios como fondos y seguros, además de la amenaza de más inflación. En cualquier caso, se enfrentan a este contexto con la liquidez en máximos.

Asimismo, esperan exprimir al máximo los beneficios caídos del cielo mientras sea posible. El año pasado, los LTRO generaron ingresos para la gran banca de más de 2.000 millones, con 868 millones para Santander, 746 millones para CaixaBank, 384 millones para BBVA, otros 313 millones para Sabadell, 175 millones para Bankinter y 77 millones para Unicaja.

Ahora, el beneficio dependerá del arbitraje de tipos. Según cálculos de Morgan Stanley, son más de 1.000 millones de beneficios, con 256 millones de CaixaBank, 232 millones en Santander España, 137 millones en BBVA España, 135 millones en Sabadell, 46 millones en Bankinter y otros 41 millones en Unicaja.

El Banco Central Europeo (BCE) lanzó un globo sonda sobre la posibilidad de borrar los beneficios caídos del cielo de la banca que, por ahora, no ha cumplido. Y las entidades españoles siguen manteniendo a vencimiento su deuda y engordando su posición de liquidez para aprovecharse de este arbitraje con los tipos de interés.

Banco Central Europeo (BCE) Tipos de interés Banca
El redactor recomienda