Es noticia
Menú
La banca ya se prepara para devolver al BCE una deuda de 290.000 millones
  1. Mercados
PIERDE UNA VÍA DE INGRESOS DE 2.500M EN 2021

La banca ya se prepara para devolver al BCE una deuda de 290.000 millones

Las entidades tendrán que devolver los ‘manguerazos’ a tipos negativos del banco central a través del TLTRO III. Se quedan también sin una fuente extra de ingresos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El cambio de ciclo de la política monetaria obligará a los bancos a asumir la devolución de una deuda de 290.000 millones, además de perder una fuente de ingresos que brindó 2.563 millones a los grandes grupos. Las entidades ya están dando pasos para iniciar la devolución de este montante durante los dos próximos años.

Esta deuda procede de los ‘manguerazos’ de liquidez que ha dado el Banco Central Europeo (BCE). La autoridad monetaria ha incentivado que los bancos tengan liquidez de sobra para prestar a familias y empresas y contribuir al dinamismo económico. Lo ha hecho por dos vías, penalizando la liquidez con un tipo de facilidad de depósito del -0,5%, que se espera que toque al alza en julio, y con financiación a largo plazo (TLTRO III) con un tipo de hasta el -1%.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Wittek Pool)

Para cobrar este 1%, los bancos tenían que cumplir condiciones de volumen de crédito respecto a su tamaño. Las entidades también han aprovechado para generar ingresos entre la liquidez pedida y la depositada en Fráncfort ('macheo', en la jerga). En el caso de los bancos españoles, según datos del Banco de España, cuentan con una deuda de 289.689 millones y tienen reservas en el BCE por 354.553 millones.

Ambas cifras tenderán a descender durante los próximos meses, después de haberse disparado durante el covid. En concreto, en febrero de 2020, la deuda con el BCE estaba en 130.400 millones, cifra que había disminuido paulatinamente desde 2017. Así, entre marzo de 2020 y abril de 2021 hubo un incremento de 160.000 millones o del 123%, y desde ese mes ha permanecido estable. Mientras que la liquidez en la ventanilla del banco central se ha casi triplicado, desde 121.146 millones hasta los mencionados 354.553 millones de hace un mes.

Ahora, los bancos se preparan para empezar a devolver esa deuda. Este miércoles, Banco Sabadell acudió al mercado de capitales con la primera emisión de cédulas hipotecarias desde enero de 2020, ya que al inicio de la pandemia tenía exceso de liquidez y no acudió a emitir con sobrecoste, como sí hicieron muchos bancos europeos.

En este caso, la entidad catalana con sede social en Alicante ha captado 1.000 millones a través de este instrumento, ‘covered bonds’ o cédulas hipotecarias, que es el que menos riesgo tiene al contar con doble colchón: la solvencia del banco y las hipotecas subyacentes. El cupón ha sido del 1,5%, con una duración de siete años.

El objetivo del banco es aprovechar esta ventana para acudir a los mercados antes de que coincida el descenso de la demanda con el verano y la subida de tipos que se espera por parte del BCE a partir de julio. Sabadell tiene 32.000 millones de TLTRO, con vencimientos en junio de 2023 y en abril de 2024, pero quiere adelantarse y devolver la mitad de esta deuda en los próximos meses. El banco generó ingresos de 313 millones en 2021 por esta vía. Sabadell tiene un LCR (‘liquidity coverage ratio’, en inglés) del 221%. Se trata de un coeficiente que compara los activos líquidos o fácilmente vendibles sin pérdidas frente a las salidas netas de depósitos estimadas en una situación de estrés.

El otro gran banco catalán, CaixaBank, presentó esta semana su nuevo plan estratégico y presumió de tener la liquidez en máximos, con el LCR en el 334%. CaixaBank tiene TLTRO del BCE por valor de 80.752 millones, y aportó a la cuenta de resultados 746 millones en 2021. La entidad cubrirá las devoluciones con su posición actual de liquidez, ya que no prevé realizar emisiones para ello. Tampoco proyecta entrar en guerras de depósitos incrementando el coste con los clientes minoristas.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters)

El banco con más TLTRO, por su tamaño, es Banco Santander, con 88.894 millones al cierre de 2021, ejercicio en el que esta financiación del BCE reportó al grupo cántabro ingresos por 868 millones. El otro gran banco internacional, BBVA, cuenta con niveles inferiores de TLTRO, con 38.692 millones. La entidad, que ganó con ello 384 millones el año pasado y acabó con un LCR del 165%, afrontará los vencimientos con financiación minorista a coste cercano a cero en todas sus geografías, señalan en el grupo, donde recuerdan que las emisiones se han debido a razones regulatorias (para los colchones MREL) y que “no se estiman elevadas necesidades futuras”.

En Bankinter, por su parte, que tiene un LCR del 229%, el LTRO asciende a 14.200 millones, y los ingresos devengados en 2021 fueron de 175 millones. En un primer momento, según fuentes del banco, acometerá las devoluciones sin refinanciar, aprovechando su excedente de liquidez, mientras que en un segundo momento estudiará opciones que podrían incluir la emisión de deuda.

Por último, dentro de la banca cotizada, Unicaja, con un LCR del 314%, aún no ha decidido cómo acometerá los vencimientos del LTRO, aunque tiene liquidez de sobra. El volumen de deuda con el BCE asciende a 10.447 millones, y los ingresos generados el año pasado fueron de 10.447 millones. Por su parte, Ibercaja, que planea cotizar a corto o medio plazo, tiene 5.969 millones en deuda con el BCE por LTRO.

El cambio de ciclo de la política monetaria obligará a los bancos a asumir la devolución de una deuda de 290.000 millones, además de perder una fuente de ingresos que brindó 2.563 millones a los grandes grupos. Las entidades ya están dando pasos para iniciar la devolución de este montante durante los dos próximos años.

Banco Central Europeo (BCE) Banca Política monetaria
El redactor recomienda