Es noticia
Menú
No es solo petróleo y gas: las materias primas, en máximos de 2008, presionan la inflación
  1. Mercados
Agudizado por la guerra en Ucrania

No es solo petróleo y gas: las materias primas, en máximos de 2008, presionan la inflación

Las 'commodities' energéticas se sitúan a la cabeza de los avances y en niveles no vistos en años, pero otras como las agrícolas o ciertos metales también han repuntado con fuerza

Foto: Sacos de materias primas agrícolas. (EFE/Raminder Pal Singh)
Sacos de materias primas agrícolas. (EFE/Raminder Pal Singh)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Petróleo, gas natural, agrícolas... Las materias primas están siendo, sin lugar a dudas, las protagonistas durante este año y no es para menos. Su precio ha experimentado un crecimiento meteórico y no ha dado tregua a una inflación que amenaza con hacer descarrilar las principales economías del mundo, lo que ha encendido todas las alarmas en el seno de los bancos centrales, que están subiendo los tipos de interés por encima de lo esperado hace pocas semanas. Así, el precio de las 'commodities' está cerca de su nivel más alto desde 2008, si tomamos como referencia el Bloomberg Commodity Inditex en euros, tras un repunte superior al 30% en este 2022.

El índice de Bloomberg tiene en cuenta la evolución de las principales materias primas. La que más ponderación tiene es el gas natural (12,88%), seguida del oro (12,3%) y el petróleo. También aparecen agrícolas en sus primeras posiciones como el maíz y la soja... o algunas industriales como el acero o el níquel, entre otras. Casi todas ellas están en positivo durante 2022 y con fuertes avances, a excepción de algunos metales. ¿El motivo? El riesgo de que la economía china se contraiga, lo que haría que la demanda de estos productos, muy empleados por la potencia asiática para su industria, cayera con fuerza y presionara los precios a la baja. No es para menos, ya que la inflación ha alcanzado el 8,1% en la eurozona en mayo y el 8,7% en España.

Con esta excepción, el resto de materias primas ha vivido un 'rally' alcista durante este año. El precio del gas natural se ha multiplicado por dos en 2022, el petróleo ha avanzado alrededor de un 60% y las agrícolas, de media, en torno al 30%. La explicación radica, principalmente, en la guerra de Rusia en Ucrania, que sirvió para acentuar la tensión que ya se registraba en las cadenas de suministro por la pandemia, lo que derivó en una escasez que presionó aún con más fuerza los precios al alza.

Foto: china-materias-primas-tipos-mercados-bra

Con este escenario, la gran pregunta es: ¿habrán tocado techo los precios de las materias primas? La respuesta de muchas firmas no es la que desearíamos la mayoría, puesto que todavía podrían tener aún cierto recorrido al alza, ya que "los precios de la energía se han estabilizado desde la conmoción inicial de los mercados tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, pero siguen siendo altos y podrían volver a subir", señala David Rees, economista sénior de mercados emergentes de Schroders. Por su parte, el gigante mundial del comercio de materias primas Glencore ha anticipado una normalización del mercado de materias primas en el segundo semestre de este año, ya que "prevalecerán condiciones de mercado más normales en la segunda mitad del año".

La previsión para los precios de la energía se aleja poco de las de materias primas agrícolas. "Los precios de los alimentos aún se mantienen cerca de los recientes valores máximos alcanzados, lo que refleja la persistente escasez de suministros en los mercados y supone un desafío para la seguridad alimentaria de las personas más vulnerables en todo el mundo", esgrime Máximo Torero Cullen, economista jefe de la FAO de las Naciones Unidas. Aquí, otro componente de calado es el precio de los fertilizantes, que ha sufrido una enorme sacudida en precios y agudiza el encarecimiento de los alimentos. "El largo ciclo de producción en la agricultura significa que estos costes más altos de los 'inputs' podrían mantener los precios elevados durante algún tiempo", sostiene David Rees.

El cambio climático también ha azotado a las materias primas agrícolas, puesto que afecta a la producción de cultivos en algunos países claramente exportadores, que ven como sus cosechas son inferiores a las de años atrás. De hecho, aquellos países menos desarrollados y con un fuerte peso de los alimentos en sus cestas del IPC son los que más sufren este repunte y en los que se ven sus consecuencias de manera mucho más evidente, puesto que es un caldo de cultivo para disturbios sociales como los que se están produciendo en algunas regiones.

Foto: EC

Los analistas de Edmond de Rothschild AM son optimistas sobre la evolución de los precios de las materias primas, pero no a corto plazo, debido a China y la relajación de los cierres en determinadas ciudades. "Las mejoras son tranquilizadoras y hay señales alcistas a medida que China levanta las restricciones en las regiones donde los casos de covid están bajo control y se empiezan a desplegar medidas para estimular la economía. Esto augura una recuperación de las cadenas de suministro mundiales y una reducción de la presión inflacionista a medio plazo".

Las subidas no han sido solo cosa de este año, pese a que se han acentuado al ser tanto Rusia como Ucrania los principales graneros de Europa. El Bloomberg Commodity Inditex ya repuntó cerca de un 35% en 2021, recuperándose así del castigo sufrido un año antes con el origen de la crisis sanitaria provocada por el impacto del covid, que derivó en un cerrojazo de las principales economías, con el consiguiente parón de la actividad económica.

Las grandes dosis de volatilidad que se viven tanto en la renta fija como en la renta variable también han sido un aliciente para las materias primas. ¿El motivo? Muchos inversores han puesto su punto de mira en este mercado y el oro, el activo refugio por excelencia, se benefició de este impacto con el estallido de la guerra en Ucrania, alcanzando los 2.000 dólares por onza durante este año. No obstante, posteriormente ha retrocedido terreno y ahora cotiza en el entorno de los 1.850 dólares.

Petróleo, gas natural, agrícolas... Las materias primas están siendo, sin lugar a dudas, las protagonistas durante este año y no es para menos. Su precio ha experimentado un crecimiento meteórico y no ha dado tregua a una inflación que amenaza con hacer descarrilar las principales economías del mundo, lo que ha encendido todas las alarmas en el seno de los bancos centrales, que están subiendo los tipos de interés por encima de lo esperado hace pocas semanas. Así, el precio de las 'commodities' está cerca de su nivel más alto desde 2008, si tomamos como referencia el Bloomberg Commodity Inditex en euros, tras un repunte superior al 30% en este 2022.

Materias primas Petróleo Gas natural Conflicto de Ucrania IPC Inflación
El redactor recomienda