Así ha puesto contra las cuerdas el rally del bitcoin a una de las grandes 'cripto' españolas
  1. Mercados
2gether

Así ha puesto contra las cuerdas el rally del bitcoin a una de las grandes 'cripto' españolas

Uno de los perjudicados inesperados de la fiebre de las criptomonedas es una empresa del sector que, tras un hackeao, se ha visto arrastrada a un conflicto que parece no tener fin

placeholder Foto: Representación de la moneda virtual, bitcoin. (Reuters)
Representación de la moneda virtual, bitcoin. (Reuters)

"Algunos nos pidieron la quiebra, pero decidimos que la mejor manera de gestionarlo era avanzar. Lo sucedido con bitcoin superó el peor de nuestros escenarios". Ramón Ferraz, CEO de 2gether, explica de esta manera que nunca se habría imaginado que su empresa, una de las mayores firmas españolas de compraventa de criptomonedas, se convertiría en una de las grandes perdedoras del 'boom' que han vivido estas en los últimos meses. El ascenso meteórico de sus precios los ha arrastrado a un conflicto que pone de manifiesto los riesgos de invertir en estos productos y los debates legales sobre su figura.

Todo comenzó el pasado agosto, cuando aún su cotización estaba en calma. En aquel momento, unos hackers invadieron su plataforma robando a los usuarios 1,2 millones de euros en tokens (unidades de valor creadas para operar), que correspondían a 114 bitcoins y 276 ethers. La empresa se ofreció a devolver a los usuarios el dinero equivalente a los tokens robados en el momento del ciberataque, pero no los tokens. Esto no cayó precisamente bien en la comunidad, que quería recuperar sus criptomonedas.

Esos 1,2 millones de euros se han transformado en casi 6 millones, concretamente en 5.926.980 de euros (y subiendo)

La firma se comprometió a hacer lo que sus clientes pedían, pero el precio del bitcoin y del resto de productos comenzaron a dispararse en un rally histórico. El precio ahora es cerca del cuádruple del que era en el momento del robo y, en consecuencia, la empresa, que no podía pagarlo antes de la subida, se ha visto empujada a una situación límite.

Bitcoin ha pasado de cotizar a 9.336 euros cuando todo comenzó, a llegar a tocar los 38.000 en su momento más alto de esta semana, el lunes, cuando Tesla anunció que compraba 1.500 millones de euros de esta moneda. Esta subida del 320% ha sido superada por Ethereum, el otro gran cripto activo, que ha despegado un 413%, pasando de valer 269 euros el 1 de agosto a 1.459 euros actualmente.

Por lo tanto, esos 1,2 millones de euros se han transformado en casi 6 millones, concretamente, 5.926.980 de euros (y subiendo) mientras que 2gether facturó en 2018 (últimos datos que han ofrecido al registro mercantil) apenas 2 millones de euros, arrojando pérdidas en los últimos ejercicios. Desde la plataforma explican para El Confidencial que en agosto no tenían dinero para devolver lo perdido en el ciberataque y ahora, con la subida, consideran que es imposible ni siquiera planteárselo. Solo cabe devolverlo a través de fórmulas alternativas que permitan a la empresa devolver todo el máximo posible.

La crisis estaba servida: los usuarios, que lamentan haberse perdido un tremendo crecimiento de su inversión en criptomonedas, se concentraron en aquel entonces en llevar por la vía judicial la recuperación de sus tokens. Ahora, más de cinco meses después, tras varias alternativas ofrecidas a los usuarios, miedo a no recuperar lo perdido y una ronda de financiación expresamente para pagar este ataque, el conflicto sigue y los abogados no se ponen de acuerdo sobre cómo se podría resolver en los juzgados un caso como este.

Desactivando la bomba en verano

El hackeo pilló a la gran mayoría de 2gether de vacaciones. De hecho, su CEO explica que se encontraba cerca de llegar a su destino cuando se enteró de la noticia y tuvo que dar media vuelta para atajar la crisis. Todos volvieron a Madrid y consiguieron recuperar el control; eso sí, con el 15% de todas las criptomonedas que había dentro de su plataforma sustraídas y sin posibilidad de recuperarlas. Tras una semana, volvieron a poner la web en público y la guerra dio comienzo: los usuarios querían sus tokens.

"Nos acusaban de habernos ido con el dinero", explica Ferraz, que añade que vivieron momentos de gran tensión porque "la gente estaba muy inquieta". La realidad era que no podían pagar lo robado y ofrecieron reponer en euros lo perdido dentro de unos meses, cuando lograsen cerrar una ronda de financiación expresamente para afrontar esta crisis. Eso sí, siendo la cifra a la que estaban valorados sus activos en el momento del delito. La respuesta de los usuarios fue prácticamente unánime, querían sus criptomonedas, no el dinero. La compañía se comprometió a que así fuera.

Foto: Foto: Reuters.

A partir de ahí comenzaron dos procesos. Por un lado, el bitcoin y el resto de monedas comenzaron a dispararse para tocar máximos de su historia. Por otro lado, los usuarios se impacientaban y buscaban la solución por la vía judicial.

Respecto a lo primero, Ferraz explica la tensión con la que vivía el 'boom' en los precios, afirmando que "nuestro peor escenario era que el bitcoin se multiplicase por dos, pero lo que ocurrió fue mucho peor. La magnitud de la subida ha hecho que sea imposible devolver la totalidad de BTC y Ethereum a todo el mundo".

Por el camino y viendo que no podían afrontar todo, fueron adelantando alternativas para rebajar la cantidad que tenían que devolver. En primer lugar ofrecieron convertir la deuda en acciones de la empresa, para posteriormente proponer convertirla en una inversión en una criptomoneda propia que la compañía lanzará próximamente. Si no se aceptaba ninguna de las dos, buscarían a largo plazo opciones para poder devolver el dinero tras la ronda de financiación de 1,5 millones de euros.

Guerra legal

Los usuarios, en su mayoría, no se acogieron a estas medidas y muchos plantearon abrir la vía judicial. Este fue el caso de Victor López, CEO de LBO abogados, un despacho especializado en delitos relacionados con nuevas tecnologías y, en especial, en criptomonedas. Su firma fue una de las afectadas por el hackeo, ya que tenían una inversión a través de 2gether. Por lo tanto, no dudaron en organizar una demanda colectiva para recuperar lo robado.

López explica que detuvo la querella porque "llegamos a un acuerdo convirtiendo deuda en acciones de la compañía". A pesar de ello, confirman que presentaron varias de las diligencias preliminares de varios afectados. El motivo para no continuar era que no veían viable llevar a los tribunales esta disputa porque "teniendo a mano un acuerdo, consideramos que era mucho mejor para nuestros intereses que un juicio, en estos casos muy complicado de ganar".

"Si ellos quieren devolver solo lo robado en euros, valorado en el momento del ataque, tienen las de ganar", explica López. El abogado cree esto en base al "único caso similar" que ha llegado al Supremo, en el que la institución inclinó la balanza hacia esta postura en una sentencia de estafa que se remonta a 2014. En este escrito se afirma que "tampoco el denominado bitcoin es algo susceptible de retorno, puesto que no se trata de un objeto material, ni tiene la consideración legal de dinero" y continúa concluyendo que debe retornar a los perjudicados "el importe de la aportación dineraria realizada (daño)".

Foto: Un 'trader' en la bolsa de Nueva York. (Reuters)

Marcos Judel, abogado de Audens, especialista en comercio electrónico, protección de datos y Blockchain, disiente de LBO y cree que legalmente los usuarios tendrían la razón de cara a un juicio. "Hay que ver qué contrato de inversión tiene con sus clientes" pero "ha habido casos con el oro (...) donde se han robado onzas y el valor ha cambiado considerablemente. Se han tenido que restituir los objetos, no su precio cuando ocurrió el delito".

Debido a esto avisa de los peligros que pueden darse a nivel legal cuando la situación se da a la inversa. "El usuario tiene que tener muy presente que puede perder su dinero y que si pasa esto mismo al revés, la empresa les dará los activos devaluados, no su valor". Por lo que ve lógico que los usuarios se lancen a reclamar.

Varios afectados confirman que están de acuerdo con Audens, pero han esperado a que la empresa ofreciera más soluciones, cosa que ha hecho la semana pasada, tras cerrar la ronda de financiación. Tras ver la propuesta final de la compañía medio año después, muchos se han sentido decepcionados y estudian reclamar a través de la justicia.

Las soluciones no han gustado a todos

La empresa cerró entre finales de enero y principios de febrero una ronda de financiación de 1,5 millones de euros para devolver el dinero a sus usuarios. Tras la misma, ya tenía un plan para solucionar la crisis. Devolvió al 90% de los usuarios los tokens y al 10% no les pagará por el momento. El problema es que ese pequeño grupo de usuarios corresponde al 91% de lo robado en agosto, por lo que el problema sigue abierto.

A ese grupo de inversores les ha propuesto dos opciones: devolverles un 60% del dinero ahora o darles sus criptomonedas en tres años. "Hay mucha gente que entiende que no se pueda reponer el 100% pero que quiere que le devolvamos todo cuando pase más tiempo", explican desde la empresa.

La respuesta de los usuarios afectados, que aún no han cerrado un acuerdo con la empresa, fue la indignación. No entienden por qué no se toman otras medidas y están comenzando a buscar aunar esfuerzos para reclamar conjuntamente.

"Seis meses esperando una ronda de financiación, ¿y esta es la respuesta? (...) Cómo vamos a creer que una empresa así va a aguantar 4 años de esta manera", comenta otro usuario, que finaliza diciendo que "es una vergüenza haber confiado en vosotros, ¡qué desastre!".

Otro usuario añade que no está de acuerdo con la solución porque supone "o perder el 30% o esperar tres años, cuando seguramente el bitcoin valga menos que su precio actual". También lamenta que por culpa de esta crisis de 2gether se está perdiendo el 'boom' que ha estado años esperando. Otro inversor dice que él esperaba que la empresa ofreciera un compromiso de pagar en unos años la cantidad a la que está el bitcoin ahora.

Las dos opciones suponen "una amenaza" porque "o renuncias a buena parte del dinero ahora o te la juegas a lo que pase con bitcoin en tres años"

Su CEO defiende que "es la solución que tenía mejor retorno esperado para poder devolverlo todo lo antes posible". Y cree que están siendo excesivamente atacados por parte de los usuarios porque "nosotros podríamos remitirnos al dinero que valían los activos en el momento del robo y olvidarnos del asunto, pero queremos una solución que sea buena para todos"; y recuerdan que "solo estamos arreglando el daño que ha realizado un tercero".

¿Hace falta una 'ley bitcoin' para estos casos?

En lo que todos coinciden es que la situación actual viene, en buena medida, por la falta de regulación que hay en la inversión en criptomonedas. "Se están utilizando normas decimonónicas para tratar hackeos de divisas electrónicas basadas en blockchain", comenta Marcos Judel, de Audens.

El Banco de España y la CNMV ya han avisado del elevado riesgo regulatorio y legal que suponen las criptomonedas como activos de inversión tras la subida tan fuerte que están experimentando.

Ambas instituciones han remarcado que, además de los riesgos de inversión que conlleva la alta volatilidad, uno de los mayores peligros es la falta de regulación que hay en este ámbito, lo que puede dar lugar a situaciones como las que ha vivido tanto 2gether como sus usuarios. "No existe todavía en la Unión Europea un marco que regule los criptoactivos y que proporcione garantías similares a otros productos financieros", explican las entidades. Destacan también que no protege a los que compran tokens con mecanismos que sí existen en otros productos como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.

Foto:

En ese sentido, la UE trabaja ya en un marco normativo, conocido como MiCA, que aún está en fase de negociaciones. Eso sí, uno de los puntos de la ley que recoge mayor consenso es la autorización de cada producto y las salvaguardas como seguros o mecanismos similares en función del nivel de riesgo, para evitar que un ciberataque genere este tipo de crisis.

Desde 2gether explican que ya están cerrando un acuerdo para un seguro que, en caso de ciberataque, reponga a los usuarios, pero creen que es algo muy complicado de pedir a las empresas porque "no hemos sido capaces de encontrarlo en España y ni siquiera en el mercado de Londres". Añaden que "las aseguradoras, incluso las más punteras y tecnológicas, tienen tan poca información del mundo cripto que no toman la decisión estratégica de entrar y de poner un precio". Su CEO destaca que "se requiere una normativa que permita que nuestro sector siga creciendo y que proteja a todas las partes de la mejor medida, por suerte la Comisión Europea está avanzando con MICA".

Desde LBO están de acuerdo con sus actuales socios y van más allá. Critican que la 'ignorancia' de las autoridades españolas con respecto a este campo es lo que retrasa la llegada de una normativa. "Aquí lo único de lo que se está preocupando el Estado español es de que se pase por caja" pero "no entienden el modelo" y, en consecuencia, "no hay nada legal que regule bitcoin y que nos ayude en situaciones así".

Bitcoin Hackers Compraventa CNMV Banco de España
El redactor recomienda