Pros y contras de invertir en la montaña rusa en la que se ha convertido bitcoin
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
su volatilidad, un arma de doble filo

Pros y contras de invertir en la montaña rusa en la que se ha convertido bitcoin

La moneda digital ha quintuplicado su valor en 2020. ¿Debería mantenerse al margen o invertir?

placeholder Foto: EC.
EC.

Con el bitcoin cotizando a más de 40.000 dólares la primera semana del año —y quintuplicando su valor del año pasado—, surge una pregunta para los inversores: ¿meterse o quedarse fuera? Hay muchos motivos para actuar con cautela. El valor de la moneda virtual se ha disparado y ha caído reiteradamente desde su introducción en 2009. Cayó un 52% solo desde el 13 de febrero hasta el 11 de marzo el año pasado.

Y, mientras bitcoin se considera una moneda digital, no cumple con al menos un requisito importante de una divisa: no dispone de un uso extendido como medio de pago en transacciones comerciales legítimas. En noviembre, los procesadores de pagos digitales tramitaron tan solo 269,7 millones de dólares en ventas comerciales globales con bitcoin, según la firma de investigación Chainanalysis. En cambio, las ventas al por menor en EEUU facturaron un total de 546.500 millones de dólares en noviembre.

Muchos profesionales piensan que los inversores independientes deberían mantenerse alejados por completo de la moneda. Pero otros sugieren que los inversores acertarían al considerar incluir el bitcoin en su cartera —pero generalmente solo como un pequeño porcentaje de sus activos totales—. “Otorgar al bitcoin un peso importante en tu cartera aumentaría los riesgos de forma sustancial”, declara Eswar Prasad, profesor de Política Comercial en la Universidad de Cornell, que está escribiendo un libro sobre divisas digitales. “Pero convertirlo en una parte marginal parece conveniente, dada la dinámica reciente”.

Foto: EC.
El bitcoin se afianza como método de pago
The Wall Street Journal Paul Vigna

Estos son algunos de los mejores argumentos a favor y en contra de invertir en bitcoins.

Las ventajas

Lo que el bitcoin representa realmente es una reserva de valor. Como tal, se puede utilizar para protegerse de la inflación y de caídas en otros activos financieros como acciones, bonos y el dólar, afirman algunos profesionales de la industria. El bitcoin se ha apreciado mientras que el dólar lleva cayendo desde el pasado marzo. El papel de ‘reserva de valor’ del bitcoin se asemeja al del oro. “Los pongo en el mismo saco”, dice John Rekenthaler, vicepresidente de Investigación en la firma de estudio de inversiones Morningstar.

Los defensores de la criptomoneda apoyan la inversión en bitcoins —a pesar de que su volatilidad implica que el momento puede ser un problema— alegando que se terminará estabilizando y entonces será más utilizado para el comercio legítimo. PayPal ha confirmado que planea permitir el uso del bitcoin como método de pago a principios de este año. Square, un rival, también ha mostrado interés en el comercio de bitcoins, y anunció en octubre que había comprado 50 millones de dólares del activo.

“Dada la inestabilidad del bitcoin, los inversores no necesitan invertir mucho para diversificar su cartera”

Algunos analistas también ven el lado positivo de la volatilidad del bitcoin. Sus movimientos imprevisibles mantienen una baja correlación de la moneda con acciones y bonos, lo que genera diversificación en sus carteras. “La volatilidad es negativa si lo utilizas como la parte principal de tu cartera”, dice Rekenthaler. “Pero si está a un lado, es buena. Eso ayudó a que el oro se convirtiera en diversificador”. Y añade: “Los que somos dueños de fondos de inversión deberíamos empezar a pensar en bitcoins. Pero no estoy diciendo que el inversor medio debería comprar”.

“Dada la inestabilidad del bitcoin, los inversores no necesitan invertir mucho para diversificar su cartera”, afirma. Rekenthaler indica que una asignación del 5% de bitcoins diversificaría una cartera equilibrada con la misma eficacia que una posición del 25% en el mayor fondo de inversión 'alternativo', el JP Morgan Hedged Equity (JHEQX).

Foto: (Reuters)

Aunque Karim Ahamed, estratega de inversiones en Cerity Partners en Chicago, no apoya una inversión en bitcoins en este momento, su empresa ha empezado a estudiar si invierte o no. Ahamed declara que tener una pequeña inversión en bitcoins podría funcionar como una asignación de capital riesgo. “En el capital riesgo, una de cada 10 inversiones es un ‘home run’, entre dos y tres pierden dinero y el resto son medio rentables. Esos ‘home run’ compensan muchos errores”.

Bill Miller IV, gestor de cartera en Miller Value Partners e hijo del legendario inversor Bill Miller, tiene cerca del 20% de su cartera personal invertido en bitcoins. “Es un error que la gente no tenga bitcoins”, dice el joven Miller.

Un atractivo importante del bitcoin para Miller es su escasez, afirma. Hay cerca de 650.000 millones de dólares en bitcoins pendientes, en comparación con su estimación de cerca de 80 billones de dólares en divisas corrientes. “La demanda está superando a la oferta”, dice Miller, lo que quiere decir que el bitcoin debería seguir subiendo y sus movimientos deberían seguir siendo volátiles.

Los inconvenientes

No hay una forma evidente de determinar el valor razonable del bitcoin. Se presenta como reserva de valor únicamente porque hay inversores que creen que lo es. “El bitcoin depende de la fe de los inversores y nada más”, dice el profesor Prasad. “Podría igualmente caer hasta cero mañana si el 10% de los inversores vendiese”. Otros tipos de inversión dependen también de una profunda fe. Pero cuando se trata de acciones y bonos, por ejemplo, hay modelos matemáticos legítimos para determinar su valor. Las acciones generan ganancias y los bonos ingresos, lo que ayuda a calcular su valor.

Muchos analistas también se cuestionan el valor del bitcoin como cobertura. Este año, ha crecido conjuntamente con acciones y bonos en un momento en que no hay inflación. Además, no se ha desencadenado una gran inflación desde que el bitcoin apareció en escena hace 12 años, así que es difícil saber si de verdad protege frente a aumentos de precio. “Se necesitan esas pruebas empíricas”, afirma Ahamed.

Dicha escasez también significa negociaciones ilíquidas y volátiles, como ya se ha demostrado con la montaña rusa del bitcoin

Mientras tanto, algunas críticas se cuestionan si la escasez de bitcoins es un atractivo comercial. Dicha escasez también significa negociaciones ilíquidas y volátiles, como ya se ha demostrado con la montaña rusa del bitcoin durante sus 12 años de existencia.

Los escépticos también desafían la opinión de que la volatilidad del bitcoin puede ser beneficiosa para una cartera con fines de diversificación. “Si la volatilidad procede únicamente de la especulación, no estoy seguro de quererlo como activo desvinculado”, declara Ahamed.

Con el bitcoin cotizando a más de 40.000 dólares la primera semana del año —y quintuplicando su valor del año pasado—, surge una pregunta para los inversores: ¿meterse o quedarse fuera? Hay muchos motivos para actuar con cautela. El valor de la moneda virtual se ha disparado y ha caído reiteradamente desde su introducción en 2009. Cayó un 52% solo desde el 13 de febrero hasta el 11 de marzo el año pasado.

Bitcoin Inversores Monedas
El redactor recomienda