¿De quién es la culpa? El 'market timing' condena al cliente de fondos de la banca
  1. Mercados
EN PLENO COVID

¿De quién es la culpa? El 'market timing' condena al cliente de fondos de la banca

Los bancos recibieron suscripciones netas de más de 4.000 millones en fondos conservadores durante el confinamiento de clientes que se perdieron el rebote

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Vender en mínimos y comprar en máximos suele ser el mayor pecado de los inversores. Una condena para, irremediablemente, perder dinero o ganar menos que el mercado. Y esto es lo que le ha sucedido a numerosos inversores españoles que son clientes de fondos de la gran banca, que captó más de 4.000 millones netos durante el estado de alarma de primavera en productos conservadores.

Los fondos españoles acabaron 2020 con un dato comercial positivo, de 1.161 millones captados en términos netos, según los datos de la patronal Inverco. Ese resultado se produce pese a que en marzo, con el desplome de todos los activos financieros al iniciarse los confinamientos para frenar el covid-19 hubo reembolsos netos por 5.571 millones. Una cifra que alcanzó los 6.000 millones si se tiene en cuenta todo el universo de fondos, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Prácticamente todas las categorías sufrieron reembolsos, aunque hubo excepciones. Hubo inversores, con o sin asesoramiento, que decidieron aprovechar las caídas para tomar posiciones en renta variable. Las categorías de renta variable de Europa, Estados Unidos y Emergentes registraron saldos positivos. En el otro extremo, también la de monetarios.

Foto: Foto: iStock.

Prueba de ello es que el fondo con más entradas netas durante el confinamiento total fue el CaixaBank Master RV USA Advised, con 640 millones entre marzo y junio, según estadísticas de Morningstar. Este vehículo sirve para articular la estrategia de carteras de gestión discrecional de CaixaBank, con lo que fue un movimiento realizado por la entidad.

Pero es una de las excepciones. En general, el 'ranking' de productos con mayores suscripciones netas en ese periodo está compuesto por fondos conservadores. Fondos de retorno absoluto como el Santander Horizonte 2025, que persigue ganar un 0,6% anualizado en cinco años a cambio de permanecer en el vehículo y recibió 378 millones con su primera versión; y, debido al éxito, la gestora lanzó una copia que atrajo 312 millones. También el BBVA Ahorro Cartera, vehículo para comprar bonos de corto plazo y grado de inversión, que captó 307 millones. O el CaixaBank Monetario, más conservador aún, con suscripciones netas de 299 millones.

Foto: Foto: iStock.

KutxaBank, Ibercaja, Mutuactivos, Liberbank, Bankia o Sabadell también tienen fondos conservadores que captaron, al menos, 100 millones en los tres meses en los que las restricciones a la movilidad fueron absolutas. En pleno confinamiento, los reembolsos siguieron en abril, pero mucho más moderados, con 137 millones en conjunto. Y en mayo hubo suscripciones netas de 62,5 millones, destacando las categorías de renta fija euro a largo plazo (419 millones) y de corto plazo (223 millones), según datos de Inverco.

La falta de paciencia al invertir suele ser uno de los mayores problemas de los inversores. Si se observa el MSCI World, compuesto por grandes empresas globales, se desplomó un 34% entre el 18 de febrero y el 23 de marzo. Una caída que por su intensidad y verticalidad asustó a muchos inversores. Pero el mercado se recuperó desde finales de marzo a golpe de estímulos monetarios y acabó el año en positivo. En los últimos 12 meses, este índice sube un 13%.

Hay literatura sobre el coste del 'market timing'. Esto es, tomar decisiones en función de la deriva del mercado. En 2016 Morningstar publicó el estudio ‘Mind the Gap 2016-Europe: The Effects of Behaviour on European Fund Investors’ Returns’ que mostró un coste medio del 0,34% anual en los cinco años anteriores para los inversores europeos, con pérdidas que llegaban a alcanzar el 1,35%.

En este caso, si un cliente se va de un fondo agresivo tras las caídas a uno conservador y se pierde el rebote, ¿de quién es la culpa? Es evidente que, salvo si son carteras de gestión discrecional, la decisión es suya. Bien es cierto que la experiencia demuestra que las políticas comerciales de los bancos influyen en cuáles son los fondos más vendidos.

En cualquier caso, hay tres ideas que deben considerar asesores y distribuidores al tratar con clientes que están sufriendo pérdidas, opina Guillermo Santos, socio de iCapital. "En primer lugar, la gente cuando se asusta por caídas tiene razón en su miedo, porque este es subjetivo, no hay que rebatirle", advierte. En segundo lugar, prosigue, "podemos explicarle con datos que la experiencia muestra que el mercado tiende a recuperarse para, por último, que tome una decisión con la que se sienta cómodo. A veces es mantener o incluso incrementar riesgo, otras veces es una reducción parcial y otras la venta total", concluye.

Foto: iStock.

De cualquier manera, 2020 ha sido un ejercicio positivo para las gestoras de los bancos, que han consolidado su dominio del mercado. Kutxabank ha liderado las captaciones netas, con 1.271 millones, seguida de Ibercaja, con 1.168 millones. La gestora del banco aragonés ha tenido el fondo más vendido del año, el Ibercaja Renta Fija 2025. En tercer lugar está Bankia, con 1.013 millones.

Los bancos controlan más del 74% del patrimonio de los fondos españoles, que no han tenido grandes rentabilidades. Al menos, este es el diagnóstico cuando se compara con el Ibex –que ha tenido peor comportamiento que índices internacionales– o el bono español en el largo plazo, según muestra todos los años el estudio de Pablo Fernández, profesor del IESE. El retorno de los fondos españoles durante los últimos 15 años es del 1,9% anualizado, frente al 3,4% de la deuda pública a 10 años o el 2,7% del Ibex.

Vender en mínimos y comprar en máximos suele ser el mayor pecado de los inversores. Una condena para, irremediablemente, perder dinero o ganar menos que el mercado. Y esto es lo que le ha sucedido a numerosos inversores españoles que son clientes de fondos de la gran banca, que captó más de 4.000 millones netos durante el estado de alarma de primavera en productos conservadores.

CNMV Fondos de Inversión Reembolsos Ibercaja Renta variable
El redactor recomienda