Mejor Google Trends que el PIB: los trucos de los fondos para anticipar la recuperación
  1. Mercados
LOS ANÁLISIS CUANTITATIVOS GANAN PESO

Mejor Google Trends que el PIB: los trucos de los fondos para anticipar la recuperación

Analistas, economistas y gestores incluyen nuevas variables para poner el termómetro a la situación económica y prever cuándo será el punto de inflexión de la economía

Foto: iStock
iStock

La crisis económica actual no tiene precedentes. Por ello, las variables de análisis deben ser nuevas. Al menos, esta es la tesis de una parte cada vez más importante del universo de participantes en el mercado, que busca pistas sobre cuándo puede desacelerarse la caída de la economía y reactivarse tras el mayor agujero desde la Segunda Guerra Mundial, como se vio en el Informe de Empleo de abril en Estados Unidos.

La pandemia ha paralizado las economías, y esto es nuevo en la historia reciente. Gestoras de fondos, 'hedge funds' y bancos de inversión habían ido abrazando cada vez más modelos cuantitativos para determinadas estrategias de inversión o para ayudar en la selección de valores o vehículos. Ahora, están potenciando esto con nuevas variables, como OpenTable o Google Trends, tal y como publicó esta semana 'The Wall Street Journal'. Estos dos ejemplos permiten conocer tendencias de búsquedas en Internet o reservas en restaurantes.

Foto: .

"OpenTable fue una de nuestras fuentes para seguir la evolución del mercado de la restauración y hostelería. Pero como estamos más expuestos a la entrega a domicilio, otras fuentes eran más importantes que las propias empresas", señala Patrik Vogel, gestor de MainFirst. La gestora está centrada en el análisis de China como guía para predecir el consumo, que volvió en el gigante asiático a los niveles previos tras 10 semanas. Además, añade, "para analizar el mercado chino también hemos monitorizado las transacciones 'offline' de China UnionPay Merchant Service Corporation que fueron analizadas por la Universidad Nacional de Singapur y Goldman Sachs".

Por otro lado, "si observamos la congestión del tráfico, el consumo de electricidad o las reservas de los restaurantes, veremos que la actividad se ha ralentizado notablemente", explica Gilles Prince, director de inversiones de Edmond de Rothschild. "Y lo que es más importante, nos ayuda a evaluar y predecir el inicio y la velocidad de la recuperación en diferentes sectores económicos, ya que algunos países están reiniciando su economía", añade.

El ejecutivo explica que hay tres bloques de variables. Las de tiempo real, como los datos de consumo; los indicadores adelantados, "a veces basados en encuestas, que nos darán una pista de cuánto puede cambiar la actividad"; y datos reales de la actividad pasada y su impacto en la economía.

(Reuters)
(Reuters)

Ya en los últimos años se venían usando en estos equipos las bases de datos sobre gasto a través de tarjetas de crédito, algo que se ha incrementado estas semanas ante el auge del pago electrónico. Es difícil marcar diferencias, debido a que todos los equipos de análisis cuantitativo usan estos datos, pero sirven para evaluar hábitos de consumo casi a tiempo real.

En este sentido, BBVA Research ha empezado a publicar datos semanales de consumo a través de tarjetas de crédito en los mercados en los que opera. El servicio de estudios calculó que en el primer mes de confinamiento, se desplomó un 60% el gasto con tarjetas, pese a que el porcentaje de uso frente al efectivo ha aumentado. El desplome alcanzó niveles del 70% en Madrid, en Islas Baleares y en Canarias.

Otras conclusiones que arrojan los datos recopilados por BBVA Research es que empieza a recuperarse el consumo con tarjeta en Estados Unidos, que el patrón general de los consumidores es similar en todos los países ante las restricciones a la movilidad. Asimismo, el departamento de análisis del banco detecta que el comercio electrónico está resistiendo, que el consumo de bienes está menos afectado que el de servicios, y que el gasto en comida supera a otros segmentos.

Foto: Frente al edificio de la bolsa de Fráncfort. (Reuters)

Los fondos también venían usando elementos de geolocalización como la afluencia de parking de tiendas o centros comerciales, algo que ahora tiene menos utilidad. La información de marca de las empresas a través de foros y redes sociales, o comentarios en los mismos canales sobre comercio electrónico, también ayudan a los gestores. Para elegir empresas o para calibrar el sentimiento de los consumidores.

Igualmente, los analistas o gestores estudian los contratos públicos para anticipar tendencias de la inversión del Estado y sectores beneficiados, u ofertas de empleo en las webs especializadas. Todos estos factores eran parte del análisis cuantitativo, pero ahora sirven de señales para intentar prever el comportamiento macroeconómico, ya que lo excepcional de esta situación hace difícil prepararse para la reacción de los agentes económicos en comparación con anteriores crisis.

Un ejemplo de este tipo de análisis llega desde el banco de inversión UBS, que se ha valido en esta crisis de Evidence Lab, una plataforma creada en 2014 para analizar grandes cantidades de información extrafinanciera. Durante la pandemia, ha abierto una cobertura especial del covid-19, analizando desde la búsqueda de empleo por Google en Europa hasta el uso de aplicaciones QSR en China. Justo este jueves, la firma suiza publicaba un informe del Evidence Lab en el que analizaba la desescalada de los distintos países de Europa. El informe concluía que aunque la desescalada ya estaba en marcha en varios países, especialmente en el centro y el norte, los indicadores de consumo de electricidad, tráfico de transporte y tráfico de civiles a pie seguía siendo débil. Asimismo, aunque los analistas creen que es normal dado lo temprano que es en el proceso, sí que predicen que el segundo trimestre traiga peores datos del PIB que el primero, con una caída interanual a nivel de la eurozona del 9,9%.

"Todos estos factores eran parte del análisis, pero ahora sirven de señales para intentar prever el comportamiento macroeconómico"

"Pensamos que mirar a China como un indicador adelantado tanto para Europa como para EEUU puede ser de gran utilidad", añade también Álvaro Cabeza, Country Manager de la gestora UBS AM Iberia. Cabeza reconoce que existen grandes diferencias entre los distintos países, debido a los diferentes niveles de gravedad de la crisis sanitaria, las diferencias en la sanidad pública, la disparidad de las respuestas políticas a la crisis sanitaria, y las diferencias culturales. "Tenemos que tener cautela a la hora de sacar conclusiones definitivas de la experiencia de China; sin embargo, los patrones básicos del comportamiento humano son los mismos, y el comportamiento de los consumidores y de los negocios chinos después de la reapertura pueden proporcionar importantes pistas para occidente", matiza.

"En China, la pendiente de la actividad económica fue inevitablemente plana al principio, pero fue aumentando gradualmente a medida que el gobierno y el público adquirían más confianza", explica. "Los signos de una aceleración de las actividades cotidianas, medidos en el consumo de carbón, en las ventas de propiedades y en la congestión del tráfico empezaron a ser visibles de finales de febrero y principios de marzo, aunque, los niveles actuales de actividad son algo más bajos aún que los de años anteriores".

Foto: El emblemático toro de Wall Street, en Nueva York. (Reuters)

Desde Schroders explican que la gestora monitoriza las estadísticas de casos y muertes por la pandemia del covid-19 para "anticipar los probables cambios en las políticas gubernamentales y las diferencias entre los países mientras tratan de controlar la propagación del virus".

El equipo de ‘data insights’ de la gestora británica usa ingeniería de datos, estadísticas y observación. En esta crisis, Schroders Data Insights analiza datos de uso de aplicaciones relacionadas con el transporte o la entrega de comida a domicilio, así como del tráfico. "Esto nos permite ver dónde y cuándo ha cambiado la demanda de cualquier país", explica el equipo, que, al igual que UBS, estudia los datos de consumo de electricidad y los niveles de contaminación, comparándolos con los niveles previos. Por ejemplo, "en China los datos que muestran el aumento del número de coches en la carretera también indican que la gente está viajando a diferentes horas del día en comparación con lo que era normal antes del bloqueo".

Fuente: UBS Evidence Lab
Fuente: UBS Evidence Lab

Varias firmas han optado por organizar sus análisis a través de termómetros cualitativos como, por ejemplo, la catalogación por el impacto positivo o negativo de cada criterio. Es el caso de Allianz GI, que sigue siendo escéptico respecto al rebote porque seis de los ocho criterios que vigila están en negativo. No obstante, el único parámetro nuevo que usa la gestora alemana es el de la curva de infección del virus, los demás son de la crisis del 2008. "Aunque la historia no se repite, con frecuencia sí se asemeja, por eso creemos que nuestra lista de observación podría ser orientativa para los inversores", reconocen desde Allianz Gi.

Fuente: Allianz Global Investors a cierre de abril
Fuente: Allianz Global Investors a cierre de abril

Los que sí han creado una herramienta de organización cualitativa específicamente para el coronavirus son Singular Bank, que toman el pulso de la economía a través de un semáforo que reúne índices iTraxx, la volatilidad, el precio del petróleo y las evoluciones de las curvas en EEUU y Europa. "En el semáforo, precisamente a raíz de la crisis, uno de los factores que se miran es la curva de contagios, que creemos que será, sin duda, uno de los factores clave que marquen el inicio de la recuperación", explica Victoria Torre, responsable de análisis y selección de fondos de Singular Bank.

"Nuestra posición se mantiene prudente, al situarse 4 indicadores en amarillo y 3 en naranja", explica Torre. Según el semáforo, los 'spreads' de crédito se estrecharon "ligeramente" el viernes, manteniéndose en niveles moderados, con el spread del iTraxx Main cayendo 0,3 pb hasta 85,6 pb y el del iTraxx Crossover 6 pb hasta 515,2 pb. "El grado de volatilidad en la renta variable se moderó en la sesión del viernes, situándose por debajo de 30 puntos por primera vez desde el 5 de marzo, en el caso del VIX de EuroStoxx 50, y 3 de marzo, en el caso del VIX del S&P 500. En concreto, el VIX del EuroStoxx 50 cae hasta en 29,6 puntos y el VIX del S&P 500 en 28,8 puntos", especifica Torre, añadiendo que el precio del petróleo Brent repuntó un 2,6% hasta 30,1 dólares por barril, "en un contexto de elevada volatilidad en la cotización del barril de petróleo ante la falta de visibilidad".

Fuente: Singular Bank
Fuente: Singular Bank

Análisis de los fundamentales clásicos

Sin embargo, no por ello quedan obsoletos los parámetros de antaño. "No hay un solo factor, sino que seguimos multitud de variables, pero en términos económicos, miramos muy de cerca los PMI, que son un buen indicador adelantado del PIB", explica Diego Fernández Elices, director general de inversiones de A&G Banca Privada. "El dato de abril fue muy negativo, pero con China habiendo hecho suelo en febrero y posiblemente EEUU haciéndolo en abril y el inicio del camino hacia la nueva normalidad, abril será el peor mes en términos de contracción económica", matiza Elices. "Eso no implica que sea el suelo, porque la contracción seguirá aunque a un ritmo menor, pero sí creemos que es el inicio de la recuperación".

Con todo A&G no incorpora ninguna herramienta o índice especial, ni siquiera ante el covid. "Tenemos un equipo de gestión cuantitativa cuyos fondos han rendido con los mismos indicadores de siempre... están en constante I+D, pero no incorporamos factores optimizados en momentos extremos porque podrían funcionar solo en esos momentos anómalos de mercado", explica.

También están aquellas gestoras que obvian la macroeconomía para seguir un análisis 'bottom-up'. En el caso de la alemana Flossbach von Storch, su estratega de mercados Philipp Vorndran, explica que ellos "no se enfocan en indicadores que afecten al mercado en general, ya que es una pérdida de tiempo intentar dar con el 'timing' del mercado". "Nosotros miramos a las empresas de forma individual, miramos quién va a salir fortalecido del covid y quién no se levantará de esta", añade Vorndran. "No utilizamos ninguna herramienta especial, lo que importa es un conocimiento profundo de las compañías, el análisis detallado: los balances, la comunicación con el consejo de administración, etc.".

A la izquierda, meses de caída del PMI en crisis anteriores. A la derecha, estado de las UCI en Reino Unido. (Fuente: Aberdeen Standard)
A la izquierda, meses de caída del PMI en crisis anteriores. A la derecha, estado de las UCI en Reino Unido. (Fuente: Aberdeen Standard)

En cualquier caso, las gestoras asumen un gran golpe a la economía, después de la caída del 10% del PIB vista en China en el primer trimestre, que será mayor en las economías desarrolladas entre abril y junio. "Tenemos otros datos, además, como las primeras cifras de los PMI, que ya muestran un impacto que tendrá al menos la escala de la Gran Crisis Financiera e incluso algo superior. Y todavía es muy pronto en lo que se refiere a los flujos de datos. Las cifras muestran que los mercados desarrollados se han visto más afectados que los emergentes ya que los primeros llegaron antes a la crisis", arguye Paul Diggle, economista de Aberdeen Standard Investments. La gestora cree que la reapertura de la economía generará un rebote de la actividad "solo por el tamaño del 'shock' inicial".

Inversiones
El redactor recomienda