Consejos financieros

Ahorro para la jubilación: ¿Mejor fondos de inversión o planes de pensiones?

En un principio, el producto ideado para la jubilación era el plan de pensiones. Las reformas que han ido realizando los distintos gobiernos han reducido sus ventajas fiscales

Foto: .
.
Adelantado en

Salvo quienes tengan una confianza ciega en la pensión pública para mantener su calidad de vida al jubilarse, toda una osadía en estos tiempos, la mayoría de españoles asumen que no les queda otra que ir ahorrando por su cuenta. Y que, además, no les bastará con acumular ese dinero en una cuenta corriente o un depósito, porque ya no pagan nada desde que el BCE instauró la represión financiera, sino que tendrán que invertirlo para buscar rentabilidad.

Ya hay más discrepancias sobre cómo hacerlo. En un principio, el producto ideado para la jubilación era el plan de pensiones. Sin embargo, las reformas que han ido realizando los distintos gobiernos han reducido sus ventajas fiscales y han generado un alto grado de incertidumbre sobre el producto. Esto, unido a su menor liquidez, ha girado el foco hacia los fondos de inversión como opción alternativa, aunque no sea un producto diseñado específicamente para la jubilación. ¿Pero qué interesa? Comparamos ambas opciones.

Rentabilidad: ganan los fondos, pero no por mucho

Si se comparan fondos de inversión y planes de pensiones españoles similares, vencen los fondos de inversión, aunque por poco y dependiendo de la categoría, como muestra este estudio de Fernando Luque, editor de Morningstar.

La media de los fondos de inversión de gestoras españolas supera a la de planes en los productos de renta fija de la zona euro, mixtos agresivos, renta variable española y renta variable global, mientras que los planes dominan en mixtos defensivos y mixtos moderados. Es decir, tan solo en las categorías mixtas conservadoras los planes tienen mejores números que sus homólogos en los fondos.

Eso entre los fondos españoles, pero hay que tener en cuenta que el inversor también tiene a su disposición los fondos de gestoras internacionales, lo que nos lleva al siguiente punto.

Oferta de productos: ganan los fondos

Los españoles tienen cerca de 1.000 planes de pensiones entre los que elegir, apenas una tercera parte de los más de 2.800 fondos de inversión de gestoras nacionales y de los más de 20.000 en total si añadimos también los de gestoras internacionales con sus distintas clases.

Además, la presencia de estas últimas aporta una mayor competencia por la captación de patrimonio, lo que incentiva mejorar los resultados de la gestión.

Si tenemos en cuenta los fondos de gestoras internacionales en la comparativa de rentabilidad con los planes de pensiones, entonces sí ganarían los fondos de inversión claramente, pero no es tan fácil obtener la cifra exacta. Muchos de los fondos que salen con mejores rentabilidades (con comisiones muy bajas) solo están accesibles para el inversor institucional y no para el particular, lo cual distorsiona el resultado.

Fiscalidad: ganan los planes, pero por poco...

La gran ventaja de los planes de pensiones es que nos permiten desgravar las aportaciones en la declaración de la renta hasta 8.000 euros. Esto supone un ahorro muy considerable, especialmente para rentas medio-altas y altas, ya que se pospone hasta el rescate la tributación por ese dinero.

¿Cuales son los mejores planes de pensiones para comenzar a invertir?:

Pero este caramelo puede tener un gusto final muy amargo. Al recuperar el dinero, no solo pagaremos como rentas del trabajo por lo aportado durante nuestra vida laboral, sino por las plusvalías obtenidas. Y, si con el rescate nos vamos a la parte alta de la escala tributaria, podemos acabar pagando cerca del 45% por todo (o incluso más en algunas comunidades), cuando la tributación máxima por las plusvalías en fondos ahora mismo está en el 23%.

En realidad, la factura fiscal del plan de pensiones en el rescate se puede reducir si no se rescata todo de golpe (salvo en determinados supuestos donde se aplica desgravación), sino en forma de rentas periódicas. En caso de dudas, un asesor aquí puede ser de gran ayuda para no estropear el beneficio fiscal del plan a la hora de rescatarlo.

Ambos productos sí coinciden en una de sus virtudes fiscales: la posibilidad de traspasar el dinero de un fondo a otro o de un plan a otro sin tener que tributar por las ganancias hasta la venta final.

Liquidez: ganan los fondos

El dinero que invertimos ahora en un plan de pensiones no lo podremos rescatar hasta pasados 10 años (esto sucede desde la reforma que entró en vigor en 2016, el aportado antes de esa fecha solo se puede rescatar a partir de 2025). En cambio, en los fondos de inversión tenemos liquidez diaria salvo que contratemos uno donde la gestora imponga restricciones para recuperar el dinero (una minoría).

Algunos expertos señalan esta 'pega' como punto a favor para los planes de pensiones, ya que al no poder tocar ese dinero nos aseguramos de que realmente se queda destinado para la jubilación y no lo utilizamos para consumo o gastos especiales. Pero siempre teniendo en cuenta que no podremos disponer de él durante una década.

Hay que recordar, no obstante, que el dinero en planes de pensiones sí se puede recuperar en determinados supuestos vitales, como paro de larga duración, enfermedad grave o incapacidad, entre otras.

Comisiones: ganan los planes

En la última reforma, el Gobierno impuso un límite máximo para las comisiones de planes de pensiones que los hacía mucho más competitivos. En concreto, los planes de renta fija tienen como techo legal un 0,85%; los mixtos, un 1,3% y los de renta variable, un 1,5%, mientras que todos los fondos de inversión españoles pueden llegar a cobrar hasta un 2,25%.

En la actualidad, no resulta sencillo comparar las comisiones actuales de uno y otro producto. Desde la entrada en vigor de Mifid II casi todas las gestoras de fondos han lanzado versiones con comisiones más bajas de sus fondos, que en realidad solo son accesibles contratando un servicio de gestión discrecional de carteras que supone un coste añadido.

Sin embargo, y como ejemplo, un estudio de Morningstar sitúa los costes medios ponderados de los fondos españoles de renta variable en el 1,8%, lo que ya superaría claramente el máximo del 1,5% de los planes de pensiones que impone la ley. Interesante también la competencia que están introduciendo los roboadvisors con sus planes de pensiones de bajo coste.

¿Entonces? ¿Qué elegir?

¿Fondos o planes? En líneas generales, los fondos de inversión ofrecen rentabilidades algo superiores de media, liquidez claramente mejor y mucha más oferta de producto, con más competencia entre gestoras; en cambio, los planes de pensiones tienen ventajas fiscales importantes, especialmente para rentas altas (aunque pueden no serlo tanto si no se rescatan de forma eficiente), y costes más bajos.

Ya dependerá de las circunstancias personales y financieras de cada cual que se le ajuste mejor un producto u otro. Pero siempre recomendando analizar los distintos productos antes de elegir.

Aquí te dejamos tres herramientas que te ayudarán a decidir:

También hay otras opciones que llegan del mundo de los seguros, como los PPA o los PIA, que el inversor debería considerar.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios