situación en la zona euro

'Mario, tenemos que hablar de lo nuestro: esto no está funcionando'

Querido Mario: ¿Te acuerdas de aquella crisis tan gorda que tuvimos en verano de 2012, cuando parecía todo perdido? Seguro que sí. Fue inolvidable

Foto: .
.

Querido Mario:

¿Te acuerdas de aquella crisis tan gorda que tuvimos en verano de 2012, cuando parecía todo perdido? Seguro que sí. Fue inolvidable. Pusiste tu mejor cara, hablaste claro y pronunciaste aquel memorable "Haremos lo que sea necesario y será suficiente".

Con aquellas palabras salvaste lo que parecía perdido, renovaste la confianza y nos dimos una segunda oportunidad. No te niego que, en términos generales, la situación ha mejorado desde aquel momento de pánico.

En estos 7 años se han evitado numerosas quiebras, tanto de las empresas como de los gobiernos y hemos esquivado lo que probablemente hubiera sido una desastrosa ruptura de la zona euro. Muchas economías han tenido unos cuantos años de un buen crecimiento, España a la cabeza, y el paro ha caído sensiblemente en toda la zona euro.

Pero no podemos vendarnos los ojos y ocultar la realidad. No todo está funcionando bien, querido Mario. De hecho, es preocupante cómo dos de los objetivos fundamentales del plan anticrisis siguen sin dar resultados más de un lustro después.

Cuando llevaste los tipos a cero, entre tus objetivos estaba que aumentara la concesión de préstamos a las empresas y que las familias dejaran de tener su dinero aparcado en cuentas corrientes y depósitos. Pretendías que llegara más dinero a la economía real y al mercado, para generar más actividad y acelerar el crecimiento.

Mario, reconozcámoslo, esto no está funcionando.

Aunque en el conjunto de la zona euro el crédito sí está mejorando, en grandes economías como Italia y España vuelven a estar en negativo, aún después de toda la avalancha de dinero que has metido al sistema. En España, en concreto, llevamos ya muchos meses con caídas en este indicador.

Y qué decir de los depósitos… A pesar de que ahora mismo no pagan nada, de tu interés en llevarlos a cero para que la gente ponga su dinero a trabajar, en España casi está pasando lo contrario. La cifra acumulada de los hogares se situó en agosto en 834.500 millones de euros, un 6,2% más que hace un año, y la de las empresas no financieras en 253.000 millones de euros, casi en máximos. Y eso que a estas últimas ya les están trasladando los bancos los tipos negativos. Es decir, que ya les está costando dinero.

¿Hasta qué punto tiene sentido seguir insistiendo, penalizando al ahorro y reduciendo el poder adquisitivo de las familias, cuando los efectos están siendo tan limitados en el mejor de los casos? ¿Hasta qué punto tiene sentido seguir incentivando a la gente a asumir más riesgos, cuando las cifras muestran que no están por la labor, que prefieren incluso perder valor en su dinero antes que arriesgarlo porque no tienen la confianza suficiente? Antes, por lo menos, cuando anunciabas medidas especiales, resurgía la ilusión, los mercados se venían arriba. Pero ya ni eso, el último 'bazooka' que disparaste en tu reciente reunión de septiembre ha dejado bastante fríos a los inversores.

Tenemos que hablar, Mario. Esto no funciona. Cada vez, menos.

¿Cuánto valor perderán tus ahorros por culpa de la inflación?:

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios