busca oportunidades

Permira calienta el mercado español de banca privada y fondos buscando compras

El fondo de capital riesgo busca operaciones en la industria de asesoramiento y gestión de activos, igual que otros grandes jugadores como Mutua, Mapfre, Andbank, Morabanc o KBL

Foto:

Más compradores que vendedores. Varios jugadores importantes del sector financiero quieren mostrar músculo financiero para incrementar sus capacidades en el negocio de la gestión y el asesoramiento de inversiones, pero por ahora encuentran precios que catalogan de desorbitados. Eso sí, apuntan que en 2019 y 2020 se acelerarán las operaciones a medida que se reduzcan los precios de venta por el estrechamiento de márgenes.

La mayoría de firmas que calientan el mercado son locales, pero también hay interesados internacionales, como la firma británica de capital riesgo Permira, con 33.000 millones de capital comprometido y una cifra de 7.500 millones para invertir actualmente. Según fuentes financieras, la compañía vinculada al grupo británico está peinando el mercado español de activos bajo gestión (‘asset management’) para tener exposición dentro de su cartera.

En su portafolio ya hay empresas de servicios financieros como Alter Domus, proveedor desde Luxemburgo para la industria de fondos que adquirió por 527 millones; o Tilney, firma financiera de inversión y planificación financiera. Las gestoras o empresas de asesoría a la venta en España son de tamaño más reducido, lo que dificulta que Permira encuentre oportunidades al ir a por proyectos mayores, explican fuentes del mercado. Estas mismas fuentes apuntan que Permira fue uno de los nombres propios que sondearon la compra de Tressis y de la banca privada del Popular (Popular Private Banking) antes de su resolución, pero no llegó a ningún acuerdo.

“Las firmas que están a la venta piden precios altos por negocios reducidos, y el interés por la compra implica negociaciones largas, para las que es difícil que Permira o jugadores de este tamaño tengan la paciencia suficiente”, apunta un ejecutivo del sector. No obstante, en la industria se da por hecho que a lo largo de los dos próximos años se irán flexibilizando las posturas por las dinámicas del negocio.

En concreto, apuntan a la presión regulatoria que conlleva MiFID II y las exigencias de los supervisores, ya que “la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no se siente cómoda con un abanico tan amplio de jugadores”, comenta otro ejecutivo. Durante los últimos años ha crecido el mapa de competidores, con exbanqueros que han montado por su cuenta proyectos independientes, tanto empresas de asesoramiento financiero (EAF) como sociedades o agencias de valores y gestoras de fondos.

Estas iniciativas han encontrado un nicho de mercado para ganar un mínimo de masa crítica. Pero tener un número creciente de clientes no es suficiente para asegurar una rentabilidad sostenible ante el estrechamiento de márgenes que provocan la regulación, tanto por el incremento de costes como por la transparencia sobre comisiones, y el auge de la competencia. De hecho, la rentabilidad de algunos de estos proyectos consistirá en su capacidad para vender y los ingresos que se obtengan.

Grandes operaciones

Este año ha habido tres operaciones relevantes. La primera fue la venta de Self Bank de Société Générale a Javier Marín y el fondo de capital riesgo Warburg Pincus, que según fuentes de mercado fue por 40 millones. Las mismas fuentes aseguran que había interesados que estaban dispuestos a pagar más, aunque Société les invitó a no realizar oferta.

La segunda fue la adquisición por parte de Andbank de la gestora Merchbanc por 20 millones de euros. La firma tiene activos bajo gestión por valor de 400 millones, cuatro millones en caja y dos activos inmobiliarios importantes, como son una oficina de 400 metros cuadrados en la calle madrileña de Serrano y otra de 1.000 metros en Barcelona, en Diputació 279. La otra fue la compra de March de una cartera de clientes de banca privada de BNP Paribas con 550 millones de patrimonio.

Precisamente, Andbank es otra de las firmas que siguen analizando potenciales compras y calientan el mercado. La entidad entró en España en 2012 y sumó 2.000 millones de patrimonio con el fichaje de banqueros y otros 5.000 millones con la compra de la banca privada de Inversis. Actualmente está en 9.400 millones, y continúa con su política de crecimiento a través del fichaje de banqueros, tras incorporar 14 profesionales en 2018, y la adquisición de Merchbanc, que no será la última.

Morabanc, uno de los competidores de su matriz en Andorra, está listo para comprar en España, después de tres años centrado en el Principado tras la negativa de la CNMV a que adquiriera Tressis en 2015.

Las grandes aseguradoras también están analizando oportunidades ante sus altos niveles de liquidez y las dificultades que tienen para conseguir rentabilidad. Mutua ya fue pionera en tener una cartera inmobiliaria, algo a lo que va el resto de aseguradoras. Asimismo, la propia Mutua Madrileña o Mapfre estudian operaciones para acelerar el crecimiento inorgánicamente. En este último caso, Mapfre ya adquirió el 25% de la gestora francesa La Financiére en 2017 por 150 millones. La aseguradora cotizada podría hacer más movimientos de este tipo.

Otros jugadores internacionales también estarían en el proceso de estudiar posibilidades para crecer en España, en muchos casos como una apuesta de doble o nada. Es decir, ya tienen presencia en el mercado que apenas rentabilizan, y necesitan ganar cuota de mercado para ser más eficientes. La firma luxemburguesa KBL, propiedad de la familia catarí Al Thani, el grupo suizo especializado en banca privada Julius Baer o el banco belga-francés Degroof Petercam son algunos ejemplos. Mientras que Allianz buscará potenciar su crecimiento con una gestora propia cuando rompa el acuerdo con Banco Santander que heredó del Popular.

En el lado contrario, varias gestoras, firmas de banca privada o asesores han mostrado su disposición a vender. Entre ellas figuran nombres propios como la gestora Metagestión, tal y como adelantó El Confidencial, o los grupos de gestión y asesoramiento Tressis y A&G, que han analizado varios potenciales compradores estos años. Desde A&G afirman de forma oficial no estar en venta ni haber ningún proceso abierto actualmente.

Sin embargo, tras años de crecimiento del mercado, los precios están en máximos, aseguran fuentes involucradas en negociaciones recientes. Pero los grupos que han mostrado interés en comprar esperan que se cierren muchas más operaciones entre 2019 y 2020 según vayan reduciéndose las pretensiones de los vendedores. Los argumentos a favor de estas expectativas son el final del ciclo de crecimiento, la volatilidad en los mercados, la presión regulatoria y la competencia. En definitiva, todos los factores que reducen los márgenes y golpean la rentabilidad del negocio.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios