el mercado mira al sector automovilístico europeo

Rugen los coches europeos: PER bajos, alto potencial y el 'Trump risk' despejado

Juncker arrancó una tregua al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la guerra comercial, frenando así las tarifas que este quería imponer a las importaciones de coches

Foto: Carrera de coches. (Reuters)
Carrera de coches. (Reuters)

La industria automovilística europea respira antes de sumergirse en la época más volátil del año. No en vano, el principal riesgo que amenazaba al sector ha quedado despejado casi en el descuento, como quien dice. La semana pasada, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, arrancó una tregua al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la guerra comercial, frenando así las tarifas que este quería imponer a las importaciones de coches.

Un acuerdo que ha puesto al sector en el radar de los inversores de cara a la segunda mitad del año, en tanto que se despeja el mayor riesgo que presentaba a corto plazo. De hecho, la reacción en bolsa no se hizo esperar y los principales fabricantes europeos se han disparado en las dos últimas sesiones. Tan es así que BMW, Volkswagen, Renault, Daimler y Fiat superan el 5% de subida.

No en vano, se encuentran entre los valores que más han sufrido en lo que va de año ante las amenazas de EEUU de imponer aranceles del 25% tanto a los coches como a los componentes. Y es que, según las estimaciones de la Comisión Europea, ese porcentaje supondría un aumento medio de 10.000 euros (11.700 dólares) sobre el precio de venta de los vehículos, con lo que las importaciones se reducirían a la mitad, dañando seriamente al sector.

De modo que, según los cálculos de UBS, estas tarifas, tanto a los coches como a las importaciones de piezas, podrían suponer un incremento del 18% de los costes de los fabricantes de automóviles, siendo los más afectados Jaguar Land Rover, Volkswagen y BMW.

Fábrica de BMW. (Reuters)
Fábrica de BMW. (Reuters)


El mercado vuelve a los fundamentales

Ahora, con menos nubarrones en el horizonte, el mercado se vuelve a fijar en los indicadores de las compañías, y la primera conclusión que se extrae es que, en un mercado en el que cada vez quedan menos oportunidades, estas compañías están baratas. Por ejemplo, ninguna de las marcas europeas tiene un PER mayor de 10. El PER es uno de los ratios clave para el análisis fundamental y la gestión 'value' que se obtiene de dividir el precio de una acción por el beneficio por acción medio de los últimos 10 años.

En este sentido, Francisco García Paramés, que lleva mucho tiempo defendiendo el potencial del sector, volvió a incidir en su última carta a los clientes sobre el tema. "Todo el sector de automoción está barato, en general, debido a la preocupación por el ciclo: pico en ventas en algunas regiones como EEUU y Reino Unido; el mercado chino, saturado y muy competitivo; incertidumbre causada por futuras olas disruptivas como el vehículo eléctrico, autónomo y conectado", explicaba.

"Además, en los últimos meses, las compañías del sector automovilístico se han visto, en general, aún más penalizadas en los mercados donde cotizan ante la posible guerra comercial e incertidumbre ante la aplicación de tarifas a la importación/exportación de automóviles en EEUU", un aspecto que, tras el acuerdo, pasa a un segundo plano.

De esta manera, los analistas comienzan a cambiar sus posiciones respecto a los principales valores del sector. Así, en el caso de Volkswagen, con un PER 6,6, el 77,8% del consenso de Bloomberg recomiendan comprar y, según el precio objetivo medio, el potencial de revalorización de cara a los próximos 12 meses es del 34,2%.

Por su parte, Renault, que el pasado mes de marzo inició las negociaciones para su fusión con Nissan con el fin de crear un gigante global de la industria, cotiza a un PER 4,38 teniendo un potencial del 35,5%, hasta los 100,7 euros. Cuenta con un 72% de apoyo del mercado.

Daimler, con un PER 6,7 y un 48% de recomendaciones de compra, todavía ofrece un potencial del 18,9% para los inversores, mientras que BMW, que hasta ahora era uno de los mayores damnificados de la guerra comercial, espera las revisiones de los analistas que siguen el valor con un 27% de consejos de compra y un precio medio de 97,18 euros frente a los 83 en los que se mueve y un PER también del 6%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios