cambio en la valoración de riesgos

La cartera de deuda de la banca presionará su ratio de solvencia por Basilea III

Bankia será el banco más afectado, por delante de Liberbank, mientras que BBVA y Banco Santander serán los que sufran menos impacto, según estimaciones de Société Générale

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las operaciones financieras de los bancos con bonos soberanos han pasado en poco tiempo de ser un arma para apuntalar beneficios a volverse en contra. La exposición a deuda española y, especialmente, a la italiana, llevó a la banca a un revolcón con la incertidumbre en Italia. Pero eso no es todo. Las modificaciones contables que impondrá Basilea III reducirán la ratio de capital con los niveles actuales de deuda en balance.

Entre los muchos cambios de esta regulación sobre la base de requerimientos de capital y contabilización de riesgos la renta fija tiene su propio apartado. El impacto para la banca española será de una reducción media del 6% en la ratio de capital de los seis bancos del Ibex 35 analizados por Société Générale.

Los analistas del banco francés han realizado estas estimaciones para un informe dirigido a clientes al que ha tenido acceso este medio, teniendo en cuenta las carteras de renta fija con las que la banca española acabó 2017. El propio banco señala el impacto potencial pero considera más probable que las entidades acaben teniendo una cartera más reducida y diversificada de bonos para evitarlo.

Basilea III lleva aparejada una definición del riesgo soberano, la revisión del peso del esquema de riesgos, la mitigación de la concentración de riesgos, la revisión del riesgo de la renta fija y guías para monitorizar el riesgo soberano y los activos ponderados por riesgos en cada jurisdicción.

Cambio del peso en los riesgos

Los bonos ponderarán de distinta forma para el volumen de activos ponderados de riesgo en función del emisor, la calificación crediticia y el país. Los títulos emitidos por los bancos centrales no suman, mientras que los bonos que emite el Gobierno central de la misma nacionalidad que el banco ponderan un 2% si tienen nota de A- hasta AAA, del 5% entre BBB- y BBB+ y del 8% si la nota es inferior a BBB-. Por su parte, los bonos soberanos de otros Gobiernos centrales ponderan un 10% si el rating está en el rango alto, un 50% si están entre BBB- y BBB+ y un 100% en caso de que la calificación sea peor. Por otro lado, para cualquier otra emisión como la deuda corporativa, los pesos son del 25%, del 50% y del 100% respectivamente.

La cartera de renta fija, que en la jerga financiera se conoce como ALCO, ha sido especialmente relevante estos años para los bancos españoles, cuyo negocio tradicional de captar dinero y conceder hipotecas tienen una rentabilidad muy baja con el euríbor en negativo. En 2017 las operaciones financieras con esta cartera representaron el 30% del beneficio neto, según los cálculos de Société Générale.

Impacto en la banca española del cambio en la valoración de riesgo soberano. Cálculos de Société Générale
Impacto en la banca española del cambio en la valoración de riesgo soberano. Cálculos de Société Générale

Por ello, con los tipos del Banco Central Europeo (BCE) al 0%, los bancos tendrán difícil modificar esta práctica. Pero si no lo hacen y las estimaciones de la firma francesa son correctas, se enfrentan a un descenso medio de 63 puntos básicos en media en la ratio de capital CET 1, lo que supone un retroceso del 6% hasta el 10,6%.

Siguiendo con esta medición, Bankia y Liberbank serían los bancos más afectados, como se ve en la imagen. En ella también destaca CaixaBank si tiene en cuenta el negocio asegurador, aunque esto “sería ciencia ficción”, apuntan fuentes financieras, que señalan que lo correcto es contar solo con la actividad bancaria. La deuda pública en balance de VidaCaixa no tiene impacto en el capital del banco, ya que la normativa no integra a las aseguradoras, sino que se las trata como participadas accionariales.

En el caso de Bankia, la entidad parcialmente nacionalizada se guarda un ‘as’ bajo la manga. Como publicó este medio la semana pasada, la entidad trabaja con el BCE en un cambio de criterio técnico en la valoración de riesgos, al evolucionar desde el criterio de hipotecas nuevas al del ‘stock’ hipotecario. De este modo, según estimaciones de JP Morgan, habrá un impacto positivo de hasta 185 puntos básicos, con lo que si todo lo demás sigue constante, pese a la reducción de 226 puntos básicos por la cartera de renta fija, aún tendría una ratio de capital cercana al 12%, en la parte alta de la banca española.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios