según saxobank

Las tres conclusiones sobre Cataluña que mueven al inversor internacional

La caída del mercado tendría que ser mucho mayor de la que se está viendo si los inversores estuvieran descontando una posibilidad real de una ruptura de España

Foto: Evolución de la prima de riesgo
Evolución de la prima de riesgo

El comportamiento de los mercados españoles, tanto de renta variable como de renta fija, no parece estar reflejando la gravedad de la situación política en la que se encuentra el país con la amenaza independentista sobre la mesa. Al menos, las caídas de las últimas semanas de la bolsa y el aumento de la presión sobre la deuda tendrían que ser mucho mayores de las que se están viendo si los inversores estuvieran descontando una posibilidad real de una ruptura de la cuarta economía de Europa con todas las consecuencias que ello conllevaría.

En este sentido, desde Saxobank el trader Althea Spinozzi ha puesto negro sobre blanco con tres afirmaciones que vienen a resumir el goteo de análisis y comentarios que ha hecho la comunidad internacional sobre lo que está ocurriendo en Cataluña.

1. "Los inversores no están tomando en serio las amenazas de Cataluña" y prueba de ello es la acogida que tuvo la semana pasada la subasta de bonos del Tesoro, cuatro días después de la celebración del referéndum independentista y con el fuerte aumento de la tensión en las calles. De hecho, a pesar de que el miércoles pasado el rendimiento de los bonos a diez años alcanzó su máximo en el 1,76%, los bonos se colocaron con una demanda que superó en más de dos veces la oferta.

Cataluña sola contra el mundo no es creíble

Además, en situaciones extraordinarias como ésta, los rendimientos de la deuda subordinada normalmente muestran las mayores fluctuaciones. Y lo cierto es que el rendimiento de los bonos de Santander y BBVA es verdad que aumentaron entre 10bps y 20bps justo después de la votación, pero se redujeron rápidamente a medida que el riesgo disminuyó. Lo mismo que los de Caixabank y Sabadell, que fueron los más golpeados pero que también han empezado a reducirse.

2. La región carece de lo que se requiere para ser independiente. Para Spinozzi, es difícil pensar que una región del tamaño de Cataluña "tenga todos los requisitos para formar un aparato político capaz de llevar a cabo negociaciones de independencia tanto con España como con la UE". En este sentido, el experto avisa que "Cataluña sola contra el mundo no es creíble".

3. El gran perdedor es en realidad Cataluña. Y no solo por la importante fractura social que esta situación ha generado y que se va a prolongar durante años, o por la fuga de empresas que ante la inseguridad jurídica que supone un desafío de esta envergadura han decido trasladar sus sedes sociales y fiscales a otros puntos de la geografía española, sino que desde el punto de vista del mercado hay que recordar que se le ha cerrado a cal y canto la puerta a la financiación, con todo lo que ello conlleva, incluso, para mantener los servicios mínimos necesarios que todo país necesita.

"Los rendimientos de los bonos de la Generalitat de Catalunya a 2020 aumentaron 90bps la semana pasada y ahora ofrecen 320bps sobre la curva española. Esto es una clara señal de que, si Cataluña sale de España, los rendimientos sufrirían generalmente, pero serían las regiones más pequeñas las que pagarían el precio más alto", asegura.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios