LOS GESTORES DE RENTA VARIABLE ESTÁN VENDIENDO

Los inversores aceleran su salida de la bolsa... ¿Oportunidad para entrar?

La volatilidad seguirá muy presente a corto y quizá a medio plazo. Quienes no puedan aguantar las curvas no les queda otra que reducir su exposición al mercado

Foto: La Bolsa de Madrid en una imagen de archivo. (EFE)
La Bolsa de Madrid en una imagen de archivo. (EFE)

Parece que muchos inversores han dicho basta. En solo un año, han sufrido tres grandes sustos con enormes caídas y volatilidad en mercado: el de agosto del año pasado con las devaluaciones en China; el de inicios de 2016, con los mínimos del petróleo y las dudas sobre el sector financiero y el terremoto provocado por el Brexit a finales de junio. 

Se acabó, han pensado muchos, a raíz de los datos que se están publicando sobre flujos de inversiones. En España, según los datos provisionales de Inverco, sólo en junio salieron más de 750 millones de euros de fondos de las distintas categoría de renta variable puro o renta variable mixta. Y si ampliamos la mirada al conjunto de 2016, los inversores españoles ya han retirado más de 2.000 millones de euros de este tipo de fondos.

Los inversores españoles ya han retirado más de 2.000 millones de euros de fondos de tipo variable en lo que llevamos de 2016, 750 millones sólo en junio

A nivel global las cifras también son contundentes. Según las cifras de HSBC, las salidas de patrimonio de la renta variable se ha disparado hasta el nivel más alto desde 2008, mientras que la renta fija ha seguido sumando adeptos, pese a que muchos de los fondos de renta fija pública cotizan ya en rendimientos negativos. 

Una situación realmente extraña: "La mayor parte del dinero que ha salido de bolsa se ha refugiado en bonos, de los que no se puede sacar más de un 1,5% de rentabilidad durante 10 años, cuando el dividendo en bolsa te puede dar más de un 3% de rentabilidad ¿A qué hay tanto miedo en las bolsas?", se preguntaba un usuario en este artículo en Unience, la red social de inversores. 

Para Álvaro Cubero, gestor de Intermoney Gestión, la explicación a esta huída hay que buscarla en la psicología y el ansía de encontrar refugio, como explica en su grupo en Unience: "El ser humano sufre ante situaciones que no controla, autogenerándose miedo que desemboca en la toma de decisiones erróneas poco meditadas. Si esto lo trasladamos a la bolsa con dinero en juego, se magnifica dicho comportamiento. La reacción humana será una venta indiscriminada para evitar seguir sufriendo".

El ser humano sufre ante situaciones que no controla, autogenerándose miedo que desemboca en la toma de decisiones erróneas poco meditadas

Desde Buy & Hold también creen que es básico, en estos momentos de incertidumbre por factores incontrolables, centrarse en las cuentas de las compañías, no donde este desastre que parece estar esperando el mercado: "Nunca dejaríamos de comprar una empresa maravillosa por incertidumbres a corto plazo si consideramos que sus fundamentos son sólidos. Las condiciones macroeconómicas son cambiantes y tienden a revertir a la media. La economía se mueve cíclicamente de expansión a recesión y viceversa. Sin embargo una empresa con buenos fundamentales permanece y tiene éxito a largo plazo", explican desde la firma en su carta semestral

Muchos gestores especializados en renta variable están aprovechando este pánico para vender, pero no tanto los gestores de carteras multiactivo, que todavía ven demasiada incertidumbre en la renta variable. Por ejemplo, el equipo multiactivo de Fidelity ha rebajado este mes la posición táctica sobre las acciones desde neutral hasta infraponderar, aunque muchos de sus gestores de acciones sí están aprovechando los bajos precios para añadir posiciones de calidad a sus fondos a precios más bajos.

¿Implican estas salidas de dinero más caídas en mercado? Aquí la historia no aporta una evidencia muy clara. A corto plazo, a veces se han visto mayores retrocesos tras retiradas drásticas de dinero como las de este semestre, aunque a largo plazo casi siempre acabó siendo un buen punto de entrada, como sucedió tras la crisis de 2008.

No se sabe si estas salidas de dinero implicarán más caídas en mercado. La experiencia no aporta una evidencia muy clara

"Vemos esta clase de sucesos como una oportunidad de inversión, sabiendo que en el corto plazo la irracionalidad llevará el timón hasta que las aguas vuelvan a su cauce y se produzca una normalización de la situación", explica Cubero. ¿Mejor esperar a entonces para entrar? No es tan sencillo, recuerdan los expertos, porque cuando desaparezcan las incertidumbres los precios ya lo habrán recogido y el dinero entrará tarde de vuelta.

"Si esperas a ver los petirrojos, la primavera habrá pasado". Escribió Warren Buffett en un famoso artículo publicado en 'The New York Times' que tituló 'Buy America. I am'. ¿Saben cuando lo escribió? En octubre de 2008, justo en lo peor de la crisis, justo cuando los inversores huían de la renta variable, como sucede ahora.

Eso sí, sólo hay una cosa clara: la volatilidad seguirá muy presente a corto y quizá a medio plazo. A quienes no tengan estómago para aguantar las curvas, quizá no les quede otra que seguir reduciendo su exposición al mercado... Si es que aún tiene algo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios