Una semana del Brexit... del miedo a la pesca de gangas en bolsa
  1. Mercados
crónica de bolsa

Una semana del Brexit... del miedo a la pesca de gangas en bolsa

Tal y como se mueven este viernes los mercados es difícil imaginar que hace exáctamente una semana parecía que había comenzado el fin del mundo

Foto: Bolsa de Amsterdam
Bolsa de Amsterdam

Tal y como se mueven este viernes los mercados, con suaves subidas en las principales bolsas europeas y el Ibex acomodándose por encima de los 8.200 puntos, es difícil imaginar que hace exactamente una semana parecía que había comenzado el fin del mundo. Por estas horas, los desplomes de los índices del Viejo Continente superaban el 10%, el mercado de bonos -salvo los considerados refugio como el Bund- se hundían, el Forex estaba patas arriba con la libra cayendo a plomo... Y es que el peor de los escenarios posibles se había hecho realidad esa madrugada: Reino Unido había votado 'sí' a abandonar la Unión Europea y nadie sabía qué iba a ocurrir a partir de ese momento.

Sin embargo, superado el shock, que apenas ha durado dos sesiones -viernes y lunes- las aguas parece que se han apaciguado. Las subidas del miércoles eran tomadas con alfileres con la idea de que se trataba de la entrada de inversores aprovechando el desplome de los precios para hacer algo de trading y recuperar dinero antes del cierre. No fue así y, de momento, parece que el rebote, aunque frágil, aguanta.

De hecho, antes del Brexit, varias firmas anunciaron que de producirse iban a aprovechar la liquidez que tenían para buscar oportunidades en un mercado de "ventas desordenadas" con "caídas de los precios de manera generalizada e injustificada", como ha sido el caso de Bestinver.

"La situación se está estabilizando. Al fin y al cabo, es verdad que hay incertidumbre pero se va a tardar bastante tiempo hasta ver los efectos del Brexit y cómo se lleva a cabo", explica Nicolás López, director de análisis de MG Valores.

Así, entre el viernes y el lunes, el Ibex 35 perdió un 13,9%, mientras que desde el miércoles ha recuperado más de un 6% y se ha alejado de esos mínimos del año para cerrar la semana en los 8.268 puntos. La misma trayectoria han llevado el resto de plazas del Viejo Continente, con peor comportamiento de los mercados italianos por el miedo a un mayor impacto dada la peor situación de su sistema financiero.

Eso mientras que la libra también ha experimentado cierta estabilización en la recta final de la semana, tras la devaluación de más de un 10% de su valor frente al dólar para caer a su nivel más bajo desde 1985.

Y es que "aunque los ánimos siguen exaltados entre los políticos y están a tortas en ambos grandes partidos a causa del Brexit, la City ha ido recuperando el tono vital y a ver el horizonte algo más despejado, porque los mercados bursátiles suben y la libra recupera terreno también", explica Ramón Morell de ETX Capital.

"No obstante, prevemos correcciones próximas derivadas de las tensiones que hay detrás, que podrían llevar a caídas de los mercados de bolsa de hasta un 3% o 4% antes de que haya otras subidas mayores. En el enfoque está ahora la reunión de la Fed de este mes de julio y la impresión generalizada de que aún podría abstenerse de subir los tipos dada la inestabilidad puntual que hay en el terreno financiero internacional.

En este sentido, aunque la lectura inmediata de una subida de tipos suele ser de desploma de las bolsas porque el dinero se va a la renta fija, también es cierto que si hay subida de tipos es porque la Fed interpreta que la economía es sólida y esto le da un estímulo a las empresas locales", concluye.

Los bancos, los más débiles

En este sentido, López añade que "si se estabiliza, lógicamente, este mercado es una oportunidad. Estamos en zona de mínimos anuales, el problema es que el mercado se ha dividido mucho. Claramente, el sector bancario y los valores más ligados a la economía están más tocados y los defensivos se han recuperado rápido y esto no es una señal muy tranquilizadora."

Prueba de ello es el comportamiento que ha tenido el gigante alemán Deutsche Bank, que se ha hundido a mínimo histórico y ha reavivado el temor a un copalso financiero tras cerrar el jueves en los 12,32 euros.

Si se estabiliza, lógicamente, este mercado es una oportunidad. Estamos en zona de mínimos anuales, el problema es que el mercado se ha dividido mucho

De hecho, una de las grandes incertidumbres sobre el futuro de la Unión Europea es cómo va a afectar el Brexit a su economía, que ya de por sí venía mostrando debilidad. En este sentido, mientras que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha avisado de que puede restar medio punto al PIB de la eurozona, S&P ha recortado un escalón el rating de la Unión Europea por el Brexit, desde 'AA+' a 'AA.

En cualquier caso, más allá de aquellos inversores que van a aprovechar para hacer trading a corto plazo en un mercado muy limitado, entrando entorno a los 8.000 puntos y saliendo hacia los 9.000 puntos, la tónica general que se ha impuesto es la de la prudencia. En este sentido, Bankinter, que ayer dio a conocer su estrategia para el tercer trimestre, asegura que "puesto que la situación post-referéndum es peor que la previa, actuamos en consecuencia reemplazando en nuestras Carteras Modelo (Acciones y Fondos) aquellos nombres con perfiles de riesgo más elevado por otros inferiores".

Eso mientras las miradas se dirigen a los bancos centrales, que vienen tiempo atrás avisando que están preparados para actuar con el fin de estabilizar la situación de un mercado estresado pero que todavía no han mostrado sus armas. Y es que, según considera el equipo de Ramón Forcada, "el Brexit es un evento político de alcance económico no elevado. Fuerza un cambio de contexto, pero su alcance en lo económico no parece realmente grave desde una perspectiva objetiva". Por este motivo, apuestan a que los bancos centrales suavizarán pero no neutralizará el impacto del Brexit.

Ibex 35 Brexit Unión Europea Miedo Reino Unido Inversores Sistema financiero Cotizaciones
El redactor recomienda