tras alcanzar máximos de diciembre

El mercado, en shock por el Brexit, vive otro viernes negro: la libra y las bolsas se hunden

El peor de los pronósticos, el menos esperado, comienza a tomar cuerpo. Reino Unido podría dejar de formar parte de la Unión Europea si el recuento del referéndum sigue así

Foto: Mercado de divisas (Reuters)
Mercado de divisas (Reuters)

Los mercados están viviendo un nuevo viernes negro en su historia y eso que el día no acaba más de empezar. El peor de los pronósticos, el menos esperado, se ha cumplido. Reino Unido dejará de formar parte de la Unión Europea después de la victoria del Brexit en el referéndum celebrado este jueves con un 52% de los votos. La reacción de los inversores no se ha hecho esperar y han encendido el modo pánico. La libra se desploma, los futuros de las bolsas se hunden, así como las principales plazas asiáticas, el yen y el oro, valores tradicionalmente considerados como refugio se disparan y el petróleo y el resto de materias primas caen a plomo, el interés del Bund alemán entra en negativo y registra el nivel más bajo de su historia.

[Reino Unido abandona lal UE: siga en directo la información del Brexit]

La libra cae a mínimos de 30 años

Como no podía ser de otra manera, el punto más caliente está siendo el mercado de divisas. La noche comenzaba con buen pie y, de hecho, la aparente victoria del Bremain llevaba a la libra a dispararse por encima de los 1,50 dólares. Pero eso ha resultado un espejismo y la euforia inicial ha dado paso al miedo extremo en una noche larga y de mucha volatilidad.

Y es que primero los resultados de Newcastle caían como un jarro de agua fría. Es verdad que ganaba la permanencia, pero por un margen tan estrecho (50,7% frente al 49,3%) cuando se esperaba una amplia victoria que hacía prever lo peor. En cuestión de minutos, la libra ha reaccionado con virulencia a la baja.

Era el preámbulo de lo que estaba por venir. Las votaciones no estaban yendo por el camino que descontaban los mercados. Después ha sido Sunderland la que ha dado la puntilla. El resultado en este área a favor del 'leave' ha sido mayor de lo esperado por los analistas con un 61% de los votos. Así, poco a poco la opción de ruptura con el bloque comunitario se ha ido poniendo en cabeza a medida que avanza el recuento.

Fuente Bloomberg
Fuente Bloomberg

Esto se ha trasladado a la libra en forma de huída masiva y se deja más de un 10% hasta los 1,33 dólares en la mayor caída de su historia para situarse en su nivel más bajo desde 1985. De hecho, este batacazo supera el descenso del 4,1% que vivió en 1992 en el llamado 'miércoles negro' cuando la libra se vio obligada a salir del mecanismo de cambio europeo. Tal es así que el portavoz económico de la oposición, John McDonnell, ha asegurado en la BBC que espera que el Banco de Inglaterra intervenga esta mañana para proteger la divisa británica.

Fuente: Bloomberg
Fuente: Bloomberg

[Libra esterlina: la historia de un declive secular]

De esta manera, los inversores miran cada vez con más preocupación hacia Reino Unido a medida que la ruptura con la Unión Europea gana terreno y han terminado de encender el modo risk-off en todos los rincones del mercado. En cuanto a la renta variable, los futuros de la bolsa de Londres registran fuertes caídas que superan el 9%, al igual que el Dax alemán y auguran el hundimiento de las principales plazas europeas. En Tokio el Nikkei cae más de un 7%. Entre las materias primas, mientras el barril Brent de referencia en Europa y el Texas estadounidese se hunden un 5%

Por el contrario, el yen, que tradicionalmente actúa como refugio, se dispara más de un 7% frente al euro hasta máximos de tres años y se cambia en 111. De hecho, ha subido un 2% en sólo 7 segundos tras conocer el resultado de Sunderland. "Estamos observando de cerca los movimientos del mercado de divisas", declaró a la prensa nipona el portavoz del ministerio de Finanzas de Japón, Masatsugu Asakawa, quien admitió que existe "volatilidad".

Fuente: Bloomberg
Fuente: Bloomberg

También como refugio están actuando el bono del Tesoro estadounidense, cuya rentabilidad se desploma un 18% y el japonés, que ve el interés caer un 39% hasta el -0,19%. Eso mientras el oro, se dispara un 5% hasta los 1.326 dólares.

En este sentido, los expertos esperan que los bancos centrales actúen ya. "Hay que asumir que esto es así y no hay marcha atrás", asegura a Cotizalia Ramón Morell, de XTB. "Estamos a la espera de ver qué hacen los bancos centrales porque, primero, trendrán que inyectar liquidez al mercado y segundo, dar confianza. No obstante, esto es difícil porque, ¿qué armas les quedan? Esperemos que tengan algún plan B pactado previamente", concluye.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios