CULPA AL GOBIERNO ESPAÑOL DE ESTE RETRASO

Euskadi desiste de su plan y aplaza 7 días el polémico regreso a las aulas desde este lunes

Erkoreka asegura que "no se quiere tensionar" a la comunidad educativa, que ha rechazado de forma mayoritaria el plan, ante la "incertidumbre jurídica que el Gobierno español no acaba de clarificar"

Foto: Un aula vacía con motivo del estado de alarma. (EFE)
Un aula vacía con motivo del estado de alarma. (EFE)

El Gobierno vasco se ha visto obligado a desistir de sus intenciones de abrir las aulas desde este mismo lunes día 18 de mayo de cara al regreso gradual a la actividad docente presencial de 90.000 alumnos ante el rechazo mayoritario de la comunidad educativa por la "falta de garantías de salud", y la ausencia a día de hoy del marco jurídico por parte del Gobierno español para posibilitar que Euskadi lleve a cabo una medida que no se contempla en la fase 1 del plan de desescalada diseñado para el conjunto de España.

El regreso a las aulas se retrasa una semana, al 25 de mayo, según ha anunciado este jueves el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, que ha justificado este aplazamiento de siete días para "no tensionar más a la comunidad educativa" ante la "incertidumbre jurídica" que existe en estos momentos, "un jueves a las dos del mediodía", y que "el Gobierno español no acaba de clarificar". En este escenario, ha asegurado que es "oportuno y pertinente" retrasar una semana el calendario establecido para la vuelta a las aulas porque "no se quiere generar una tensión y una dificultad que se puede evitar".

El plan del Departamento vasco de Seguridad contemplaba la llegada a las aulas este próximo lunes de los primeros alumnos para completar el final de curso académico de forma presencial, correspondientes a los escolares de 2º de Bachillerato, de FP superior y los de 2º de los grados Medio y Básico, quienes precederían a los matriculados en 4º de la ESO, 1º de Bachillerato y 1º de FP de grado Medio, que retornarían a clase una semana después, el día 25. Ahora, este calendario se retrasa una semana a la vista del mayoritario rechazo del ámbito educativo, con la unidad de acción de los cinco sindicatos con presencia en el sector –ELA, LAB, CCOO, UGT y Steilas–, que a día de hoy mantenían su frontal oposición a la vuelta desde este lunes por no existir garantías de salud para el alumnado y el profesorado, con la amenaza de plante por parte del profesorado.

Algunos centros ya habían anunciado que no iban a abrir sus puertas el lunes al creer "prematuro" este regreso al no existir "plenas garantías" para la salud

Las medidas establecidas por el Gobierno vasco dentro de su plan de regreso a las aulas en este fin de curso académico marcado por el cese de la actividad docente desde mediados de marzo por el avance del coronavirus, y que contempla el uso obligatorio de mascarillas en los centros para los estudiantes, profesores y demás profesionales, no habían convencido a la comunidad educativa, que se oponía a un plan que unía en su rechazo a los sindicatos, asociaciones de estudiantes y familias, la Federación de Ikastolas y la principal patronal de la escuela concertada, Kristau Estola, entre otros agentes. A la vista de la fuerte oposición al plan de regreso gradual a las aulas, presentado el pasado jueves –apenas once días antes de la apertura de las aulas programada– la Consejería que lidera Cristina Uriarte había dado marcha atrás esta semana a su planteamiento inicial al otorgar libertad a cada centro para decidir cómo y cuándo llevar a cabo este regreso y abrir incluso la puerta a las familias a oponerse a una vuelta a las aulas concebida con carácter "no voluntario".

Pero esta libertad de acción otorgada a cada centro escolar no hizo sino generar más rechazo entre la comunidad educativa, con los sindicatos denunciando la actitud "aún más irresponsable" que supone dejar el retorno a las aulas a decisión de cada colegio. De hecho, algunos centros educativos ya habían anunciado que no iban a abrir sus puertas este lunes al considerar "prematuro" este regreso a la actividad docente presencial al no existir a día de hoy "plenas garantías" para la salud de los alumnos y profesores.

Erkoreka culpa del cambio de planes a la inacción del Gobierno español, que "no acaba de clarificar" la "incertidumbre jurídica" sobre el regreso a las aulas

En todo caso, pese al amplio rechazo existente en el ámbito educativo, el Gobierno vasco culpa a la inacción del Ejecutivo español de este cambio de planes. Erkoreka ha justificado esta decisión de retrasar una semana el calendario de regreso a las aulas en la "incertidumbre jurídica" que existe a día de hoy, a escasos cuatro días de la prevista apertura de los colegios, para posibilitar una medida no contemplada dentro de las actividades que se pueden realizar en la fase 1 de desescalada para el conjunto de España y que "no acaba de clarificar" el Gobierno de Pedro Sánchez. El Ejecutivo de Iñigo Urkulllu se ampara para abrir las aulas en la “cogobernanza pactada" con el Estado para posibilitar la prórroga del estado de alarma, y que les da cobertura para adoptar decisiones en el ámbito de la educación durante la vigencia de la emergencia sanitaria, si bien es preciso que el Gobierno español faculte la arquitectura jurídica precisa. Por ello, el propio Erkoreka había urgido el martes al Ejecutivo de Sánchez a dotar al País Vasco del "espacio autónomo" acordado en materia educativa.

El lehendakari Iñigo Urkullu y la consejera de Educación, Cristina Uriarte. (EFE)
El lehendakari Iñigo Urkullu y la consejera de Educación, Cristina Uriarte. (EFE)

"En el ámbito educativo, lo acordado con el Gobierno central no se ha traducido en una norma jurídica clara y viable que concrete el alcance y contenido de los términos en los que la Comunidad Autónoma pueda desarrollar su planteamiento específico", ha lamentado este jueves el portavoz del Ejecutivo de Vitoria al ser interpelado por el plan de regreso a las aulas en una comparecencia para valorar la reunión mantenida por el lehendakari con los partidos con representación en el Parlamento Vasco para abordar la convocatoria de elecciones en julio. A este respecto, ha censurado que la "interlocución intensiva" con el Ejecutivo de Sánchez a lo largo de esta semana no ha dado sus frutos y ha impedido "fijar los términos en los que se pueden desarrollar las condiciones ya pactadas para actuar con autonomía en el ámbito educativo", al contrario –según ha subrayado– que lo que ha ocurrido en materia de movilidad y cultura y deporte.

Visto el escenario que existe a las 14.00 horas de este jueves, ha remarcado que es "oportuno retrasar el calendario inicialmente establecido para el proceso de apertura de las aulas del 18 al 25 de mayo", ya que, como ha reprochado al Ejecutivo de Sánchez, no acabar de clarificar la incertidumbre jurídica es "tensionar" a la comunidad educativa. En su argumentación, Erkoreka no ha aludido al rechazo generalizado de la comunidad educativa al plan y ha apuntado únicamente a la inacción del Ejecutivo español para justificar la decisión de posponer siete días el regreso a las aulas con respecto a las previsiones iniciales. "Los términos, los acuerdos, están pactados con el Gobierno y, sin embargo, la plasmación jurídica no se ha producido", ha incidido en sus reproches.

A este respecto, ha aludido a que el martes, cuando urgió al Gobierno a aprobar esta cobertura jurídica el día en el que Educación mantuvo un encuentro con los sindicatos para abordar el regreso a las clases con garantías, "todavía había tiempo razonable para poder organizar la vuelta a las aulas a lo largo de dos días". Pero –como ha recalcado– "a la altura a la que estamos, sin todavía concreción jurídica, lógicamente no estamos en condiciones de ofrecer a la comunidad educativa las garantías jurídicas que venía exigiendo y preferimos posponer una semana la propuesta inicial y poder trabajar a lo largo de la próxima semana con más tranquilidad y sosiego, y planificar el regreso de manera más razonable y pausada".

Euskadi dice que las garantías sanitarias ya "están recogidas" en el protocolo remitido, y que obliga al uso de mascarillas, pero los sindicatos lo rechazan

El Gobierno vasco defiende que las garantías sanitarias que reclama la comunidad educativa ya "están recogidas" en el protocolo remitido a los diferentes agentes con las medidas a ejecutar en los centros –uso obligatorio de mascarillas, distancia de 1,5 metros entre cada puesto escolar, entradas y salidas de manera escalonadas, diferentes turnos en el patio o un horario intensivo de cinco horas en los colegios–, si bien los sindicatos rechazan que a día de hoy existan condiciones para volver a las aulas sin poner en riesgo la salud del profesorado y alumnado. De hecho, ayer volvieron a insistir en su oposición a volver a las aulas este lunes.

Pese a ello, Erkoreka entiende que las únicas condiciones que no se cumplen son las jurídicas, sin que "exista certeza que se puedan concretar en las próximas horas". En todo caso, ha dejado constancia de que "aún en el supuesto de que mañana mismo se pudieran concretar los términos jurídicos en los que el País Vasco podría establecer un marco singular en el ámbito educativo sería ya tarde para convocar a los centros a una reapertura para el próximo lunes". De este modo –ha zanjado– "no es conveniente someter a más tensión a la comunidad educativa".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios