Euskadi abrirá las aulas desde el día 18 para la vuelta de 90.000 alumnos con mascarilla
  1. España
  2. País Vasco
el regreso a las clases será obligatorio

Euskadi abrirá las aulas desde el día 18 para la vuelta de 90.000 alumnos con mascarilla

El plan del Gobierno vasco contempla el regreso escalonado a las clases en apenas once días de los primeros escolares, de 2º de Bachillerato y FP, si bien cierra los colegios para menores de seis años

Foto: Euskadi abrirá las aulas desde el día 18 para la vuelta de 90.000 alumnos con mascarilla
Euskadi abrirá las aulas desde el día 18 para la vuelta de 90.000 alumnos con mascarilla

El plan de desescalada diseñado por el Gobierno de Pedro Sánchez de cara al regreso a la nueva normalidad ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus no ha cambiado el paso en el ámbito educativo del Ejecutivo vasco, que mantiene inalterable su plan de regreso a la actividad docente presencial en aquellos niveles educativos considerados "especialmente sensibles", que avanza a diferente ritmo que el planteado por el Estado. De hecho, se prevé abrir las aulas en apenas unos días, a partir ya del día 18 de mayo, cuando retomarán sus clases los alumnos de 2º de Bachillerato y los matriculados en FP superior y los de 2º de los grados Medio y Básico.

Serán los primeros escolares en retornar a clase, según se establece en el planteamiento establecido por el Gobierno vasco y que contempla el regreso escalonado durante el mes de mayo a la actividad docente presencial de unos 90.000 alumnos de cara a completar el final del curso académico en las aulas. Siempre que "la situación sanitaria lo permita", los colegios y centros de FP abrirán sus puertas en apenas 11 días para posibilitar la llegada de los primeros escolares, quienes precederán al alumnado de 4º de la ESO, 1º de Bachillerato y 1º de FP de grado Medio, que retornarán a las aulas una semana después, el día 25.

Foto: Euskadi planea la vuelta a las aulas desde 4º de ESO y repeticiones de forma excepcional

A expensas de contar con el visto bueno del Ejecutivo español, la vuelta a las aulas planteada por el Gobierno vasco a partir de 4º de la ESO por ser considerados cursos "esenciales" y "críticos" en materia pedagógica —para promocionar a estudios superiores u obtener un título— tiene carácter obligatorio, si bien se analizarán situaciones "excepcionales" que se den por motivos sanitarios en las unidades familiares para eximir a algunos alumnos del regreso a las clases presenciales. Pero, "por norma general", la vuelta se ha planteado "no de forma voluntaria" para todo el alumnado de estos cursos.

Así lo ha asegurado la consejera de Educación, Cristina Uriarte, en la presentación de la hoja de ruta diseñada por el País Vasco para el retorno de parte de los estudiantes a las clases presenciales durante el presente curso, y que no contempla la reapertura de los colegios para los menores de seis años cuyos padres se vean obligados a trabajar de forma presencial, como contempla el Gobierno español dentro de su plan de desescalada por fases. Al respecto, la titular de Educación vasca ha remarcado que en estos momentos la prioridad es primar el regreso a las clases de los cursos "más sensibles", por lo que ha descartado la vuelta a las aulas de los cursos por debajo de 4º de la ESO con el argumento de "primar la seguridad de los alumnos más pequeños". A los escolares que no regresen a las aulas —ha remarcado— se les mantendrá un "estrecho contacto" desde los centros vía on-line de cara a su formación pedagógica y a la evaluación final del curso.

El regreso a las clases tiene carácter "obligatorio", si bien se atenderán a las situaciones "excepcionales" que se den por motivos sanitarios en las familias

La vuelta a las aulas, se realizará, en todo caso con limitaciones y bajo estrictas normas a cumplir, como la obligatoriedad del uso de las mascarillas para todo el personal, ya sean estudiantes, profesores y demás trabajadores de los recintos escolares. Todos ellos deberán utilizar este método de protección mientras permanezcan en el interior de los colegios. Es una de las medidas decretadas para garantizar con plenas garantías la seguridad y salud del alumnado, del profesorado y del resto de profesionales del ámbito educativo, lo que implicará igualmente la organización de las entradas y salidas de manera escalonada por parte de los centros, el establecimiento de diferentes turnos en el patio pera evitar que todo el alumnado coincida a la misma hora y la fijación de entradas unidireccionales en el caso de que los recintos dispongan de dos accesos.

Asimismo, se ha impuesto un horario intensivo de cinco horas en los colegios y la necesidad de guardar una distancia mínima de 1,5 metros entre cada puesto escolar, pese a que el Gobierno vasco amplía hasta los dos metros la distancia a guardar con carácter general en el quehacer diario de los ciudadanos. A este respecto, Uriarte ha defendido la distancia fijada en las aulas porque el uso obligado de las mascarillas "reforzará" la seguridad de cara a evitar contagios durante las clases. En aras a la "priorización de medidas de salud y seguridad", ni el transporte escolar ni el servicio complementario de comedor serán restablecidos en este final de curso, según determina el plan del Gobierno vasco para el retorno presencial a las aulas, y que ha sido presentado cuando Euskadi aún se encuentra en la fase cero de la desescalada por cuatro etapas prevista por el Ejecutivo español.

Se ha impuesto un horario intensivo de cinco horas y la necesidad de guardar una distancia mínima de 1,5 metros entre cada puesto escolar

De cara al próximo curso, Uriarte ha rehusado valorar el planteamiento de la ministra de Educación, Isabel Celaá, quien fuera su antecesora en esta cartera en el Gobierno vasco, de limitar a la mitad la capacidad de las aulas en el nuevo curso escolar en septiembre si no se tiene una vacuna contra el covid-19 por no tener "ningún conocimiento de cuál es la propuesta que se baraja al respecto" más allá de lo publicado por los medios de comunicación. En este sentido, ha asegurado que la próxima semana hay convocada una conferencia sectorial de Educación en la que espera que se informe de esta propuesta, aunque, de momento, "no tenemos ni siquiera el orden del día". Por lo tanto, "poco puedo aportar al respecto", ha zanjado.

Además, ha remarcado que el inicio del curso en septiembre, aunque parece que "está cerca", queda ahora "hasta cierto punto lejos" y, "en estos momentos, nuestra principal preocupación y la que estamos priorizando es cómo acabar este curso escolar" con el plan de regreso a las aulas que esta mañana ha presentado a los diferentes agentes que componen el sistema educativo vasco —asociación de direcciones de centros públicos, patronales educativas, asociación de familias, sindicatos y Consejo Escolar de Euskadi— durante una reunión por videoconferencia. "Veremos cómo puede ser ese retorno en septiembre, que va a ser en función de la evolución de los casos de covid y en función de lo que marque Salud. Nuestra esperanza y deseo es que vuelva todo el sistema escolar y habrá que ver si en plena normalidad o en unas condiciones específicas", ha aseverado.

Foto: Por qué hay países en los que es mejor abrir escuelas pese a arriesgarse a un brote

No obstante, sí se ha posicionado en contra del planteamiento del Ministerio de Educación de reabrir los colegios antes del verano para los menores de seis años y que ha provocado el rechazo desde diferentes ámbitos educativos. Ha afirmado que esta propuesta del Gobierno español está concebida como una "ayuda a la conciliación familiar" y, en este sentido, ha apuntado que este servicio "asistencial" puede ofrecerse en su caso en las 'haurreskolak' —las escuelas infantiles públicas— al ser unos espacios "acotados en cuanto a número de alumnos y con unas características y un servicio muy estricto". De este modo, la previsión es abrir estos centros durante los últimos días de mayo o comienzos de junio "en unas condiciones muy específicas y a unos colectivos muy determinados, es decir a familias de servicios esenciales que tengan familiares dependientes a su cargo", y siempre en función de las "condiciones de salud". En todo caso, como planteamiento general, ha rechazado abrir los colegios a los alumnos de hasta seis años con base en criterios de garantizar la seguridad y la salud de los más pequeños "y también de las familias".

Coronavirus Pandemia Noticias de País Vasco Educación Alumnos Colegios Estudios superiores
El redactor recomienda