EL GOBIERNO DESCARTA UN 'NUEVO IFEMA'

Euskadi niega la alerta del personal sanitario: "No estamos saturados, ni muchísimo menos"

Replica ante la advertencia de profesionales de que los hospitales están al límite de que desde "hace ya varias semanas" existe un "plan específico de camas de UCIs" de cara a "las próximas semanas"

Foto: Una persona camina con mascarilla por el acceso al hospital de Txagorritxu. (EFE)
Una persona camina con mascarilla por el acceso al hospital de Txagorritxu. (EFE)

El último balance de la expansión del coronavirus en España sigue situando al País Vasco como la tercera comunidad española más afectada por la pandemia después de Madrid y Cataluña con un total de 1.725 contagios y 85 fallecimientos tras los 260 positivos y las 14 muertes registradas en las últimas 24 horas. Con la curva de la epidemia avanzando un día tras otro a la espera de que se alcance el pico en un plazo sin cuantificar, el personal sanitario advierte de que la situación se encamina a un punto crítico con los hospitales “desbordados” y “al límite”.

“La situación empeora cada día”, alertan los profesionales entre la creciente alarma que existe por la falta de material básico de protección para atender a los enfermos con seguridad, según denuncian numerosas voces sanitarias sin haber superado todavía el fallecimiento de una enfermera vizcaína e 52 años por el Covid-19 que se contagió en el hospital de Galdakao mientras se ocupaba del cuidado de un enfermó con esta patología que finalmente perdió la vida.

Sin embargo, el complicado panorama que dibuja la plantilla del Servicio Vasco de Salud Osakidetza con las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales al límite contrasta con el diagnóstico que ofrece a día de hoy el Gobierno de Vitoria. “No estamos saturados, ni muchísimo menos”, ha aseverado este sábado el director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria, Mikel Sánchez, en la comparecencia diaria del Ejecutivo de forma telemática para informar de la evolución del coronavirus en Euskadi.

La última fotografía de la afección del Covid-19 refleja la existencia de 648 personas hospitalizadas en Euskadi, de las que 310 se encuentran en Vizcaya, 254 en Álava y 84 en Guipúzcoa. Del conjunto de ingresados, 71 permanecen en la UCI, de los que 31 se encuentran en el hospital de Txagorritxu de Vitoria, que alberga al mayor número de contagiados hospitalizados con gran diferencia respecto a los demás complejos sanitarios –254 frente a los 93 de Cruces, 90 de Galdakao o 69 de Basurto–.

En Euskadi hay 648 personas hospitalizadas por Covid-19, de las que 71 están en la UCI: El Gobierno vasco descarta hacer distinciones con los enfermos

El complejo sanitario vitoriano ha tenido que acondicionar la mayoría de sus plantas e instalaciones para acoger al incesante ritmo de hospitalizados con coronavirus y ampliar los espacios dedicados a la UCI, que se encuentran a tope y con “urgentes” necesidades de respiradores, entre otro material demandado. Las Urgencias además, no dan abasto, con los diferentes ‘boxes’ ocupados y la sala de espera repleta de sospechosos de estar contagiados.

No obstante, el Gobierno vasco entiende que ni Txagorritxu ni el resto de hospitales están “saturados”. Todo lo contrario, como ha evidenciado Sánchez, se considera que todavía se está lejos de la congestión en las unidades de cuidados intensivos. Para ello, se ampara en que el Departamento vasco de Salud tiene “preparado desde hace ya varias semanas una reorganización, un plan específico de camas de cuidados intensivos, camas críticas que nos están permitiendo incrementar notablemente nuestra capacidad para poder hacer frente en lo posible a escenarios que nos puedan llegar en las próximas semanas”. Por ello, ha rechazado que se contemple en Euskadi como escenario el hacer distinciones con los enfermos y derivar a la UCI solo a aquellos pacientes con mayor esperanza de vida. “No contemplamos este escenario. De hecho, todos los esfuerzos que venimos realizando desde hace tiempo van encaminados a evitar este tipo de situaciones”, ha subrayado.

Esto hace que el Gobierno vasco no contemple seguir los pasos de la Comunidad de Madrid, que se ha visto forzado a habilitar un hospital de campaña con 5.500 camas de hospitalización y UCI en el recinto ferial de Ifema con la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) tras un acuerdo con el Ministerio de Sanidad. “Confiamos en nuestra capacidad”, ha aseverado Sánchez.

En todo caso, el Gobierno vasco tiene “previsto trabajar en diferentes escenarios” ante la posibilidad de un pico incontrolado de la pandemia y, por ello, asegura que ha “identificado diferentes infraestructuras” en Álava, Vizcaya y Guipúzcoa que pueden ser utilizadas “en caso de necesidad”. A este respecto, ha admitido que se contempla la posibilidad de habilitar hoteles como alojamientos para que el personal sanitario no permanezca en contacto diario con sus familias en aras a evitar posibles contagios. De hecho, ya se tienen “identificados” varios establecimientos en los tres territorios vascos que “pueden servir para dar respuesta a esta demanda si lo requiere el personal”.

El Gobierno asegura que ha "identificado diferentes infraestructuras" en los tres territorios vascos que pueden ser utilizadas "en caso de necesidad"

Para calmar la alarma entre el personal sanitario tras el fallecimiento el pasado miércoles de Encarni, la primera profesional que perdió la vida en España por coronavirus, el Gobierno vasco anunció ayer que ya había comenzado a distribuir entre la red sanitaria de Osakidetza 400.000 mascarillas y 3.000 batas. Sin embargo, profesionales y sindicatos han denunciado que sigue sin llegar el material necesario para la protección personal. “Si no se rectifica con los EPIs [equipos de protección individual], habrá muchas más muertes”, ha advertido Mari Cruz González, delegada de UGT de prevención en el hospital de Galdakao, donde trabajaba la enfermera fallecida.

Ante esta exigencia, Sánchez ha insistido este sábado en que la falta de material no es una cuestión de voluntad o económica, ya que la falta de distribución “es un problema que sufre la totalidad de Europa”. Sin embargo, ha anunciado que en “los próximos días” llegarán nuevos pedidos, los cuales “sin duda van a contribuir a garantizar esta protección, que es realmente importante”. Igualmente, ha señalado que se va a reforzar el material sanitario destinado a los trabajadores del ámbito sociosanitario para que las condiciones de protección sean “las máximas”.

A este respecto, el lehendakari Iñigo Urkullu ha asegurado que se está “haciendo lo posible y lo imposible” para que el suministro de material sanitario se pueda “garantizar y sostener a lo largo del tiempo”. Así lo ha afirmado tras visitar a primera hora de este sábado al equipo profesional que trabaja en el Centro de Coordinación del Consejo Sanitario en Txurdinaga, un servicio de atención no presencial que prestan profesionales de enfermería en cualquier momento del año y que estos días están trabajando sin descanso ante la situación generada por el avance del coronavirus.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios